Reflexiones sobre la costeñidad

Reflexiones sobre la costeñidad

La costeñidad es el sistema de creencias y tradiciones que nos caracteriza a los caribeños, a los que tenemos no solo esa herencia de la Costa, sino del Caribe

Por: Iván David Correa Acosta
febrero 20, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Reflexiones sobre la costeñidad
Fotografía: Archivo particular

Esta semana, casi que por casualidad vi un video del célebre filósofo y escritor David Sánchez Juliao, conocía de su existencia, pero nunca me había detenido a ver sus videos de las distintas conferencias que realizó. Tal vez el video más celebre y uno por los cuales es reconocido es el de una conferencia que dictó en la Universidad de su natal departamento, Córdoba. En medio de la charla, en medio de los múltiples conceptos que abordó, abordó dos que me parecieron tremendamente particulares y que los abstraje de inmediato: La Costeñidad y la Afirmación Cultural.

Pero a ver, después de todo, que es la costeñidad, se dirán muchos. La costeñidad es el sistema de creencias, tradiciones, todo ese andamiaje cultural que nos caracteriza a los caribeños, a los que tenemos no solo esa herencia de la Costa, sino también del Caribe. A esa fusión que tenemos entre el indígena, el negro, el blanco y el árabe, una mezcla variopinta de culturas y sistemas que nos llevan a la amalgama que somos hoy.

David hacía hincapié en la necesidad de recorrer esas tradiciones y aprehenderlas, tratar de siempre llevarlas consigo, así vayamos a Australia y de que nunca las perdamos. La misma cosmovisión de la costeñidad nos diferencia por completa de la bogotanidad o de la antioqueñidad, que también son andamiajes culturales y simbólicos que se encuentran en un todo aún más concreto que es la Colombianidad.

Para pasar de lo etéreo a lo clave, es importante tener en cuenta el concepto de la Afirmación cultural, que es la revalidación de ese sistema en nuestro sentir, la noción de nunca perder nuestras raíces y de imprimir nuestra cosmovisión a donde vayamos sin necesidad de imponerla, pero sí para crear una simbiosis sin perder de vista lo que somos y el orgullo de lo que somos.

Colombia al ser un país de regiones, un país en donde convergen un sinnúmero de expresiones culturales, de sistemas presentes desde los tiempos precolombinos, es un país pluricultural e intercultural. Es aquí donde la costeñidad, que tampoco es un todo, ya que de ella se desglosan mil contrastes entre el Cesar y Córdoba, entre Bolívar y la Guajira, puede converger e incluso generar una amalgama entre dos cuerpos y expresiones distintos.

David, más allá de las analogías entre el ala que usan los cachacos y el ajá cuadro de los costeños, lo que da a entender en esa conferencia es que nos sintamos orgullosos de ser lo que somos, de que esos sistemas culturales pervivan por generaciones ante tantas afectaciones que permite la globalización, tantos anglicismos y oleadas de apropiación cultural que afectan el libre desarrollo de la Costeñidad. Ante todo, y más que nunca, la Costeñidad, la Antioqueñidad, la Caleñidad, deben perdurar, pervivir y presenciar el orgullo de lo que somos, el orgullo de sus creaciones, y principalmente el orgullo de lo que es, es simplemente nuestra esencia, nuestra alegría.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible:

Talento Visible: "¿Y vos por qué creés que no puedo ser gerente?"

Nota Ciudadana
Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--