Opinión

Que se acabe pronto

El 2016 ha sido un bisiesto con todos los problemas que su condición indica. Habrá que rogar para que, en los días que restan, no sucedan cosas peores

Por:
noviembre 18, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Por si no lo recordamos, este es un año bisiesto con 29 días en febrero, es decir un día más para que todo salga mal. Y a fe que el 2016 ha sido bien bisiesto, con múltiples problemas como su condición lo indica.

Han sucedido hechos nacionales e internacionales de gran confusión, cosas que alteran el equilibrio mundial y la tranquilidad nacional, además de algunas grandes tragedias naturales. Situaciones inesperadas para las que no se tenían alternativas. El brexit en Inglaterra fue una de esas circunstancias. Los resultados de la consulta popular estremecieron la Unión Europea y el nuevo gobierno todavía no se tiene un plan claro para retirarse de una comunidad que se había convertido en modelo mundial.

Ni hablar de lo que nos pasó con nuestro plebiscito, una gran frustración por la derrota en las urnas y las repercusiones en el proceso de paz. Habíamos cantado victoria anticipada y los votos por el no cayeron como agua fría sobre el entusiasmo de La Habana. Ahora junto con el nuevo acuerdo llegaron los nuevos desacuerdos que auguran un difícil camino para la nueva refrendación. Adicionalmente, la anunciada negociación con el ELN no arranca.

Por supuesto en esa retahíla de fracasos, está la elección de Trump en el cargo más poderosos del mundo. Lo que se viene a partir de enero, cuando cambian a Obama por un fanático de derechas, será pura incertidumbre tanto al interior de los Estados Unidos, como en el resto del mundo. Basta imaginarnos la deportación de tres millones de personas para saber que se producirá una crisis como la de la inmigración africana a Europa, pero al revés.

El tema de los inmigrantes en este año bisiesto ha adquirido proporciones demenciales, no sólo por la cantidad de vidas perdidas en el Mediterráneo, sino por la reacción homofóbica que se extiende por el Viejo Continente y contagia a otros territorios como ya se vio en la elección americana.

 

En estos 366 días las condiciones de autoritarismo
del régimen de Maduro y desabastecimiento para el pueblo,
se han agudizado

 

En nuestro vecindario, la situación de Venezuela empeora. Por supuesto no todo ha sucedido dentro del año bisiesto, pero en estos 366 días las condiciones de autoritarismo del régimen de Maduro y desabastecimiento para el pueblo, se han agudizado. Con la intervención de la comunidad internacional, en especial del Vaticano, se instauró una mesa de diálogo que no ha producido los resultados esperados. El tiempo corre y la agitación de la oposición puede desembocar en más y mayores confrontaciones.

Y en cuanto a regímenes autoritarios se lleva el premio Bashar Al Asad un tirano que ha devastado a su propio pueblo, con la ayuda de Putin y la indiferencia internacional. Lo único que podría hacer peor esta guerra, desde el punto de vista humanitario, es que llegue Trump a “ayudar” a resolver el tema.

 

Esperanza fallida, la Selección Colombia,
un equipo inflado de expectativas

 

Ah y en nuestras esperanzas fallidas, está contribuyendo de manera significativa la Selección Colombia, un equipo inflado de expectativas, con un director técnico que parece haber perdido su capacidad para diseñar estrategias ganadoras.

Mejor dicho, con esta lista de eventos catastróficos no tenemos muchas esperanzas sobre lo que pueda suceder en el año 2017, que debería ser “normalito”. Nos queda rogar para que, en los días que le restan a este 2016, no sucedan cosas peores. Para empezar que el presidente Santos salga bien librado de sus exámenes médicos y que la guerrillerada de las Farc no decidan hacer las fiestas de Navidad a punta de fuegos no artificiales.

 

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

 

-Publicidad-
0
418
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Matador, ¿machista?

Matador, ¿machista?

“Mi única obsesión es la verdad”

“Mi única obsesión es la verdad”

Revocar congresos

Revocar congresos

Greta Thunberg, ¿diosa o diabla?

Greta Thunberg, ¿diosa o diabla?

Amazonía y Chile: Bolsonaro, Trump y Uribe

Amazonía y Chile: Bolsonaro, Trump y Uribe

Este oficio nuestro

Este oficio nuestro

País de Asesinos

País de Asesinos

¿Cambiar el ICBF o cumplir la Ley?

¿Cambiar el ICBF o cumplir la Ley?