Petro en China
Opinión

Petro en China

El presidente puede encontrar inversiones en muchos campos, a condición de abandonar la pretensión discutir y aprobar la ampliación subterránea del metro de Bogotá

Por:
octubre 10, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

El próximo viaje del presidente Petro a China tiene una extraordinaria importancia. En primer lugar, porque confirma la amplitud de su política internacional que contrasta con la proverbial estrechez de la política internacional colombiana, que privilegiaba hasta el punto de bordear la servidumbre las relaciones con Estados Unidos y con sus socios de la vieja Europa alineados incondicionalmente con él. Petro no ha desdeñado estas relaciones, tal y como lo prueban los viajes oficiales que realizados durante su primer año de gobierno a ambos destinos. Pero ha entendido que unas relaciones demasiado estrechas deben ser reequilibradas con un viaje a China.  

Es un hecho que el mero viaje de Petro a China es una reafirmación de la independencia y la soberanía de Colombia en una coyuntura internacional en la que Washington se encuentra en plena campaña urbi et orbi de demonizar al gigante asiático y de imponerle duras sanciones económicas que tienen como objetivo último obstaculizar su desarrollo e impedir o por lo menos limitar gravemente su acceso al mercado mundial. Son de sobra conocidos los documentos estratégicos y las declaraciones hechas por muy importantes líderes políticos norteamericanos, incluidos obviamente sus presidentes, que caracterizan a China como el único país con capacidad de desafiar su actual dominio de la economía mundial. El país subdesarrollado de hace cincuenta años se ha transformado en una impresionante potencia económica, científica y técnica que ha igualado a la de los Estados Unidos de América y en un número significativo de casos ya la ha superado.


El mero viaje de Petro a China es una reafirmación de la independencia y la soberanía de Colombia cuando Washington se encuentra en plena campaña urbi et orbi de demonizar al gigante asiático


Consciente de que si la economía y el comercio mundial siguen su curso actual es inevitable que China la relegue muy pronto a un segundo lugar en todos los sentidos, los Estados Unidos en vez de resignarse ha decidido emplear la fuerza para revertir el proceso. En primer lugar, dando órdenes a sus formidables fuerzas militares de convertir a la “región Indo pacífico” en su principal objetivo estratégico, dando así paso al notable incremento del número y la fortaleza de sus bases militares en la misma y a la multiplicación de desafiantes ejercicios aéreo navales en dichos océanos. Los más arriesgados y mas provocadores son los realizados en las aguas del Estrecho de Taiwán que, sumados a la política de rearmar a las fuerzas armadas taiwanesas, violan flagrantemente el principio de “una sola China”, incluido en los acuerdos que permitieron el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y la República Popular China y la incorporación de esta última al Consejo de Seguridad de la ONU.

El incremento del cerco militar a China ha estado acompañado con una aún más impresionante campaña mediática que lo justifica con el argumento de que el gigante asiático es una grave amenaza no solo para los países vecinos sino para el mundo entero. Argumento que resulta poco convincente cuando es esgrimido contra el país que desde el fin de la guerra de Corea en 1953 no ha enviado sus tropas a combatir más allá de sus fronteras, por el país que desde dicha fecha ha enviado en numerosas ocasiones sus fuerzas armadas a combatir a miles de kilómetros de las suyas. A la propia Corea, al Líbano, la República Dominicana, el Vietnam, Panamá, Haití, Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia y Siria. China es el primer socio comercial de Brasil, Chile y Argentina y a Washington no se le ha ocurrido mejor respuesta que sumar a las bases militares ya existentes en nuestro continente, otras nuevas en Argentina, Paraguay y Perú, sin olvidar la conversión del refugio natural de isla Gorgona en una base aeronaval. Habría que recordarle a Washington que uno puede hacer muchas cosas con las bayonetas, menos sentarse en ellas.

Petro con su viaje a China hará algo más que poner en práctica quizás sin saberlo el consejo que una vez me dio un directivo de la Fundación Ebert: “El principio de la independencia pasa por multiplicar las dependencias”. También se va a encontrar con un país muy sensible a sus reiterados llamamientos a combatir el cambio climático. De hecho, China lleva años aplicando una política de reducir progresivamente su dependencia del carbón y el petróleo, potenciando el uso de las energías alternativas. Actualmente es el primer productor mundial de paneles solares y su planta de fincas solares mide centenares de kilómetros cuadrados. Además, es el primer productor de coches eléctricos y en medio siglo ha multiplicado por 20 la extensión de su red ferroviaria e incorporado al transporte público de megalópolis como Beijing y Shanghái unas modernísimas redes de metro.

Petro puede encontrar asesorías e inversiones en todos estos campos, a condición de abandonar por descabellada la pretensión de obligar a las autoridades chinas a discutir y aprobar la ampliación subterránea del metro de Bogotá. Este es un asunto que se trata otro nivel y con otros tempos y que seguramente tendrá mejor solución si previamente Colombia se incorpora la Iniciativa de la Franja y Ruta, como ya lo han hecho numerosos países de Asia, África y América Latina. Gracias a esta incorporación nuestro país podrá aumentar muchísimo las posibilidades de expandir y mejorar notablemente su precaria red de ferrocarriles y metros.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Las instituciones democráticas en manos de sediciosos

Las instituciones democráticas en manos de sediciosos

El ecologismo es por fuerza pacifista

El ecologismo es por fuerza pacifista

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--