Mayo del '68: el descontento que se transformó en un ensayo para una nueva sociedad

Ese mes transformó ideas y valores morales, no cambió el poder ni el sistema, pero fue la bandera de lucha de derechos civiles, el antinuclearismo y antibelicismo

Por: Manuel de cristo Diaz Salgado
mayo 12, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Mayo del '68: el descontento que se transformó en un ensayo para una nueva sociedad
Foto: Wikimedia / Cortesía

Contrario a las leyes de Newton, los agitadores parisinos de mayo del 68 consideraban que las acciones no traían reacciones sino creaciones. Este lema resultó inspirador para los estudiantes que no buscaban llegar al poder, sino que querían un cambio en la sociedad francesa, especialmente la reivindicación de libertades en la esfera privada, cuestionando el aspecto público.

Los hechos de la revuelta estudiantil fueron desarrollándose vertiginosamente desde el 3 de mayo, con el cierre de la universidad Nanterre, luego el centro de atención o epicentro de agitación fue la Universidad de la Sorbona.

Al día siguiente a la protesta se sumaban millones de obreros, con lo cual el levantamiento cobro más interés por parte de la sociedad francesa. Hubo una parálisis total; no funcionaba nada, la radio televisora francesa apoyaba tímidamente la protesta, que ya no era solamente de estudiantes sino de los sindicatos.

Las marchas continuaron hasta junio cuando el general Charles de Gaulle convocó a elecciones, pero nada volvería a ser igual. Mayo del 68 acunó muchas causas diferentes, como el ecologismo, la libertad sexual, la educación igualitaria: ese Mayo francés transformó ideas y valores morales, no cambió el poder ni el sistema, pero fue la bandera de la lucha de los derechos civiles, el antinuclearismo, el antibelicismo. En el fondo el espíritu de Mayo del 68 sirvió para luchar contra todas las formas de discriminación, de allí que se diga que toda reacción produce una creación.

El filósofo Francisco Fernández Buey resumió Mayo del 68 como “el gran susto” para la mayoría. Más que una fiesta lúdica, como reivindica Ramón González Férriz en su libro La revolución divertida, Buey opinaba que empezó como un manual de quejas en las universidades y acabó como un ensayo general revolucionario contra el autoritarismo.

Otros lemas que se mecían en aquel entonces, era “Bajo los adoquines está la playa”, “Haz el amor y no la guerra” o “Prohibido prohibir”; lemas que surgieron de las mentes con ansias de libertad y que aún hoy forman parte del imaginario de las revueltas.
De allí que se diga que, cuando Francia se resfría, el resto de Europa estornuda.

-.
0
400
El abogado uribista dueño de Cartier y BMW que no se dejó matar de ladrones al norte de Bogotá

El abogado uribista dueño de Cartier y BMW que no se dejó matar de ladrones al norte de Bogotá

El pasado oscuro de Gol, la nueva socia brasilera de Avianca y Vivair

El pasado oscuro de Gol, la nueva socia brasilera de Avianca y Vivair

El plan de Trump para asesinar a Maduro

El plan de Trump para asesinar a Maduro

El sueño frustrado de Germán Vargas Lleras

El sueño frustrado de Germán Vargas Lleras

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus