Los once secuestros que más han impactado a Colombia

Diana Turbay, Francisco Santos, y el secuestro del avión de Avianca, entre los plagios que cambiaron la historia del país.

Por:
Junio 20, 2013
Los once secuestros que más han impactado a Colombia

Cinco décadas atravesadas por este flagelo que, en Colombia,  ha sido ejercido por guerrillas, paramilitares y en no pocas ocasiones por agentes estatales, que han recurrido a la práctica de secuestrar, asesinar y desaparecer a quienes consideran sus enemigos.

El Centro de Memoria Histórica presenta una base de datos, construida por el Centro Nacional de consultoría, bajo la dirección de César Caballero que se ha propuesto responder las siguientes preguntas:

¿Entre 1970 y 2010, cuántas personas han sido secuestradas en Colombia?

¿Cuántos secuestros han sido responsabilidad de las Farc y cuántos de las AUC?

En la presentación de esta iniciativa el historiador Gonzalo Sánchez, director del CMH dijo “Durante cuarenta años, Colombia ha sido víctima de un volumen de secuestros que, en su conjunto, afectan a todos los sectores de nuestra sociedad. El país cuenta con mediciones de instituciones oficiales y esfuerzos de organizaciones no gubernamentales y particulares. Sin embargo, no existe consenso ni certeza sobre las cifras del secuestro debido a diversos obstáculos: la falta de información anterior al año 1991, el sub-registro, la fragmentación de los datos y los cambios en la definición legal del delito.”

Las2orillas, presenta  algunos de los casos de secuestro que en su momento impactaron a la opinión pública, por la visibilidad de quienes lo sufrieron o el carácter masivo.

Vea aquí el informe Una verdad secuestrada, 40 años de estadísticas del secuestro.
http://www.cifrasyconceptos.com/cms/modules/publicaciones/files/CLDN.UNA%20VERDAD%20SECUESTRADA.pdf

Harol Eder

Fue el primer caso más sonado de secuestro conocido en Colombia, tuvo lugar en 1965. El 20 de marzo de ese año, el hombre de 62 años de edad fue secuestrado en su hacienda Quebradaseca, en Corinto (Cauca), al parecer fue herido en el momento de ser secuestrado. Eder, ex ministro de Fomento, era el propietario del ingenio azucarero La Manuelita, uno de los más importantes del país en ese entonces y ahora. A pesar de que la Tercera Brigada del Ejército creó un grupo élite para su rescate, el cuerpo de Eder apareció un mes más tarde en una tumba que se construyó en una capilla de su compañía. Se le atribuye a las FARC, la responsabilidad de este secuestro.

Oliverio Lara

Don Oliverio viajó a Larandia, la inmensa hacienda que él convirtió, en un emporio de desarrollo ganadero. Los secuestradores lo sorprendieron a las seis de la tarde del 28 de abril de 1965 en un lejano paraje denominado Patagonia a cinco horas de camino de la casa principal.

La Sociedad de Agricultores de Colombia, de la cual Lara Borrero había sido presidente, exigió de inmediato su liberación. El presidente conservador Guillermo León Valencia ordenó la creación de la Comisión Nacional de Investigación de Secuestros.

La búsqueda de quien fuera alcalde de Neiva, gobernador del Huila, presidente de la Asociación Colombiana de Ganaderos, presidente de la Asociación Colombiana de Agricultores y vigoroso empresario, se inició esa misma noche y se extendió durante los siguientes 2016 días por selvas, caminos y ríos, en lo que se constituyó en la más grande empresa de indagación en los anales criminales de Colombia. Fue hallado muerto, todo apunta que fue un grupo de sus propios trabajadores quien lo secuestro, opuso resistencia y fue baleado.

José Raquel Mercado

En febrero de 1976 el M-19  secuestró  a José Raquel Mercado, quien era el presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia(CTC) y el 19 de abril de 1976 lo asesinaron, en un hecho que conmocionó al país. De este asesinato Jaime Bateman, líder y fundador del M-19  dijo:

“La decisión de ajusticiarlo la sometimos al veredicto popular. La gente escribió en las calles ; escribió no; la CTC hizo una gran campaña de carteles para que no lo fusiláramos; los sindicatos discutieron el asunto; algunos miembros de la CTC dijeron incluso, públicamente, que a Mercado había que ajusticiarlo… Él estaba entregado totalmente al imperialismo. En el interrogatorio que le hicimos reconoció que trabajaba para los norteamericanos, que recibía de ellos cuantiosos cheques. Nosotros editamos quinientos mil ejemplares de un folleto en el que presentábamos las pruebas en su contra.”

Jaime Bateman. Declaración sobre la muerte de José Raquel Mercado

Donald Cooper

Donald Cooper, estadounidense, fue secuestrado en 1975 por el M-19.  Se desempeñaba como gerente general en Colombia de los almacenes Sears. Parte de la bolsa obtenida por el plagio fue invertida en una compañía de venta de artículos médicos, Produmédicos, que le garantizo al M-19, tres ventajas: liquidez financiera, una organización limpia como fachada y contactos (inclusive con los militares a través de Sanidad Militar).

Al frente de la compañía se colocó a un militante de confianza, Rafael Arteaga. El martes 26 de octubre de 1976 se constituyó en la notaría a Produmédicos con todas las de la ley, especificando que la señora de Arteaga, Esther Morón, asumía la representación legal. Organizaron oficinas en la carrera 7a. # 13-65 y empezaron a trabajar y a producir, legalmente,  beneficios para el movimiento.

Hugo Ferrerira Neira

En el año de 1977, el secuestro del Gerente General, de Indupalma, Hugo Ferreira Neira, por parte del M-19, como  estrategia para presionar las negociaciones con el sindicato, las cuales se dieron según los términos que este planteaba y lo que le permitió al M-19, ganar algún ascendente entre los trabajadores de esta plantación de Palma en el Sur del Cesar.

Camila Michelsen

Este secuestro, cometido por el M-19 en las instalaciones del Politécnico Grancolombiano de Bogotá, es uno de los casos más recordados en los que los captores han llegado hasta las aulas para llevarse a sus víctimas.

Camila Michelsen permaneció por casi dos años en poder de sus secuestradores, en una celda en la que no le entraba la luz del sol, de modo que la única diferencia entre el día y la noche eran un bombillo blanco y un bombillo verde que sus captores prendían a determinadas horas.

El día de su secuestro, los guerrilleros llegaron al salón de Camila Michelsen y amenazaron con un arma de fuego a su profesora.

Identificaron a la joven estudiante y se la llevaron a través de los parqueaderos de la Universidad, hasta un vehículo que habían estacionado a 800 metros de la entrada principal de la Universidad.

Por la liberación de Camila Michelsen, el M-19 pedía en esa época unos 35 millones de dólares. Un rescate, por una suma menor, fue pagado por la familia, pero después de tres meses, la joven no había sido liberada.

Los guerrilleros alegaban como justificación para el secuestro la participación de Michelsen en la crisis bancaria de 1982. Incluso, como exigencia para entregar a su hija pedían que el banquero publicara en los principales diarios del país si se había restituido o no a los ahorradores el dinero que habían perdido con la quiebra del Grupo Grancolombiano.

Camila Michelsen fue liberada finalmente el 30 de julio de 1987, después de 22 meses de cautiverio.

Álvaro Gómez Hurtado

El 29 de mayo de 1988 el dirigente Conservador Álvaro Gómez Hurtado fue secuestrado por un comando de la guerrilla del M-19. De la autoría del plagio se conoció sólo una semana después cuando la organización subversiva exigió el inicio de un diálogo nacional y una manifestación del Gobierno en contra de la desaparición forzada.

El hecho ocurrió en Bogotá, un domingo a las 11:48 de la mañana, cuando el político caminaba hacia su casa. En la acción ilegal murió el escolta del líder conservador, Juan de Dios Hidalgo. Luego de negociaciones, se firmó un acuerdo en Panamá el 14 de julio de ese año y, seis días después, Álvaro Gómez fue liberado cerca de su residencia.

A partir de la liberación Gómez Hurtado cambió su discurso político y se volcó hacia una posición cercana al acuerdo de paz, camino que había emprendido el M-19.

Francisco Santos

En 1990, el Cártel de Medellín dirigido por Pablo Escobar lo secuestraron para presionar al gobierno colombiano para revertir las extradiciones de narcotraficantes a Estados Unidos.

Francisco Santos, en ese momento, jefe de Redacción de EL TIEMPO, fue secuestrado el 19 de septiembre, al noroccidente de Bogotá.

Su secuestro, que fue relatado en el libro Noticias de un secuestro de Gabriel García Márquez, duró ocho meses hasta que el Gobierno cedió a las pretensiones de Escobar y éste, además de liberar a los secuestrados en su poder, se entregó a la justicia.

Después de su secuestro Santos vivió en Estados Unidos, donde fue becario Nieman de la Universidad de Harvard. Al regresar, primero desde su Fundación País Libre, y luego a través del movimiento ¡No más!, que promovió el Mandato por la Paz.

Diana Turbay

Diana Turbay era una periodista muy respetada en los medios de comunicación. Fundó Noticiero Criptón  y el semanario Hoy por Hoy .

Diana Turbay fue secuestrada cuando fue engañada para ir a una supuesta entrevista con un guerrillero líder, el sacerdote español P. Manuel Pérez Martínez , alias El Cura Pérez (El Cura Pérez). Turbay había sido contactada por teléfono por un hombre no identificado. Más tarde, una investigación policial determinó que el hombre pertenecía a Los Priscos , una banda criminal, y fue contratado por Pablo Escobar.

A Diana Turbay la mantuvieron en una granja cerca de Copacabana, Antioquia , con su camarógrafo , Richard Becerra. Su muerte se produjo durante una operación de rescate puesto en marcha por la Policía sin la autorización de la familia. La causa de la muerte fue un rifle de asalto de bala en la espalda, que destruyó parcialmente su riñón izquierdo e  hígado.

El secuestro de la Iglesia de La María

El Secuestro en la Iglesia La María fue un secuestro masivo en Colombia, realizado por el frente José María Becerra de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional(ELN), el 30 de mayo de 1999 en la Iglesia La María del el barrio Ciudad Jardín de la ciudad de Cali.

El 30 de mayo de 1999 a las 10:00 am hombres armados y vestidos de camuflado militar interrumpieron una celebración religiosa católica que se estaba llevando a cabo en la iglesia La María del barrio Ciudad Jardín de la ciudad de Cali. Los hombres entraron gritando que afuera había un carro bomba y que todos debían evacuar inmediatamente, se identificaron inicialmente como integrantes del Gaula (unidad anti secuestro del gobierno). Al salir, 285 feligreses, entre ellos ancianos, niños y el cura Humberto Cadavid, fueron conducidas hacia dos camiones.

Secuestro del avión de Avianca

El 12 de abril de 1999, un Fokker 50 de Avianca fue secuestrado por un comando de seis guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN). La aeronave llevaba 41 pasajeros y cinco tripulantes.

El vuelo 9463 de Avianca cubría la ruta aérea entre las ciudades de Bucaramanga y Bogotá cuando aproximadamente a las  10:30 AM UTC-5 cuando los gritos de seis hombres armados que cubrían sus rostros con pasamontañas interrumpieron la tranquilidad del vuelo e intimidaron a los pasajeros y tripulantes. Se identificaron como miembros guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Las autoridades colombianas sólo se percataron de la acción del ELN hacia las 12:30 del medio día.

Los encapuchados exigieron a los pasajeros que apoyaran la frente en el asiento delantero y no la levantaran porque el avión iba a hacer un aterrizaje de emergencia. Uno de los encapuchados ingresó entonces en la cabina de mando con una pistola, les quitó los audífonos y sacó de la cabina al comandante del avión. Los guerrilleros obligaron a otro piloto a desviar el avión hacia una pista de aterrizaje clandestina llamada “Los Sábalos”, localizada en la vereda El Piñal, corregimiento de Vijagual, entre los municipios de SimitíSan Pablo en el sur del departamento de Bolívar.

Una vez en tierra descendieron del mismo los secuestradores, éstos no continuaron con ellos sino se quedaron al lado de la nave, mientras otro grupo de guerrilleros del ELN de la cuadrilla “Héroes de Santa Rosa”, tomaron a los pasajeros y tripulantes del avión, entre ellos un bebé, varios ancianos, y cinco tripulantes y se los llevaron secuestrados a la selva, navegando por un río en tres chalupas hasta ser trasladados a campamentos en donde permanecieron hasta su liberación.

Vea aquí el informe Una verdad secuestrada, 40 años de estadísticas del secuestro.
Publicidad
0
41522
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los anfitriones de Lilian Tintori en Bogotá

Los anfitriones de Lilian Tintori en Bogotá

Golpe de la Corte Constitucional a Avianca

Golpe de la Corte Constitucional a Avianca

Nota Ciudadana
El abuso de Avianca para ver el partido de Colombia en Barranquilla

El abuso de Avianca para ver el partido de Colombia en Barranquilla

El vuelvo 9845 de Avianca sirvió  de  hotel a 90 pasajeros

El vuelvo 9845 de Avianca sirvió de hotel a 90 pasajeros