"El loco" Bucaram: ¡más peligroso que Chávez y Maduro juntos!

"Solía mandar a capturar a los maridos infieles para que se los llevaran a su oficina para que él, el temido intendente, la emprendiera contra ellos a correa limpia"

Por: Hector Sarasti
junio 20, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Foto: History MX

El día más caótico que recuerda la porteña capital Guayaquil y, en general, Ecuador, en su historia reciente se fecha el 6 de febrero de 1997 cuando por su polémica manera de gobernar, el entonces mandatario Adbalá Bucaram Ortíz, resultó depuesto como presidente de esa nación “por incapacidad mental”.

“Vuelvo el martes”, dijo con desparpajo la tarde de ese día cuando abordaba una avioneta privada rumbo a Buenos Aires para ver una obra de teatro, mientras el país se sumía en un caos sin precedentes. Manifestaciones por todas partes, indígenas alzados, represión oficial y toda una serie de hechos que crearon un caos sin precedentes.

Para la época, quien redacta estas líneas era coeditor del diario Extra, de Guayaquil, y eligiendo un titular se colocó esa expresión que lanzó a los cuatro vientos el más que cuestionado presidente en la escotilla de la avioneta: “Vuelvo el martes", ¡pero no dijo de qué siglo!

Un titular que no se alejaba un ápice de la cruda incertidumbre que llevó a que esa semana Ecuador tuviera en simultánea tres presidentes, incluido el “Loco”: la vicepresidenta, Rosalía Artega, y el presidente del parlamento, Fabián Alarcón. Bucaram Ortíz, sin duda, le hacía honor a ese remoquete. Pese a su popularidad, su manera desordenada de manejar los asuntos del Estado le sumaban enemigos en las esferas de poder de ese país.

Afirmaba que no dormía en la casa presidencial, el Palacio de Carondelet, de Quito, “porque allá asustaban” y, por eso, desde que asumió la primera magistratura ecuatoriana el 10 de agosto de 1996 se la pasaba más gobernando desde Guayaquil que desde la sede de gobierno en la fría capital ecuatoriana.

Bucaram Ortíz era un personaje singular. Prueba de ello es que cuando su cuñado y Presidente de la República, Jaime Roldós Aguilera, lo nombró Intendente de Policía de Guayaquil, entre otras medidas, “El Loco” solía mandar a capturar a los maridos infieles para que se los llevaran a su oficina para que él, el temido intendente, la emprendiera contra ellos a correa limpia. Una muy curiosa manera de hacer justicia. Corría 1979.

Por muchos años, Abdalá anduvo con una temida corte de guardaespaldas que reclutaba silvestres en los gimnasios de Guayaquil y que se conocían como “Los pepudos”. Eran jóvenes que trabajaban con él por su fortaleza física y que se constituían en una verdadera guardia pretoriana.

Fue uno de esos famosos “pepudos” quien confesó a un grupo de periodistas de ese citado impreso que una de las cajas fuertes de Bucaram era la cisterna del baño de su oficina. “Allá le llegué a guardar un millón de dólares”, contó en esa época ese hombre al que para poder entrevistarlo se le recogió con todo sigilo en un suburbio de Guayaquil y se llevó a la redacción de diario Extra en donde habló de lo que le constaba era el accionar clandestino del “Loco” de quien dijo “manejaba el ingreso y salidas de mercancías del puerto de Guayaquil con un solo dedo y por eso recaudaba dinero por debajo de cuerdas por cantidades industriales”.

Dicho testimonio periodístico fue utilizado a finales de ese mes de 1996 en el Congreso de la República de Ecuador, periódico en mano, para develar los supuestos manejos dolosos de Bucaram mientras gobernaba esa República, entonces, sumida en el caos no solamente por la fuerte depreciación del Sucre sino también por la coyuntura política.

Cómo olvidar el folclorismo de Bucaram, su entorno y sus excentricidades de millonario. Una de ellas, verlo aterrizar en el parqueadero del periódico en el helicóptero personal de su entonces Ministro de Energía, Alfredo Adum Ziade, ambos vestidos con camiseta blanca, pantaloneta y zapatos deportivos como si acabaran de echarse un partido de fútbol y se aprestaran a pegarse una ducha.

Adum Ziade tuvo la costumbre durante su corto mandato como Ministro de Energía de aparecerse en las oficinas de los altos funcionarios que quería echar con una cadena y un candado. Los sacaba a empellones y después sellaban a cal y canto la oficina. Algo que se conocía en las redacciones de la época y tuvo poco eco pero que fue una verdad indiscutible.

¿Qué por qué llegó un sujeto como Bucaram al poder? Uno, por su verbo encendido; dos, por su fácil contacto con las masas y, tres, por su colosal poder económico. Como líder del hoy desaparecido Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), “El Loco” por poco y logra lo que el chavismo hace hoy en Venezuela: hacer inviable un país…

El expresidente suele referirse a sí mimo como "el loco que ama" y estuvo exiliado durante 20 años en Panamá. Regresó a Ecuador para estar en las elecciones de 2019 y de arreglar el embrollo en el que lo metieron los diputados que lo calificaron de “incapaz mental”.

Bucaram regresó al prescribir causas jurídicas en su contra. Apoyado por el partido Fuerza Ecuador (FE), que lidera su hijo "Dalo" Bucaram, busca, al parecer, ser candidato para la alcaldía de Guayaquil o a la prefectura de la provincia del Guayas.

Siendo Presidente de la República cantó y grabó un disco en el que figuró como vocalista principal junto a un grupo uruguayo. Destacándose como presentador de televisión y animador de programas para recaudar dinero, como cuando subastó su bigote.

A sus 65 años, Bucaram que dice que es "la fuerza de los pobres”.

El expresidente participó como atleta en los Juegos Panaramericanos de Cali (Valle), en 1971, y en las Olimpiadas de Munich, en 1972. Es, abogado de profesión y está casado con María Rosa Pulley, con quien tiene cuatro hijos: Jacobo, Linda, Abdalá "Dalo" y Michel.

Bucaram insiste en que fue derrocado de forma inconstitucional y, por ello, ahora busca que sean procesados quienes propiciaron su salida y ha adelantado que reclamará una millonaria reparación civil.

Octavo de doce hermanos de una familia de origen libanés. El expresidente asegura que pasó los 20 años exiliado "con un esparadrapo en la boca”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3351

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus