Las cinco constructoras que han hecho millones con las viviendas de interés social

Los presidentes y socios de Amarilo, Marval, Colpatria, Bolívar y Cusezar junto a otras 32 constructora de VIS, entregaron 125 mil viviendas menores de 60 metros cuadrados

Por:
abril 11, 2021
Las cinco constructoras que han hecho millones con las viviendas de interés social

El año de la pandemia fue un gran año para los constructores de viviendas de interés social, las pequeñas casas para las familias con pocos recursos, que el gobierno subsidia. Se vendieron más de 125 mil viviendas de 55 metros cuadrados como máximo. La cifra superó las 115 mil unidades que se venden anualmente en un negocio que impulsan las cajas de vivienda y el presupuesto nacional en cabeza del Ministro de vivienda, Jonathan Malagón, quien también celebró los buenos resultados.

Son cerca de 80 empresas constructoras a nivel nacional, de las cuales 38 han volcado buena parte de su negocio a la llamada vivienda VIS, donde está el grueso de la demanda de vivienda, que está garantizada en buena medida por la inyección de dineros públicos, representada en subsidios. Son grandes conjuntos de apartamentos en lotes ubicados a las afueras de las grandes ciudades y levantados para los sectores populares, estratos bajos y medios.

Los valores de estas opciones no sobrepasan –por ley— los 150 salarios mínimos, equivalente a $ 136 millones, subsidiados en parte por las Cajas de compensación familiar y el gobierno en aproximadamente un 30%. Los empleados lo solicitan a sus cajas de compensación mientras que los independientes hacen la solicitud ante el Ministerio de vivienda. El monto del subsidio de vivienda para las personas con menos ingresos está entre 18 a 27 millones, dependiendo los ingresos que tenga. Solo reciben subsidio quienes ganen menos de 3.6 millones de pesos mensual.

Amarilo, presidida por el bogotano Roberto Moreno, Marval de propiedad de la familia santandereana Marín Valencia, Colpatria, con Eduardo Pacheco a la cabeza, Bolívar cuyo CEO es y forma parte del grupo controlado por la familia Cortes y Cusezar han liderado por varios años los primeros lugares en ventas y son consideradas las gigantes dentro la industria.

Amarilo, de la mano de su presidente, Roberto Moreno Mejía, tiene proyectos en 14 ciudades del país.

Amarilo es una sociedad que nació en 1992. Está presidida por uno de sus socios fundadores: Roberto Moreno Mejía, el tercero de siete hermanos. De origen bogotano aunque nacido circunstancialmente en Estados Unidos, ingeniero industrial y economista de la Universidad de la Florida (EE.UU). Aprendió del negocio vendiendo apartamentos en Fort Lauderdale y en Boca Ratón y de regresó a Colombia a comienzos de los 90 se asoció con el también constructor Enrique Mazuera.

Fundaron una empresa de construcción que en 2004 tomó el nombre de Amarilo y que está también en el negocio de vivienda para Estratos altos 5 y 6 y los centros comerciales. Moreno ha estado al frente de proyectos como Unicentro de occidente, Palatino, Hayuelos y Altavista, en Bogotá; Fontanar en Chía, y Arcadia en Medellín.

A finales de 2020 Bancolombia realizó una alianza con la firma Amarilo en la que aportó $200 mil millones para realizar conjuntamente algunos de los proyectos que la constructora planea ejecutar en Bogotá en los próximos años.

Actualmente Amarilo está trabajando en 79 proyectos de vivienda, 27 de ellos son proyectos de vivienda VIS: 6 de ellos en Bogotá, 4 en Soledad, 4 en Villavicencio, 3 en Ibagué y los demás en la sabana de Bogotá y otros pequeños municipios.

Rafael Marín Valencia, presidente de Marval, lidera la empresa familiar desde que fue fundada en 1978.

Otra grande del sector es la constructora Marval. Una eme de color azul es logo que la identifica. Esta empresa, propiedad de la familia santandereana Marín Valencia, fue fundada en 1978 por el abogado Alfonso Marín Morales y sus cinco hijos –todos ingenieros—, entre ellos Rafael Marín Valencia, quien siempre la ha presidido.

Los Marín Valencia son una de las familias influyentes de Santander, uno de ellos Fernando Marín Valencia, fue nombrado embajador de Colombia en Venezuela en el gobierno Santos y luego condenado a 49 meses de prisión domiciliaria por el delito de soborno. Condena que fue interpuesta a en junio de 2020.

Marval tomó relevancia luego de quedarse con las licitaciones públicas para construir cuatro cárceles, la de Popayán, la de La Dorada, la de Cúcuta y El Barne en Boyacá, durante el gobierno de Andrés Pastrana. También fue la constructora que levantó un gran porcentaje de las casas gratis que entregó Germán Vargas Lleras, durante su vicepresidencia en el Gobierno de Juan Manuel Santos. Esta constructora ha levantado proyectos de vivienda y obras públicas a lo largo del territorio. También ha construido en Panamá, Honduras y Perú.

El presidente de la compañía, Rafael Marín Valencia, es ingeniero civil de la Universidad Industrial de Santander, con especialización en alta gerencia de la Universidad de los Andes. Ha estado sentado en la mesa de juntas directivas de Camacol, Fundación Teatro Santander, Sercafé, Hotel Internacional La Triada, OPAÍN S.A y la Zona Franca de Santander y Metrolínea, sistema integrado de transporte masivo de Bucaramanga.

En la actualidad Marval está construyendo y vendiendo 52 proyectos, 13 proyectos de interés social: 7 en Bucaramanga, 2 en Bucaramanga, 3 en Cartagena y uno en Zipaquirá.

El economista de los Andes, Eduardo Pacheco Cortés, preside el grupo Colpatria que trabaja actualmente en nueve proyectos VIS.

La Constructora Colpatria fue fundada en 1980. Pero la casa matriz de la que nació la marca Colpatria había sido ideada y creada en 1955 por Carlos Pacheco Devia, un contador público que arrancó sus negocios sin mucho dinero en el bolsillo.

En 2012 el Grupo Colpatria, firmó una sociedad de peso. Se unió con el banco canadiense Scotiabank, que le compró el 51 % del banco Colpatria, que lo llevó al cambio de nombre: Scotiabank Colpatria. La constructora Colpatria, el 49 % del banco y otras unidades de negocio, como la aseguradora AXA, de la cual también tienen el 49 % de las acciones, pertenecen al Grupo Mercantil Colpatria.

Desde 1997, Eduardo Pacheco Cortés, uno de los hijos de cuatro hijos del fundador, economista de la Universidad de los Andes, con maestría en Administración de Negocios de la Universidad de Nueva York, está en la cabeza del negocio familiar, en el que ha trabajado durante toda su vida.

Colpatria está actualmente 31 en proyectos de vivienda: 9 son VIS: 4 en Bogotá, 3 en Barranquilla, uno en Montería y otro más en Ibagué.

Miguel Cortés Kotal, economista de la Universidad de Stanford, es el presidente del grupo Bolívar, su constructora es la que tiene en la actualidad más proyectos VIS el país.

La constructora Bolívar, otras de las grandes del sector de la construcción, nació de la mano de Enrique Cortés Reyes, quien en diciembre de 1939 fundó la empresa Seguros Bolívar, dedicada principalmente a la venta de seguros de vida. Con el rápido crecimiento de la compañía, en la que estaban varios socios, entre ellos Carlos Lleras Restrepo –antes de que este fuera presidente de la República— Seguros Bolívar incursionó en otros negocios como la capitalización de inversiones y la banca.

El presidente de la constructora Bolívar es el economista paisa Carlos Arango Uribe, pero sus dueños son los mismos accionistas mayoritarios, los Cortes Osorio.

El brazo financiero del Grupo Bolívar es Davivienda. Hoy el grupo está liderado por Miguel Cortés Kotal, economista de la Universidad de Stanford, con un MBA de la Escuela de Negocios de Harvard, quien en 2011 reemplazó a su papá José Alejandro Cortes, quien llevó al grupo al nivel que se encuentra tras 55 años de trabajo.

Actualmente la constructora Bolívar tiene andando 119 proyectos de vivienda, 51 de ellos de interés social. la mayoría de ellos en Cali, donde está levantando 36 conjuntos residenciales. En Bogotá tiene 17, 9 en Barranquilla, 7 en Ibagué, 6 en Santa Marta, y otros 6 en Soledad, 2 en Armenia, 2 en Cartagena y 2 más en Girardot.

Federico Salazar Mejía, hijo del fundador de la contructora Cusezar, preside el grupo empresarial que levanta actualmente 22 proyectos en Colombia.

Cusezar, otra de las grandes, fue fundada en 1.956 por el antioqueño Roberto Salazar Gómez —exalcalde de Bogotá (1954-1955)—. La sociedad Cusezar sigue estando liderada por la familia fundadora. Es una de las constructoras colombianas con mayor cantidad de proyectos de vivienda en el extranjero a través de la empresa Cusezar International Group, la cual preside el ingeniero civil de la universidad de Los Andes, Federico Salazar Mejía, hijo del fundador de la compañía.

En Colombia, bajo la gerencia del ingeniero tolimense Álvaro Peláez, esta compañía tiene 22 proyectos de vivienda: 13 de ellos en Bogotá, 4 en Cali, 4 en La Calera y 1 en Girardot. También avanza en proyectos en México, Perú, Ecuador, El Salvador, Panamá y Estados Unidos.

El plan de vivienda de interés social del gobierno Duque en cabeza del Ministro Jonathan Malagón es ambicioso. Se propone entregar en año y medio que le queda de gobierno entregar 100 mil subsidios para vivienda VIS, un proyecto del que se beneficiarían a igual número de familias que a su vez representa un gran negocio para los constructores, que hay de todos los tamaños y en las distintas regiones del país, además de las cinco grandes.

 

-.
0
12800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los bancos que respaldaron a los candidatos presidenciales

Los bancos que respaldaron a los candidatos presidenciales

Nota Ciudadana
Por fin: Montes de María tiene su Contrato Plan

Por fin: Montes de María tiene su Contrato Plan

Nota Ciudadana
¿Bogotá puede ser una ciudad incluyente?

¿Bogotá puede ser una ciudad incluyente?

Nota Ciudadana
Hurtos y parrilleros de motos en Cartagena: entre el populismo y el análisis técnico

Hurtos y parrilleros de motos en Cartagena: entre el populismo y el análisis técnico