La vena comercial de los exfarc en Bogotá

Después de décadas de guerra empiezan a florecer varios talentos que dejan grandes productos exitosos que se venden y compiten con cualquiera

Por:
enero 09, 2022
La vena comercial de los exfarc en Bogotá

A Valentina se le corta la voz cuando habla del café del Cauca que tienen para vender en el Centro Cultural. La enorgullece, pero eso no es lo que saca las lágrimas; a la mujer que cultivaba y les vendía el café la asesinaron como a otros 299 firmantes que en los territorios no tienen tregua. Y a pesar de que le duele, ahí encontró el propósito de Casa La Roja: más que vender los productos de los excombatientes, visibilizar esas historias que demuestran que siguen comprometidos con la paz, pero que les está costando la vida.

El punto de partida fue hace un par de años cuando un grupo de emprendedores del ETCR de Icononzo, en el Tolima, perdió una traída de papa hasta Corabastos, en Bogotá. Habían hecho un contrato verbal una noche cualquiera con un hombre de ‘buena fe’ y cuando llegaron con el camión el vendedor, jugando de local, les dijo que si no se lo vendían a 4 o 5 veces menos del valor que ya habían acordado no se las recibía. No se rebajaron y terminaron perdiendo la papa. Lograron recuperar algo con un par de bultos que vendieron menudiados pero quedaron ‘curados'. No estaban preparados para esos “guetos” -como les dice Valentina- para esa la ley del mercado que a sus procesos comunitarios no les sirve para nada. Desde allí se les ocurrió crear una red de comercialización en un escenario distinto, con trueques, como en la vieja guardia y con su propia gente.

Casa La Roja se convirtió entonces en ese lugar donde se pueden encontrar todos los productos que salen directamente de las regiones de Colombia en la capital. Cada producto no significa sólo lo que es: un café, una muñeca, una cerveza o una camiseta, sino que cuenta la historia de lo que se está haciendo en el territorio y cómo esto aporta al riesgo de ser eliminados físicamente.

En el centro cultural se puede comprar café del Tolima, del Cauca y también de Cundinamarca. Todas las cervezas, producto estrella de los excombatientes: La Roja, La Trocha, Anapaz y Alternativa. Se consiguen también muñecas hechas por firmantes de Corinto, Cauca, que no tienen un lugar para poder coser sino que les toca afuerita de sus casas. Sacha inchi procesado y hasta en malteada. Ropa, mochilas, carnes frías e infinidad de productos que dan cuenta de la lucha que llevan en los territorios y su compromiso por emprender, incluso con los obstáculos que esto trae.

Foto: Leonel Cordero

Foto: Leonel Cordero

Foto: Leonel Cordero

Foto: Leonel Cordero

Valentina es fundadora de la cooperativa Tejiendo Paz, una de las cooperativas más antiguas de excombatientes que pertenece a la Asociación de Mujeres Farianas Antonio Nariño. Su especialidad son las confecciones y sobre todo las camisas tipo Polo. Decidió apostarle a la ropa porque está convencida de que la forma como la gente se viste tiene una historia detrás y la de las excombatientes no es una cualquiera. Cuando era la encargada de educación en el territorio llegó una diseñadora de modas a compartir su saber. Solo con una máquina de pedal empezaron el taller de estampado e hicieron su primer vestido y su primer desfile en la universidad, allí empezó el sueño.

Ahora en Casa La Roja están todos los productos de los emprendedores ex farc que pertenecen a ASOPROPAZ, líderes de los territorios en procesos locales que se reunieron para construir una propuesta de comercialización bajo el modelo solidario. El café del Cauca que ofrecen, por ejemplo, ganó un premio nacional y aunque varios de sus cultivadores han tenido que salir desplazados, ya tienen certificación. Muchos hoy son baristas profesionales que se han especializado en siembra, procesamiento y en catar café. Incluso algunos fueron a España con la mesa nacional de café

La Cerveza la Roja es otro ejemplo de un emprendimiento exitoso: 22 hombres y mujeres campesinas, excombatientes del ETCR Antonio Nariño, producen esta cerveza artesanal con 5.5 grados de alcohol. Ha llegado a considerarse una de las mejores cervezas artesanales producidas con maltas tostadas germinadas de las mejores calidades.

La Roja ahora tiene una planta de producción en Bogotá y recientemente lanzó una nueva presentación llamada ‘Pola Paz’: una cerveza rubia con 5 grados de alcohol, y con la que se busca reunir fondos para la construcción de jardines infantiles en Icononzo, Mutatá y Planadas. Actualmente producen 600 litros mensuales y buscan socios y clientes para abrir su mercado.

Foto: Leonel Cordero

Foto: Leonel Cordero

Foto: Leonel Cordero

Foto: Leonel Cordero

Por temor a perder la vida muchos prefieren no decir quienes son. Sienten que por tener la historia que tienen mucha gente cree que son merecedores de la muerte. A pesar de esto, se sienten orgullosos de las decenas de productos que tienen a ofrecer, y sin lugar a dudas, la paz sigue siendo su mejor propuesta, esa es la vena de la casa cultural.

 

Te puede interesar:

Los ex guerrilleros de las Farc que se convirtieron en exitosos emprendedores

-.
0
4000
Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus