La patria inteligente del siglo XXI                            

Su inicio podría no ser una especie de perdón y olvido, que deviene en la acentuación de la polarización, sino en bajar la intensidad de la manifestación de la opinión

Por: ELKIN HORACIO JURADO BELTRAN
Agosto 10, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La patria inteligente del siglo XXI                            
Foto: Pixabay

Como colombianos desde nuestros primeros cursos de historia patria recibimos la conclusión histórica de “la patria boba”, haciendo referencia a aquel periodo seguido a una “declaración de independencia” del “mal gobierno bonapartista” en la “madre patria”. No obstante, se trató de una discusión política en torno al federalismo y el centralismo que no fue exclusiva de la Nueva Granada, sino que por el contrario se presentó con distintas características e intensidades a lo largo de los múltiples actos de independencia que por esos días ocurrieron en las colonias españolas en América. En nuestro proceso de gestación desafortunadamente tomó los ribetes de guerra civil.

Si patria boba fue no afianzar las instituciones de un débil y naciente estado resultaría que nuestra historia republicana se traduce en un largo trasegar “bobo”, pues dicho periodo no solo fue ideológicamente atizado por sus líderes políticos, sino que se convirtió en la impronta de los siglos venideros. Las guerras civiles del siglo XIX, con bandos victoriosos promulgando su constitución, las hegemonías partidarias del fin y comienzo del siglo XX, el periodo de la llamada “violencia”, las guerrillas surgidas en el contexto de la guerra fría y la reacción institucional y paramilitar, hasta llegar al siglo XXI a un división, que afortunadamente para el costo en vidas humanas, parece afianzarse en un escenario de confrontación público, con aparente anonimato pero de alta difusión, que son las redes sociales.

Resulta incómodo y atosigante tener que convivir con dos bandos extremos enfrentados en torno a si se sigue o no a un expresidente, al punto de identificarse por un lado con su apellido y del otro con el prefijo anti. Deriva desagradable y particularmente previsible la reacción instintiva que cada grupo profesa en torno a la noticia o novedad que acapare el foco del día. Frustrante la eliminación total de los matices entre posiciones, para mí ello es la continuación de la “patria boba”.

Es la continuación de una “patria boba” por cuanto seguramente la gran mayoría de los seguidores de cada grupo son ciudadanos de bien, pendientes de los intereses públicos y preocupados por los efectos de las decisiones de gobierno y estado en su ámbito personal, familiar y social.

Si en este momento quien llega a la presidencia patrocinado por su pertenencia a uno de los grupos antagónicos manifiesta su intención de superar las divisiones, ¿por qué no atender de buena fe dicho llamado?

El comienzo de una patria inteligente siglo XXI podría no ser una especie de perdón y olvido, que deviene a la postre en la acentuación de la polarización, sino en bajar la intensidad de la manifestación de la opinión, es decir, no es autocensurarse, sino eliminar el gesto negativo, la presunción de mala fe, la ofensa y la burla denigrante, no de mi compatriota adversario, sino de mi compatriota disidente.

Por tanto, la construcción de una patria inteligente siglo XXI comenzaría para nuestros dos bandos aparentemente antagónicos por “desuribizarse”, por una parte dejar la desmedida exaltación y por otra parte la exagerada imputación.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
1041

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En cuatro años nos van a volver a tramar…

En cuatro años nos van a volver a tramar…

Nota Ciudadana
Legislatura 2018, más penas que glorias

Legislatura 2018, más penas que glorias

Nota Ciudadana
Siete tips para organizarte esta Navidad

Siete tips para organizarte esta Navidad

Nota Ciudadana
Habitantes del Puente Madre Laura en Medellín dicen haber sido timados

Habitantes del Puente Madre Laura en Medellín dicen haber sido timados