La gran riqueza de la petrolera venezolana PDVSA con la que Petro quiere hacer negocio

La gran riqueza de la petrolera venezolana PDVSA con la que Petro quiere hacer negocio

PDVSA tiene el 20 % del petróleo del mundo y no puede explotar por líos financieros y tecnológicos. El presidente colombiano cree que Ecopetrol puede entrar a jugar

Por:
noviembre 22, 2023
La gran riqueza de la petrolera venezolana PDVSA con la que Petro quiere hacer negocio

Fue el presidente Carlos Andrés Pérez quien hace casi 50 años creó Petróleos de Venezuela, Pdvsa. Un siglo antes, en 1875, un terremoto había destapado la fortuna que estaba bajo la tierra.  El oro negro empezó a salir a borbotones por una de las grietas que el cataclismo abrió en la hacienda La Aquitrana del Estado Táchira, de propiedad de Manuel Antonio Pulido, quien creó la primera empresa, Petrolia del Táchira.

Pdvsa se convertiría con el tiempo en una megaempresa petrolera, catalogada como la quinta del mundo en el 2014. Posee las mayores reservas del mundo, más de 300 millones de barriles de petróleo de reservas probadas, el 20 % de las de todo el planeta. Están en varias cuencas petrolíferas con características bien definidas. La más grande de ellas  es la Faja del Orinoco, donde se concentra el 87 % de las reservas del país. Bajo esta franja de tierra hay 271 millones de barriles de crudo pesado y extrapesado, una cuarta parte de las reservas de todos los países de la Opep, el principal cartel de exportadores. Para extraerlo hace falta usar diluyentes importados.

Hay petróleo por todo el país como lo muestra este mapa con sus cuencas:

pdvsa

Son nueve las refinerías que procesan el petróleo en Venezuela: seis nacionales y tres en Estados Unidos bajo la administración de Citgo. Amuay es la más grande de Venezuela, con su vecina Cardón y con Bajo Grande integran e Centro de Refinación Paraguaná (CRP), uno de los complejos de refinería más importantes del mundo con una capacidad de 955.000 barriles por día.

Este potencial se vio afectado cuando el presidente Maduro barrió los dirigentes de la petrolera  en el 2014 y desvió los recursos necesarios para mantener las operaciones, dejando en segundo plano a la empresa. El coctel de mala gestión, desconocimiento y corrupción la dejo sin aliento. Las sanciones de Estados Unidos acabaron por darle un puntillazo. La infraestructura de exploración y refinación quedó obsoleta, deteriorada.

Fue entonces cuando apareció Irán.  A comienzos de este año la Compañía Nacional de Refinación y Distribución de Petróleo iraní y Pdvsa firmaron un acuerdo de USD 460 millones para modernizar el Centro de Paraguaná. Los repuestos son chinos e iraníes, los productos químicos que se requieren para el funcionamiento son fabricados en Estados Unidos.

Venezuela está lejos de volver a llegar a los 3,2 millones de barriles diarios del año 2000, recién llegado Hugo Chávez al poder. Nadando en petróleo, Pdvsa está ahogada en dificultades financieras, sin capacidad de endeudamiento, sin capacidad de inversión.. Y el país que tiene una deuda de 175 % del PIB, está ad portas de reestructuración y tiene muchas más prioridades.

En momento en que se apuesta por aumentar la producción, Pdvsa y Venezuela han encontrado una oportunidad excepcional para hacer fiesta con las exportaciones en el mercado mundial. Estados Unidos levantó las sanciones temporalmente y la demanda del crudo pesado venezolano llamado Merey, ha repuntado tanto como los precios al calor de las guerras en Ucrania y la Franja de Gaza. Pero ello puede ser pensar con el deseo, dicen los conocedores de la industria petrolera de Venezuela . Un hecho evidente es que ella está anquilosada después de varios años de parálisis y hacer crecer la producción para salir a vender tiene requerimientos que no todos están a la mano.

Cuestión de tiempo y plata

Para empezar, tiempo e inversión. Volver a producir por encima del millón de barriles por día requiere inversiones anuales de USD 15.000 millones en Pdvsa, estiman los analistas. La meta de año entrante es aumentar  200.000 barriles a los 723.000 que se están produciendo actualmente.

La norteramericana Chevron que este año cumple cien de operaciones en Venezuela nunca se fue del país, las sanciones de su gobierno llevaron a frenar su actividad, pero ahora está de vuelta. Dice que producirá 150,000 barriles este año. La española Repsol y la italiana tienen licencias. Empresas de servicios estarían de regreso como las estadounidenses Halliburton, Schlumberger y Baker Hughes. Pero son muchos los riesgos que tienen por delante: para empezar, el riesgo de montar una infraestructura que se pueda quedar sembrada en los campos petroleros si Estados Unidos vuelve a las sanciones. Después, la inestabliad jurídica, y hasta el riesgo-país experimentado con las nacionalizaciones y expropiaciones del chavismo. En vivo y en directo en Aló, presidente.

Por eso Pdvsa es tan rica en reservas y como en demandas. Aún está vivo el litigio con Crystallex, la canadiense a quien Chávez nacionalizó sus activos en la mina de oro Las Cristinas, y a quien le debe pagar USD 1.386 millones. La empresa ha pedido en Estados Unidos cobrarse a través de Citgo. En los tribunales también han estado los casos de Conoco Phillips, ExxonMobil y Owens-Illinois, entre otros.

Para las multinacionales la inversión se hace atractiva cuando se tiene en cuenta que producir un barril de petróleo en Venezuela vale entre USD 11 y USD 15 dólares, según datos del Ministerio deñ Petróleo y Pdvsa. Y aún asumiendo costos de capital y la deteriorada infraestructura, salir a vender crudo a USD 80, deja retornos muy immortantes.

Los informes de Pdvsa dan cuenta de ingresos acumulados por algo más de USD 10.000 millones en los primeros nueve meses de 2023, 13 % menos que el año pasado. Aunque la guerra de Israel-Hamás está haciendo subir los precios en este último trimestre, y por tanto, los ingresos.

Colombia en cola

Colombia estaría interesada en hacer exploración en Venezuela, según anunció el presidente Gustavo Petro. Al parecer, en la cuenca nororiental porque habló de crudo liviano, y allí es donde se encuentra. Esta propuesta de sociedad ha generado debate de amplias proporciones por el desbalance de las dos empresas petroleras, a favor de Ecopetrol.

 El hecho fundamental es que Pdvsa está en la Lista Clinton de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros estadounidense (Ofac, en inglés), que sanciona a personas o compañías vinculadas con lavado de activos y narcotráfico. La licencia emitida en octubre que permite transacciones para el mantenimiento limitado de operaciones esenciales de Pdvsa está vigente hasta mayo, pero en ella no se contemplan actividades de perforación, extracción o procesamiento, compra o venta, o transporte o embarque de petróleo o productos derivados de petróleo de origen venezolano. Amanecerá y veremos.

Le puede interesar: La fiesta de dólares en Venezuela de la petroler Chevron, la dueña de Texaco en Colombia

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Adiós a El Tiempo: Sarmiento Angulo tumba la sede del diario para levantar una urbanización

Adiós a El Tiempo: Sarmiento Angulo tumba la sede del diario para levantar una urbanización

La empresa china detrás de las máquinas que instalan los pilotes que soportarán el Metro de Bogotá

La empresa china detrás de las máquinas que instalan los pilotes que soportarán el Metro de Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus