Opinión

La encrucijada del zar Putin

Rusia está perdiendo la guerra y Putin lo sabe. Europa y EE.UU saldrán más fortalecidos de la debacle en Ucrania que la misma Rusia

Por:
septiembre 19, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

¿Vladimir Putin es una versión moderna de Gengis Kan? El historiador Orlando Figes hace una acertada semblanza del porqué este sátrapa actúa como lo hace:

Desde el principio de su régimen, Putin se propuso restaurar el orgullo de la historia soviética. Era uno de los pilares de su plan para volver a hacer de Rusia una gran potencia. La recuperación del pasado soviético, Stalin incluido, sancionó el propio gobierno autoritario de Putin y lo legitimó como la continuación de una larga tradición rusa de un poder estatal fuerte que remontaría a antes de 1917, con los zares. El orden y la seguridad proporcionados por el Estado, según este mito, están mejor valorados a ojos rusos que los conceptos liberales occidentales de los derechos humanos y la democracia política, que carecen de raíces en la historia rusa. La iniciativa histórica de Putin ganó popularidad en Rusia, sobre cuando alentó los sentimientos nacionalistas, el orgullo patriótico sobre la victoria soviética en 1945 y la nostalgia por la Unión Soviética. Cuando en 2005 declaró ante la Asamblea Federal rusa que «la ruptura de la Soviética era la mayor tragedia geopolítica del siglo XX», Putin estaba verbalizando la opinión de tres cuartos de la población, que, según una encuesta de 2000, lamentaban la descomposición de la URSS y querían que se expandiera en tamaño e incorporase territorios «rusos», como Crimea y Donbás, que se habían «perdido» a manos de Ucrania. En 2014, voluntarios con banderas neosoviéticas cruzarían la frontera de Rusia para luchar por la recuperación de esos dos territorios ucranianos.

El talante chantajista de Putin, heredado de su pasado de espía, ha dejado al descubierto que a Rusia no se le puede tener de socio de ningún tipo. A Putin se le atribuye la frase de cabecera que hay tres modos de influir sobre la gente: el chantaje, el vodka, y las amenazas de muerte.

 ________________________________________________________________________

Por más muertes, mutilaciones o destrucción de hogares que cause, Putin no podrá competir ni de cerca con Estados Unidos en cuanto a dinero o influencia global­

________________________________________________________________________________

Putin formalmente invadió a Ucrania en la primavera del 2022, calculando una victoria tan rápida como contundente. Pero la última semana no ha traído buenas noticias para el sátrapa. Según informes de prensa, las acciones militares de Ucrania en los últimos días para recuperar las zonas ocupadas por Rusia en la región de Járkiv, obligaron a Moscú a retirar a sus soldados para evitar que se vieran rodeados, dejando atrás un número significativo de armas y municiones en una huida precipitada. El comandante militar de Ucrania, el general Valerii Zaluzhnyy, señaló que sus fuerzas habían recuperado unos 6.000 kilómetros cuadrados desde que comenzó la contraofensiva hace algunos días. Dijo que los soldados ucranianos están a sólo 50 kilómetros de la frontera rusa. Rusia está perdiendo la guerra y Putin lo sabe. Tanto Europa como EE. UU. saldrán bastante más fortalecidos de la debacle en Ucrania que la misma Rusia.

Y si bien Putin ha demostrado que su ‘poder duro’ (militar) es dudoso, su ‘poder blando’(cultural), es  casi inexistente. Hace algunas semanas, el analista estadounidense, John Carlin, escribía: “Putin tiene razón. El imperialismo yanqui nos acorrala…No hablo de imperialismo yanqui como lo concibe la extrema derecha moderna que abandera Putin o la izquierda de siempre que abanderan los nostálgicos del Che Guevara… Donde sí han demostrado ser imbatibles es en el terreno de lo que llamamos el poder blando . ¿Por qué? Porque el poder imperial de Estados Unidos deriva no del Pentágono, sino de Hollywood, de las demás ramas del espectáculo y de su dominio del mundo digital.

Por más muertes, mutilaciones o destrucción de hogares que cause, Putin no podrá competir ni de cerca con Estados Unidos en cuanto a dinero o influencia global­. Por eso será que él y sus títeres en la televisión rusa no dejan de acariciar la noción de sacrificarlo todo en una guerra nuclear­, del suicidio como única manera de derrotar al gran rival. Mientras tanto, Estados Unidos le gana por goleada en una guerra sin muertos, con batallas imagi­narias como las del capitán Jack Sparrow en Piratas del Caribe . A Putin le gana Johnny Depp.”

 

-.
0
400
Con rumba y derroche en regalos a periodistas, Julián Bedoya se lanza para la Gobernación de Antioquia

Con rumba y derroche en regalos a periodistas, Julián Bedoya se lanza para la Gobernación de Antioquia

El aterrizaje de los chinos en Hidroituango de la mano de Daniel Quintero

El aterrizaje de los chinos en Hidroituango de la mano de Daniel Quintero

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus