La agonía de Carlos Bolívar para salvar la universidad de Cúcuta

La agonía de Carlos Bolívar para salvar la universidad de Cúcuta

Este estudiante de derecho completa cuatro días en huelga de hambre para que la ministra Gina Parody salve la Francisco de Paula Santander de las garras de los políticos y de su rector Héctor Parra

Por:
mayo 25, 2015
La agonía de Carlos Bolívar para salvar la universidad de Cúcuta

Carlos Bolívar lleva cuatro días sin comer a punta de suero y agua. Le duele la universidad donde cursa décimo semestre de derecho. Le duele que nadie sepa lo que allí ocurre y que se le permita a su rector eternizarse durante trece años producto de tres reelecciones. Prefiere su agonía física antes que dejarse callar como intentó hacerlo el consejo disciplinario amenazándolo con suspenderlo tres años, a pesar de su promedio académico de 4.3 y de haber recibido la medalla Luis Carlos Galán Sarmiento precisamente por su lucha contra la corrupción en la universidad.

Bolívar constituyó una veeduría desde el 2011 para vigilar y denunciar las irregularidades del Parra. Ha mostrado cómo el rector convirtió las aulas en un fortín político del ex gobernador y cacique William Villamizar del partido de la U, sacrificando cualquier credencial académico. Así ha enterrado la calidad de la que fue una de las mejores facultades de ingeniería civil del país. Sólo dos carreras, Ingeniera de Sistemas y enfermería, la investigación brilla por su ausencia y no existen publicaciones indexadas.

 

En el 2008, conscientes de las críticas que arreciaban por la falta de políticas de investigación dentro de la institución, la universidad  gestionó un préstamo de 25 mil millones de pesos para financiar el Banco de proyectos de Inversión (BAPRI) y apoyar la investigación. Un préstamo injustificado frente a la cartera vencida que tiene la universidad con el departamento de Norte de Santander y que podría cobrar y que empezó a crecer desde que Villamizar fue gobernador hasta que ésta prescribió por negligencia del rector que no gestionó su cobro.

Héctor Parra, rector de la UFPS

Héctor Parra, rector de la UFPS

Bolívar ha levantado la voz para denunciar otras irregularidades como la que ocurrió en el año 2005, cuando  el rector Parra, de manera express y sin cumplir con los requisitos del Ministerio de educación, le convalidó a Carlos Acevedo, hermano de Jorge Acevedo, reconocido político del Centro Democrático, su doctorado en Ingeniería Mecánica en la Universidad Politécnica de Cataluña. La falta fue tan grave que le costó a Parra dos meses de suspensión por parte de la Procuraduría por extra limitación de funciones en el 2012. En cualquier otro escenario este habría sido un agravante suficiente para no ser reelegido. En Cúcuta, y gracias al apoyo político de la U, no sucedió así. El rector, sin recato alguno pagó los $80 millones que cuesta el toque de Silvestre Dangond para animar su reelección, concierto que terminó en un bochornoso episodio que dio para titulares nacionales. El representante de los estudiantes, Leonardo Jácome,  de la cuerda de Parra y ahora concejal de Cúcuta, ofreció premiar a la fan que fuera capaz de desnudarse con una visita al camerino del cantante vallenato. Cuatro de ellas respondieron entusiasmadas a la propuesta que se convirtió en un sello de desvergüenza para la universidad que desde entonces quedó bautizada como la Pachoteca.

Silvestre Dangond

La reelección de Parra fue con 'striptease' estudiantil. Desde entonces a la U. la llaman la Pachoteca

Hector Parra tiene un lujoso  ascensor para uso personal cuyo mantenimiento mensual le cuesta a la universidad $ 5 millones mensuales, mientras el recién inaugurado edificio inteligente Aulas norte, carece de uno. En la universidad, obviamente,  no hay rampas para el desplazamiento de estudiantes minusválidos que son suman más de uno.

Bolívar no desfallecerá en su intento por presionar la salida de Parra, así la seguridad privada impida el acceso a los medios. Los propios estudiantes se han encargado de divulgar lo que allí sucede por redes sociales. Su huelga no podría ser más oportuna para llamar la atención del gobierno nacional que  tiene la oportunidad, a través de la Ministra Gina Parody ,de evitar la sucesión Hector Parra en la rectoría a través de su secretaria personal Claudia Tolosa. La decisión de quien puede rescatar la Universidad Francisco de Paula Santander esta en manos de la ministra Parody por el control mayoritario que los representantes del gobierno tienen en el Consejo Superior que finalmente es quien elige al rector.

 

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Por qué Petro comete un error dándole la espalda al petróleo y al carbón, según Amylkar Acosta

Por qué Petro comete un error dándole la espalda al petróleo y al carbón, según Amylkar Acosta

Así fue como se armó la captura de Alex Saab, el alfil de Maduro que declararon inocente

Así fue como se armó la captura de Alex Saab, el alfil de Maduro que declararon inocente

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--