Intimidación y violencia azota a los jóvenes de Bello, Antioquía

"Pareciera que los roqueros de Bello, no tuviéramos espacios tranquilos en nuestra ciudad"

Por: Cristian C. Bedoya
noviembre 15, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Intimidación y violencia azota a los jóvenes de Bello, Antioquía

Las agresiones se presentan a escasas cuadras de donde funciona la administración municipal, el concejo y  la inspección de policía, se ve intensificada propiamente en un lugar icónico  para los Bellanitas, las afueras de Casa de la Cultura Cerro del Angel.

Durante los  últimos 5 años, el Municipio de  Bello en su  zona centro, ha sido testigo de un sistemático proceso de agresiones contra jóvenes que hacen uso del espacio público, lo que ha sido denunciado e informado en diferentes ocasiones ante personería municipal, fiscalía, entre otros organismos relacionados con la defensa de los  Derechos Humanos. Al final del siguiente informe, dejaremos varios links que respaldan las situaciones acá narradas

Son múltiples los motivos para que estos actores violentos, quienes paradójicamente son jóvenes en su mayoría,  agredan a  otros jóvenes, muchos de los cuales son parte de la comunidad rockera, tan grande en el municipio; muchachos entre los 17 y 30 años que circundan bares, aceras, escalas y otros espacios  en lugares cercanos a La Casa de la Cultura y la plazuela Andrés Bello, mejor conocida como “La Choza”, chicos y chicas que tienen por tradición encontrarse por ahí para  compartir algunas cervezas, escuchar buena música, y departir sin problema  lo que vivieron en  la semana.

 

Pareciera que los rockeros de Bello, no tuviéramos espacios tranquilos en nuestra ciudad

Dice David, joven punk que acude hace 10 años al “Angel”, a “la Lico”  y a la “Choza” quien ha sido víctima de golpizas

 

 

 

HECHOS:

LA INTIMIDACIÓN: Motorizados primero pasan haciendo advertencia de que “nada marihuana por acá”.  Con este acto y al cabo de  dos o tres rondas en las que de nuevo pasan mirando de forma intimidante, empiezan a desalojar a los jóvenes, porque el terror simbólico al que se ven sometidos los incomoda y en ultima los desplaza a merodear, buscando algún otro sitio “para parchar”, a lo mejor un bar, pero a lo mejor no tienen dinero para asistir a estos establecimientos nocturnos, lo que los expone estar a las afueras del Ángel o por ahí, vulnerables a esto.

EL CASTIGO:   A medida que corre la noche después de las 10:00 pm, las rondas en sus motos se hacen habituales. A los muchachos que  sorprenden fumando marihuana los golpean, pero no de cualquier forma sino al mejor estilo de la narcomafia noventera. El asunto se ha empezado agravar porque ya algunos de los violentos, están portando armas y en cualquier momento, ante la mínima oportunidad, o la más clara resistencia de los jóvenes, se puede producir un suceso que ninguna  de las familias  bellanitas quisiera que para los suyos.

 

 

 

 

La violencia contra la juventud en Bello es estructural, además de histórica. Obedece a una herencia de conflicto y  violencia producto de la fuerza que tiempo atrás tuvo el narcotráfico  como generador de grupos armados en Bello, esto y que las políticas institucionales que han permitido la expansión territorial de los combos en la actualidad. Por ejemplo, la mesa de paz y convivencia de 2005, (administración de Olga Suarez Mira)  fue uno de los fenómenos  que posibilita que se expanda territorialmente el control de estos combos  sin ninguna respuesta clara de la institucionalidad. Lo anterior, además de la insuficiente oferta social, educativa, laboral y cultural  que se provee a los muchachos.

Es el análisis de Juan David Muñoz, joven concejal de Bello que ha venido pendiente del fenómeno

EN CONTEXTO:

Se puede hacer una síntesis  del problema  diciendo que si el detonante, ¿o la excusa? que genera  la violencia, la intimidación y el desplazamiento  del que   son víctimas los jóvenes Bellanitas es el consumo de estupefacientes como la marihuana, debe ser la institucionalidad  quién opere para ayudar a mitigar esta actividad, y quién de manera integral con todas las fuerzas del Estado,  haga frente a estas situaciones que son es sobre todo un problema de salud pública y no se da únicamente  en Bello (aunque está muy arraigado y en altos niveles) sino en casi la totalidad de Colombia, pero que como tal, debe ser tratado desde otras lógicas  y ni los dirigentes políticos, ni el alcalde y su administración, muestran comprender la magnitud y complejidad  del problema.  Puede decirse que existe omisión del Estado ante este fenómeno.

 

Es un atropello a la libertad de expresión de los jóvenes bellanitas que se apropian del espacio, la materialización del poder y su control a través del miedo, y así mismo, la expresión de la dinámica e imaginario paramilitar que caracteriza el municipio y ha sido legitimado tanto por la comunidad, como por la instituciones sociales.

Afirma Casandra, joven abogada que ha sido ultrajada en distintas oportunidades y quién habita esos espacios hace más de seis años

 

Este evento, que ya se volvió sistemático y  cada vez se torna más severo, parece estar empezando a naturalizarse por parte de los afectados, los jóvenes no denuncian por temor y porque no tienen claro el proceso o protocolo a seguir ante sucesos como los relatados. De la misma manera, se suma a todo un listado de dinámica criminal que desde muchos años atrás viene afectando a la comunidad Bellanita, entre las más visibles y conocidas por los ciudadanos, se pueden mencionar las extorsiones, las tradicionales vacunas para la “vigilancia”, imposición de productos comercializados en tiendas, “mafia del ladrillo”, plazas de vicio en gran parte de sus comunas y barrios, control por parte de la criminalidad en zonas como Granizal, La Meseta, Pachelly, Nueva Jerusalén, entre otras.

Cerca del parque de Bello, específicamente entre las populares “Calle Guayaquilito” y las cuadras alrededor del  antiguo Teatro Iris y el Estriptis Bellanita, pasadas las 11 de la noche, el panorama toma un cambio radical, las actividades y las dinámicas que emergen son distintas a las que propone en la actual política de”Ciudad de Progreso”, basta caminar por ahí dos noches para saber de qué estamos hablando. Secretos a voces que la institucionalidad ignora, la prensa no menciona y la policía poco controla.

 

 

La violencia se ha vuelto tan cotidiana que hasta las autoridades oficiales se hacen los de la vista gorda ante las denuncias ciudadanas, diciendo y argumentando que en Bello no pasa nada

Es el testimonio  de Maicol, malabarista (artista circense) que hace presencia en los espacios hace mas de ocho años

 

El llamado urgente  ahora en tiempos en los que la paz es esperanza y camino,  convoca  a que tanto ciudadanía bellanita, como actores involucrados y  el más activo acompañamiento de las entidades territoriales, se empiecen  a  dar el debate sobre este fenómeno que como sociedad hay que enfrentar. Además de generar movimiento social  que presione para  que se  tomen  acciones concretas e inmediatas para evitar tragedias anunciadas y la prolongación de un problema que cada vez más se sale de control en todos los órdenes  a la institucionalidad: En lo político, social, cultural, y  en  lo humano, toda vez que afecta los derechos universales de las personas consagrados en la constitución nacional.

El siguiente informe  es realizado por un gestor y activista local que frecuenta el lugar y ha venido haciendo seguimiento a los hechos que aquí son narrados. Por razones de seguridad no va el nombre.

 

 

Links:

http://analisisurbano.org/voces-urbanas-silenciadas-en-bello-antioquia/

https://www.youtube.com/watch?v=4sitLITApF0

http://www.semanariovoz.com/2015/08/08/agresion-paramilitar-a-artistas-en-bello-antioquia/

http://prensarural.org/spip/spip.php?article17790

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12188741

http://analisisurbano.org/los-chatas-el-mesa-y-los-pachelly-hablan-de-paz-en-bello-antioquia/

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1780

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Luis Pérez va detrás del negocio de la marihuana

Luis Pérez va detrás del negocio de la marihuana

Nota Ciudadana
Contra la minería en San Pedro de los Milagros

Contra la minería en San Pedro de los Milagros

Nota Ciudadana
Las desmembraciones del Chocó

Las desmembraciones del Chocó

Nota Ciudadana

"Los golpes de la vida no han cambiado mi sonrisa"