Hoja de coca: los 13 usos ignorados que Colombia recordó en la ONU

13 usos ignorados de la hoja de coca para hacer dinero legal: lo que Colombia recordó en la ONU

De 14 principios activos de la hoja de coca, con 13 se sacan productos benéficos para la humanidad, pero estos resultan eclipsados por el último: la cocaína

Por:
abril 15, 2024
13 usos ignorados de la hoja de coca para hacer dinero legal: lo que Colombia recordó en la ONU

13 son los que aproximadamente tiene la la hoja de coca para hacer dinero legal pero son casi ignorados: esto es parte de lo que Colombia recordó en la ONU hace unas semanas gracias al discurso de Felipe Tascón Recio, director del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos (PNIS)

///

En la reciente reunión de la Conferencia mundial sobre Drogas de las Naciones Unidas, celebrada en Viena (Austria), una coalición de 62 países liderada por Colombia logró lo impensable desde hace medio siglo: romper el "consenso de Viena" para hacer que la ONU reconociera que el tema del consumo de drogas debe ser tratado como un problema de salud pública, en el que los Estados deben prevenir para que no haya muertos ni daños a la salud de los consumidores.

Este avance, que es a todas luces histórico —luego de más de medio siglo de establecerse la llamada ‘guerra contra las drogas’, impuesta a nivel mundial por el Gobierno de Richard Nixon—, la posición generalizada sobre cómo tratar el tema de las drogas ha empezado a resquebrajarse y Colombia ha venido siendo crucial en este nuevo capítulo.

Felipe Tascón Recio, director del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos (PNIS), que es de altísima prioridad en el gobierno Petro, estuvo presente en Viena como parte de la delegación diplomática de Colombia (junto con el canciller Luis Gilberto Murillo, la embajadora en Austria, Laura Gil y sus respectivos equipos).

Las palabras pronunciadas por Tascón contribuyeron a que se diera un paso impensable en la ONU y que el paradigma esté cambiando, luego de años de prohibicionismo, para pasar a ser un tema de salud pública, de sustento de comunidades rurales y de los diversos usos (industriales, gastronómicos, médicos, agrarios, textiles y etc.) que tiene hoja de coca y sobre los cuales poco o nada se habla.

///

Director Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, Felipe Tascón Recio
Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas
Viena, Austria
Marzo de 2024

Es un gusto hablar a favor de la coca en la ciudad donde hace 14 décadas su universidad entronizó la estigmatización. Además, hacerlo a un año de un suceso personal de trascendencia. 

No brindaré fórmulas de alquimista para construir el mercado mundial de la hoja de coca. El asunto es más complejo, porque la coca —al igual que las demás formas de relacionamiento ancestral de la humanidad en el último medio siglo— ha sido colonizada por el mercado y, en este caso, por el mercado mafioso de uno de sus principios activos.

El mercado como espacio de intercambio de equivalentes es apenas una de las formas de interrelación humana. Pero desde que la economía neoclásica colonizó nuestras cabezas, se sometió a todas las demás formas de relaciones humanas al mercado. Por esto, hoy todo tiene el rasero de los precios. Pero los mercados no surgen espontáneamente, los mercados necesitan ser construidos desde las demás relaciones humanas.

En la coca, de 14 principios activos que la componen, hay 13 de donde se sacan productos benéficos para la humanidad, pero que resultan subyugados por uno, que es la cocaína, la cual, por la prohibición, es fuente de hiperganancia y, por tanto, es un muy atractivo negocio. Tampoco este mercado es resultado de la mano invisible, lo construyen las relaciones de violencia y la corrupción.

La planta de coca está documentada como un recurso biótico de primera línea, fuente de vitaminas, minerales y proteínas; alimento, medicina benéfica, un universo de virtudes para la humanidad y de oportunidades de generación de empleo en su cultivo y procesamiento. Todo esto contenido en el posible desarrollo de los activos diferentes a la cocaína que, sin embargo, —en las últimas décadas, desde esta inquisición moderna— han sido estigmatizados y negados, y subyacen bajo la condena al principio activo 14. 

El símil con el fetiche de la falsa mano invisible del mercado y el ocultamiento del resto de relaciones humanas es obvio. El investigador de Harvard, Wade Davis, relata que desde junio de 1974 un equipo conjunto de su universidad y del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, analizando un kilo de hojas de coca del Chapare boliviano dictaminaron que la coca era inofensiva, que la cantidad de cocaína en las hojas era reducida y que, absorbida en combinación con unos cuantos componentes más, se mitigaba sin duda el efecto del alcaloide, concluyendo que las hojas de coca no son droga, sino un alimento y un estimulante suave, esencial para la adaptación de los pueblos de los Andes.

| También le puede interesar: Así es como los raspachines de Argelia están dejando de ser los más grandes cocaleros del país

Entonces, ¿por qué la guerra de las drogas continuó concentrada en contra de nuestros campesinos cocaleros? Al desviar la guerra atacándolos, Colombia —hasta el 2022— se dio el lujo de no tocar a los reales empresarios de la droga.

Las buenas intenciones de siete décadas de monotonía en este foro responden a la ignorancia de la vida en los Andes y de la coca como factor de cohesión social de su población. 

Cuando el gobierno de Bolivia reivindicó el derecho de las comunidades a las hojas de coca, también lo hacía por el derecho a la salud y a la seguridad alimentaria que la planta le puede brindar a la humanidad. Así se hace justicia, no con lo eficiente para el mercado, sino con lo productivo para todas las relaciones humanas. 

Planteo el problema desde el ángulo de los agricultores. Se puede hablar de 340.000 hectáreas hoy sembradas de coca en los tres países, y esto significa que cerca de 1 millón de habitantes rurales en Colombia, y otro medio millón en Bolivia y Perú vive del cultivo de la planta bendita o maldita, según sea el crisol con que se mire. Aparece necesaria la pesquisa de sus usos alternativos como alimento, como medicina, como nutriente animal o del suelo.

A partir de la abolición de la prohibición del consumo ancestral en Bolivia, hoy tenemos un punto de partida para construir el mercado de los derivados virtuosos de la hoja de coca. 

Esto se materializa con la aparición masiva en el continente, y en el mundo, de nuevos consumidores en acullico, pitcheo, mambeo, voleo o coqueo, en infusión o en cualquiera de sus posibles agroindustrias. Como dije, todo mercado es gestado por las demás relaciones humanas. También lo son la tarea de conseguir la demanda para estos productos y el necesario retiro de la coca del index de la prohibición.

| También le puede interesar: El Gobierno les quita el negocio a intermediarios y recupera 128 mil millones para sustitución

Seguirá la solidaridad global donde todos los seres humanos se beneficien de los saberes andinos sobre la virtuosa coca. Esto se enuncia fácil. Recoge la necesidad global de mejora de la calidad de vida del conjunto de los seres vivos inteligentes. Pero tiene un gran enemigo: la contradicción entre las prioridades humanas y las del beneficio del capital. Y este último está muy enamorado de la hiperganancia de la cocaína prohibida.

Cuando del mismo recurso biótico se deriva un producto con un gran mercado ilegal que genera hiperganancias y varios productos virtuosos de mercado incipiente, no importa que la prioridad humana elija a los benéficos productos alternativos, la ganancia se impondrá como prioridad del capitalismo. 

Un símil lo da el maíz. Cuando apareció un mejor pago para los biocombustibles, se redujo y encareció su oferta como alimento. Se deduce que el mercado para los productos benéficos derivados de la coca podrá consolidarse cuando se neutralice al rival, lo que solo se puede lograr quitándole el carácter de hiper a la ganancia de la cocaína. Y sabemos que esto no le llega por ser dañina a la salud, sino por el carácter ilegal de su tráfico. 

Hay que trascender el debate moral sobre la maldad y daño de la cocaína, hay que desconfiar de un argumento que justifica la guerra, porque los países en donde en vez de reprimir se educa e informa sobre perjuicios a la salud (y su oferta la regula el Estado) tienen resultados de control de daños que superan a aquellos países donde rigen la condena moral y la guerra.

El nuevo Plan Nacional de Desarrollo de Colombia le apuesta a regular los usos alternativos de la coca que permita desde lo legal trascender el debate de su prohibición. Nuestro Ministerio de Ciencias acopia hoy una base de datos de investigaciones sobre sus usos virtuosos en el país, para desde ahí impulsarlos.

El médico y precursor de la independencia peruana, Hipólito Unanue, afirmó que la coca es el architónico del reino vegetal, un conocimiento del siglo XVIII que requiere de la trascendencia de este fosilizado foro.

Se necesita un salto de tres siglos para sacar la coca de la lista de sustancias prohibidas, y en 2025 Colombia estará aquí impulsando tal acto de justicia con la humanidad y la naturaleza.

*Esta nota fue escrita con información suministrada por la Dirección de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (DSCI)

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
El nuevo emporio que montó la familia Saldarriaga con la venta de Pintuco y Cacharrería Mundial

El nuevo emporio que montó la familia Saldarriaga con la venta de Pintuco y Cacharrería Mundial

Los 3 funcionarios de Petro que se echan el agua sucia por el desastre con la salud de los maestros

Los 3 funcionarios de Petro que se echan el agua sucia por el desastre con la salud de los maestros

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--