Opinión

Falcao, el honorable “exfutbolista”

Esta historia es para recordarles lo que nos está mostrando y la madera de la que está hecho Radamel, sin importar los azotes y la ingratitud de los colombianos.

Por:
diciembre 27, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Falcao, el honorable “exfutbolista”
Honorable Falcao García que es un líder, que es pulcro y que nos está dando clases a los colombianos de cómo levantarse de semejante arrastrada. Foto: El Universal

“Tenemos todos los argumentos, las ganas y la convicción para hacer un buen partido. ¡Vamos Colombia!”. Con este trino saltó a la cancha Falcao a enfrentar con la Selección a Brasil en Barranquilla.

No ganamos, es cierto, pero por su entereza hoy quiero rendirle un sentido homenaje al hombre del gol del empate: a Radamel Falcao García. Y es que más allá de la anotación, que fue importante, quiero hablar en justicia de la persona… el ser humano integral que es el Tigre, porque en los últimos tiempos ha demostrado dignamente quién es y de qué está hecho; de su honor, y de eso es que les quiero hablar, ¡del honor!

Después de la más grave lesión que puede sufrir un futbolista, la ruptura del ligamento cruzado de una de sus rodillas y que por poco lo saca definitivamente del fútbol, Falcao entró como avión en barrena. Aunque le hicieron de todo para recuperarlo y llevarlo al Mundial, el tiempo no le alcanzó. El hombre que hizo el 50 % de los goles de la eliminatoria pasada tuvo su mayor sinsabor: privarse del espacio que mereció ocupar en Brasil.

Como si lo anterior fuera poco, en lugar de la solidaridad de sus compatriotas se estrelló con algunos comentaristas deportivos que comenzaron a enterrarlo en vida; lo destrozaron diciendo que estaba condenado –si mucho- a ser suplente… Mientras tanto, Falcao se daba el tiempo y seguía trabajando día a día -con tesón- por su recuperación. Fue al Chelsea y al Manchester United en la Premier League inglesa, y por sus condiciones no le va muy bien. Pékerman lo vuelve a convocar y le da tiempo para que retome el ritmo, pero entre algunos comentaristas y la gente pesimista, casi terminan convenciendo a todo el país de que Falcao estaba acabado… Que era ya un exfutbolista. Sin embargo, el Tigre, callado, disciplinado y con mucha fe en Dios y en sí mismo, siguió su proceso de recuperación. No se dejó tentar por los millones del fútbol chino y prefirió devolverse al Mónaco gracias a su técnico Leonardo Jadim, ganando menos dinero, y comenzó a resurgir; lo rescató. No en vano Falcao fue el gran artífice del título del Mónaco en la liga de Francia, y de haberlo llevado hasta las semifinales de la Champion League europea. Esta temporada lleva ya siete goles en seis partidos con el Mónaco, confirmando su capacidad goleadora.

 

Un jugador de fútbol que nos muestra que el honor
es el principal patrimonio como máxima expresión de los valores;
no los políticos, y menos las altas cortes

 

Toda esta historia, conocida por todos, es para recordarles lo que nos está mostrando y la madera de la que está hecho Radamel, sin importar los azotes y la ingratitud de los colombianos. A través suyo se expresa la filosofía universal del honor, como dignidad tras la tarea cumplida y que hemos perdido como sociedad. Imagínense, un jugador de fútbol que con su ejemplo nos hace voltear la mirada y nos muestra que el honor es el principal patrimonio como máxima expresión de los valores; no los políticos, y menos las altas cortes, a quienes a todas estas hay que llamar “honorables”… ¡Qué risa! O ¿Qué rabia? Piensen hoy en el “honorable” magistrado Leonidas Bustos, o al “honorable” senador Musa Besaile… La majestad de la justicia que se suponía incorruptible; el descaro de los políticos… ¡Qué horror!

Honorable Falcao García que es un líder, que su equipo lo quiere y lo respeta, que es pulcro y que nos está dando clases a los colombianos de cómo levantarse de semejante arrastrada, que no protagoniza escándalos y que está dedicado a lo que es debido: la familia, el trabajo y Dios (esa es su elección).

¡Saludo, felicito y me gratifica saber que hay colombianos como el ¡“Honorable futbolista Radamel Falcao García”!

 

***   ***   ***

 

El de p’irnos: Hoy cumple cinco años Blu Radio, cadena radial de la que me enorgullece ser parte de su equipo fundador. Tengo la fortuna de dirigir En Blu Jeans, el segundo programa más escuchado de Blu, el tercero más escuchado de la radio hablada los fines de semana y el sexto más escuchado de toda la radio (hablada y musical), por supuesto los fines de semana. Esto no sería posible sin el maravilloso equipo que me acompaña: Mauricio Quintero, María Lourdes Zimmerman, Simón Hernández, Luis Carlos Rueda, Juan Carlos Solarte, Maritza Mantilla, Andrés Murcia, Erich Lara, Fernando Ávila, el sexólogo Dr. José Manuel González y Dayany Corredor, nuestra pilísima productora, y menos sería posible sin nuestra maravillosa y creciente audiencia.

 

 

 Este es el equipo de cabina de “En Blu Jeans”. De izquierda a derecha: Mauricio Quintero, Dayany Corredor, María Lourdes Zimmerman, Simón Hernández y yo.

 

En Blu Jeans se emite los sábados (7:00 – 11:00 a. m.) domingos y festivos (7:00 – 10:00 a. m.). Gracias a todos.

Publicada originalmente el 6 de septiembre de 2017

 

-.
0
13164
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los perros de mi vida

Los perros de mi vida

No celebramos 40 años de graduadas, sino de estar vivas

No celebramos 40 años de graduadas, sino de estar vivas

La vida comienza cuando uno quiere

La vida comienza cuando uno quiere

El fútbol, la excusa perfecta para “las infieles”

El fútbol, la excusa perfecta para “las infieles”

¡LOO MIISMOO QUE AANTEESS!

¡LOO MIISMOO QUE AANTEESS!

Jamás, por iniciativa tuya, hablarás mal de tu país

Jamás, por iniciativa tuya, hablarás mal de tu país

De lo que se trata es de tirarse al otro

De lo que se trata es de tirarse al otro

El problema no es morirse… ¡es no saber vivir!

El problema no es morirse… ¡es no saber vivir!