¿Están saboteando a Emcali?

Los últimos reportes de hurtos a la infraestructura de telecomunicaciones de la empresa no tienen responsable directo. ¿Qué está pasando?

Por: Marcel López
julio 28, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Están saboteando a Emcali?

En lo corrido de 2021, más de 16.000 clientes[1] de telecomunicaciones de Emcali se han visto perjudicados por cuenta de los hurtos y vandalismo masivos, sistemáticos y planificados contra la infraestructura de la empresa. Uno de los más graves ocurrió hace pocos días en el norte de la ciudad, sobre la calle 44, entre las carreras segunda y tercera. Se llevaron 600 metros de cable, lo que afectó el servicio de miles de personas en varios barrios de la zona. El problema no es local, pues en diversos países de América Latina lo padecen empresas y usuarios[2]. Y no es nuevo, pero se ha intensificado, entre otras razones por el alto valor comercial del cobre (en chatarrerías oscila entre 16.000 y 22.000 pesos el kilo). No obstante, ¿por qué hay vandalización de cajas, cámaras y líneas de telefonía, sustrayendo materiales sin valor comercial?

El cable óptico no tiene ningún valor comercial, como sí lo tiene el cobre. Hurtar cable de fibra óptica de una red no tendría mucho sentido, pero en cambio sí afecta a toda una red, y con ello, la reputación de Emcali. Ya son muchos los casos documentados por los trabajadores y por Sintraemcali, en los que se evidencia el acto deliberado de dañar la infraestructura de la compañía. ¿Quiénes se benefician de estas actividades delictivas?

En la ciudad se libra una feroz batalla por los clientes de Emcali, y los grandes operadores privados vienen por todo. No les basta su ya monopólica posición: Claro domina el 51 % del mercado de internet en Cali[3], y el 54 % de las comunicaciones en Colombia[4]; por ello, no es extraño que esta multinacional incrementara sus utilidades en 3 % con respecto a 2019, muy a pesar de la pandemia[5]. Según denuncias, hay un buen número de casos en los que Movistar, otro de los grandes del mercado, presuntamente habría destruido redes de Emcali (Ver: daños a la infraestructura de Emcali), ocasionando cuantiosos daños en actos de sabotaje industrial que boicotean la prestación de los servicios públicos y la expansión de Emcali en zonas de alto valor estratégico. Por ello, cargarle la responsabilidad única del problema al microtráfico de cobre y dejar de lado la competencia desleal de grandes empresas es, por lo menos, ingenuo.

Es inaudito que las decisiones antitécnicas, la casi nula implementación de tecnología (como sistemas de alarma sofisticados) y la ausencia de una gestión integral que permita soluciones de fondo le sigan costando a la empresa, en 14 años, la suma de 14.000 millones de pesos[6], que es el acumulado en costos por hurto muchos de los cuales ocurren en zonas que coinciden geográficamente con territorios de expansión urbanística y comercial.

La respuesta por parte de la empresa para anticiparse a estas actividades es muy débil. Primero, porque los presupuestos para este ítem son escasos y, segundo, porque no hay coordinación interinstitucional para buscar responsables. Sin voluntad política, ni presupuesto, ni cláusulas antisabotaje industrial en los contratos de concesión de infraestructura subinventariada (propiedad de Emcali) que usufructúan los competidores, es muy difícil frenar este flagelo. En otras palabras, con jugadas técnicas y desleales los competidores están ganando por lado y lado.

Mientras los competidores se enriquecen quedándose con los clientes del sector de telecomunicaciones, ¿cuáles son las acciones del alcalde y el gerente ante tal desfalco al mayor patrimonio público de Cali? El prodigioso crecimiento de Claro, y de sus similares en la capital del Valle, ha ocurrido en los mismos años en los que se evidenció el marchitamiento calculado del componente de telecomunicaciones de Emcali.

Los trabajadores y ciudadanos debemos tener siempre presente que las telecomunicaciones son el negocio del futuro y, por lo tanto, deben tener tratamiento de sector estratégico y de seguridad nacional por parte de nuestros gobernantes.

¿Habrá manos de competidores en trance de prácticas non sanctas? ¿Se trata de delincuentes sofisticados? ¿En qué van las investigaciones de las autoridades y organismos respectivos? La ciudadanía caleña espera prontas y asertivas respuestas.

[1] Informe de Hurto y Vandalismo, Emcali, 2021.

[2] Seguridad en infraestructura de telecomunicaciones: Tendencias en América Latina

[3] Informe Gestión Institucional, Emcali, 2019.

[4] Declaran a Claro como operador dominante en Colombia

[5] Claro Colombia gana 3% más y supera los 32 millones de clientes móviles

[6] Historial de Hurtos EMCALI, 2021.

-.
0
700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Mikel Landa y Movistar: los peores enemigos de Nairo Quintana

Mikel Landa y Movistar: los peores enemigos de Nairo Quintana

Ojalá Movistar no termine traicionando a Superman López como hizo con Nairo

Ojalá Movistar no termine traicionando a Superman López como hizo con Nairo

Nota Ciudadana
Claro soluciones:

Claro soluciones: "tranquilo, al que reportan no es a usted"

Los cuatro que controlan el negocio del internet en Colombia

Los cuatro que controlan el negocio del internet en Colombia