Entre Costa-Gavras y Gael García Bernal, un siglo de cine mundial en Biarritz

Entre Costa-Gavras y Gael García Bernal, un siglo de cine mundial en Biarritz

Con 90 años, el director se despide, y su partida parece cerrar un capítulo para que se abra uno nuevo en la figura del prolífico actor mexicano Gael García Bernal

Por: MH ESCALANTE
octubre 02, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Entre Costa-Gavras y Gael García Bernal, un siglo de cine mundial en Biarritz

Costa-Gavras, uno de los más destacados directores de cine del siglo XX, parece un hombre sin edad. La ligereza con que se desplaza de una sala de cine a la otra, cuando desciende los escaños de un escenario y avanza por un pasillo, cuando afronta a periodistas y fotógrafos que invaden su espacio vital y luego, cuando habla, escucha y responde a todo el mundo, al tiempo que firma los autógrafos que le solicitan los cinéfilos que vinieron a verlo o a redescubrirlo durante la 32ª edición de cine de América Latina de Biarritz

Y cuando con 90 años cumplidos Costa-Gavras se despide del público tras varias horas de diálogos recordando anécdotas de los rodajes de dos de sus grandes películas presentadas en este festival (Estado de sitio, 1973 y Missing o Desaparecido, 1982), su partida parece cerrar un capítulo de la historia de América Latina para que se abra uno nuevo en la figura del prolífico actor mexicano Gael García Bernal, quien vino también a Biarritz para recibir “El Abrazo de Honor”, un premio que por primera vez entrega el festival este año y que seguirá entregando, así lo reveló su Delegado General, Jean Christophe Berjon.

A Gael García Bernal lo acompañó en Biarritz la película “No” de Pablo Larraín (2012), la cual reafirma su talento como actor, luego de sus inolvidables interpretaciones en “Amores perros” de Alejandro González Iñárritu (2000), “Y tu mamá también” de Alfonso Cuarón (2001), “Diarios de motocicleta” de Walter Salles (2004), “La mala educación” de Pedro Almodóvar (2004) o “Babel” de Alejandro González Iñárruti (2006) para no citar más…

Del 23 al 29 de septiembre y como desde sus inicios en 1979, el Festival de Biarritz recibe 10 largometrajes, 10 documentales y 10 cortometrajes en competición porvenientes de América Latina, que por tradición se proyectan en la Gare du Midi, el Casino Municipal y el Royal cinéma. Y cada año por estos mismos espacios se desplazan invitados especiales como ellos.

En esta 32ª edición se revela una novedad, la programación del festival va por primera vez de sábado a sábado, lo cual facilita la venida de más invitados que se reparten entre el Festival cine de San Sebastián en el país vasco español y el Festival de cine Biarritz en el país vasco francés, además de favorecer la actividad cultural y de paso comercial en ambas ciudades.

Lo más destacable de esta 32ª edición del Festival de cine de Biarritz es esta vez se conmemora 50 años del golpe militar en Chile. Invitando para ello a estas dos figuras del cine que encarnan cinco décadas de historia política en América Latina a través del cine.

De Costa-Gavras se pudo ver de nuevo “Estado de sitio”,  que ilustra los años de los guerrillas urbanas de los Tupamaros de los 70s en Uruguay, - que sin embargo no pudo ser rodada en Montevideo sino en Santiago y Valparaíso en 1972, una vez que Costa-Gavras obtuviera la autorización del presidente Salvador Allende-,  puesto que Allende recuerda el realizador,  no había apreciado su película anterior “Z” por transmitir según el mandatario extinto una  visión negativa de la entonces Unión Soviética.

Su otra película en Biarritz es “Missing” que cuenta la historia verídica de un ciudadano norteamericano desaparecido en Santiago de Chile el 19 de septiembre de 1973, una semana después del golpe de Augusto Pinochet. Su caso fue llevado al cine por Costa-Gavras con actores de renombre como Jack Lemmon y Sissy Spacek, lo cual marcó una era de grandes producciones cinematográficas americanas dedicadas a conflictos políticos en América Latina.

En cuanto a la película “No” del chileno Pablo Larraín, en la que Gael García Bernal encarna a un joven en plena efervescencia política en Chile antes del plebiscito nacional de 1988 que debía decidir por referéndum si el ya presidente para la época Augusto Pinochet debía o no seguir en el poder hasta 1997,  ésta permite leer de forma continua la historia de Chile a partir del cine de Costa-Gavras.

En 1988 se trataba de votar Sí o No a la llamada Constitución de Pinochet y ya sabemos que ganó el No. Hoy Chile parece confrontado a la misma pregunta, aunque bajo contextos políticos y sociales diferentes, o mejor inéditos.

De esas décadas de dictaduras en el llamado “Cono Sur”, que constituyen los cimientos del cine de Costa-Gavras y por lo cual su nombre parece asociado a ellas, se llega a los tiempos del cine de Gael García Bernal,  que reflejan  sociedades que viviendo ya en espacios democráticos afrontan la dictadura del individualismo o del yo como el centro del mundo.

Entre “Missing” y “No” transcurren 15 años de historia chilena íntimamente ligada. Pero en Costa-Gavras la ficción es también un documento, aunque él no lo vea así : “el cineasta sólo se limita a llevar al espectador hasta el escritorio del historiador y lo deja ahí para que sea él quien continue…”

Para Gael García Bernal ese trabajo de la historia todavía no se plantea. Sus personajes salen de su presente, se desplazan como él por el mundo, hablan las lenguas que sea necesario hablar, se adaptan al hábitat, arman trilogías espaciales, van de su natal Guadalajara hacia las fronteras del norte, viajan en motocicleta por carreteras abiertas de Suramérica, aparecen luego sobre un Skate por las calles de Santiago…

Entre el colectivo y el individuo existe sin embargo un nexo, ese nexo es el asunto político sostiene Costa-Gavras.

¿Tiene más contenido político una película realizada por Costa-Gavras que aquella protagonizada o dirigida por Gael Garcia Bernal? « Todas las películas son políticas en la medida que ellas interesan a miles y millones de personas, aún cuando cuenten historias banales que idioticen a los espectadores », dice Costa-Gavras.

Gael Garcia Bernal tiene poco que decir al respecto. De los tiempos políticos actuales en América Latina se limita a calificarlos como « momentos difíciles ».

Entre sus desplazamientos de México a Argentina, Estados Unidos, Europa, Asia, lo que cuenta ahora para él es su compromiso sindical en favor de los derechos de los actores y directores frente al amenazante mundo digital,  «que es también una gran oportunidad para el cine », dice.

Gael García Bernal no es el soldado ni el policía que atemoriza y dispara contra los chilenos en los primeros días de la dictadura. Él es el joven de hoy por las calles de Ciudad de México, París, Nueva York, Biarritz…También el rural en las montañas de Bolivia o la sombra represora que persigue a Pablo Neruda por un territorio mental.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Nota Ciudadana
Terapia asistida: cuando perros y caballos 'curan' a víctimas de violencia o niños discapacitados

Terapia asistida: cuando perros y caballos 'curan' a víctimas de violencia o niños discapacitados

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--