Enero de 2019, un popurrí

En lo que va del mes han ocurrido tantos sucesos que es difícil escoger sobre cuál escribir. Un repaso rápido a varios asuntos

Por: Luis Ernesto Pérez Osorno
enero 14, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Enero de 2019, un popurrí

Hay un popurrí de temas posibles para hoy. Un arrume de cosas como para divertirse, un día como hoy.

Empezaré por las movilizaciones tan iluminadas del viernes. Un sentimiento popular tan ferviente que no puede soslayarse. Este grito nacional, tan audible y estremecedor, significa que no somos bobos del todo, que hay un nivel de valores civiles, tales como la dignidad y la solidaridad. No hay nada estúpido en ello. Lo estúpido estuvo en la respuesta cínica y descarada del señor objeto de la manifestación: “¡A trabajar!”. ¿Qué puede esperarse? ¿No les recuerdan estas palabras aquellas célebres, idénticas, pero repetidas tres veces? ¿Será que la lora las aprendió? O recuerdan aquellas de una célebre historiadora: ¿“¡Estudien, vagos!”?  Y, es aquí donde está lo estúpido del hecho.

Hace poco derribaron un helicóptero con miles de millones de pesos y la guerrilla, otra vez, sigue buscando la paz al revés: ¡zap! Otro golpe con robo y rapto de personas. Secuestro. Acciones continuadas buscando debilitar al gobierno para ver si se sienta a dialogar. Y el Duque ahí. Pensando en tumbar a su vecino. Hay algo estúpido en ambas posiciones. Y mientras tanto, la comunidad, el pueblo, sufriendo el dolor de patria (que nadie sabe qué es eso) por la terquedad de unos y otros, por las ambiciones oscuras que se mueven alrededor de este conflicto y por la soberbia que explica la estupidez de tantas acciones humanas.

Y, como si fuera poca la diversión, asistimos al circo Hidroituango. Sus payasos más charros ocupan los sitiales de las pantallas hablando una cháchara tan inteligible. Excúsenme, pero no he podido entender eso del “socavón”. ¡Palabra! Es que todo (y todo es todo) lo de este circo es una farsa, una mentira, una tragedia. Y, como siempre nos creen subinteligentes, subdotados, nos atiborran con terminachos “técnicos” para finalmente terminar en que hay que “salvar” a la población que va a ajustar un año en la más triste incertidumbre. Y nosotros aquí, pagando los servicios un poquito más caros cada mes, que no se note, que no duela, pero que paguemos ese desastre. No sé si decir: ¡hay Dios! o ¡ay, Dios!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
46

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Cuando ordenar es asesinar

Cuando ordenar es asesinar

Nota Ciudadana
Atropellos, infamias y excesos: los grandes males de la Policía

Atropellos, infamias y excesos: los grandes males de la Policía

Nota Ciudadana
El derribado Belalcázar y el cacique Pubén

El derribado Belalcázar y el cacique Pubén

Nota Ciudadana
El virus que demostró nuestro egoísmo

El virus que demostró nuestro egoísmo