En tecnología, movilidad y transporte, Colombia está como el cangrejo

Según esta mirada, en estos aspectos el país parece estar retrocediendo, sin dar ninguna seña de que las cosas van a mejorar

Por: Nataly Garzon
enero 17, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En tecnología, movilidad y transporte, Colombia está como el cangrejo
Foto: Pixabay

En estos temas el país y sus gobernantes se rajan. Mi sentir en los últimos años es que vamos para atrás como el cangrejo.

  • Poco incentivo para cambio a carros eléctricos, los precios están por las nubes.
  • Infraestructura limitada: la flota de taxis eléctricos cuentan con pocos lugares o electrolineras para recargar sus vehículos.
  • El sistema de transportes público aún no migra a buses eléctricos, solo hay uno rodando, y la propuesta está desde el 2013.
  • Escasas oportunidades de empleo con remuneraciones salariales óptimas.
  • El favorecimiento al gremio taxista, al sacar Uber del país, solo beneficia a los dueños de las flotas de taxis que se inventaron el famoso cupo.

Ahora bien, en el año 2013 se celebró la feria Smart City, donde el país, particularmente Bogotá, fue escogido como sede internacional. Los criterios para poder hacer parte eran muy sencillos: avances en tecnología, apoyo al empresario, tecnología en la educación y compromiso y aplicabilidad de la tecnología en la movilidad y el transporte público.

Recuerdo que se habló y se presentó el primer TransMilenio eléctrico, el cual fue desechado de inmediato porque fue Petro quien hizo la propuesta. Desde entonces y solo hasta el año pasado (2019) se hizo oficial la puesta en marcha del primer SITP eléctrico (claro, lanzado por Peñalosa, olvidando lo que desde hace mucho se venía gestando).

También en esa feria se habló de las plataformas tecnológicas que permitían compartir carro como un aliciente para mejorar la movilidad de los ciudadanos. En ese entonces estaba Tripda, la cual cerró en el 2016 por los altos costos que representaba su funcionamiento y el poco apoyo por parte del gobierno.

***

“Bogotá está camino de una 'revolución' inteligente, dijeron especialistas que participan en la Smart City Expo", citó el Espectador. Y "Bogotá se estrenó con la primera flota de taxis el mes pasado, es un paso adelante de la capital colombiana en materia de 'cero emisiones' de carbono”, también señaló el diario.

Sin embargo, hoy con gran pesar veo que la revolución inteligente de la que se ha venido hablando solo se ha quedado en el papel, en la muestra mentirosa de un país que dice que avanza y abraza la tecnología solo para recibir recursos que no se destinan para lo que es.

Son contados los taxis eléctricos que se ven por la ciudad. De hecho, cuando tuve la oportunidad de hablar con un conductor y dueño de uno de estos, este me dijo que fue una inversión que salió de su bolsillo y que además se demoraría en rentabilizar, sin contar con que son pocos los lugares que hay para recargar estos vehívulos.

Debo decir que no quiero desmeritar lo que cada gobierno sí ha hecho, sino que quiero resaltar que la falta de continuidad y seguimiento a los proyectos anteriores ha permitido esos huecos y baches en el crecimiento de la ciudad. Es primordial que deje de primar el "esto lo hice yo y no el otro", tan común entre los gobernantes.

***

Con respecto a Uber, qué desatine tan tenaz la del gobierno. Se dejó presionar por un gremio para que la plataforma que le ha dado ingresos a más de 88 mil conductores, ha movilizado a 2 millones de usuarios y ha movido la economía de  otra manera ­(porque las oportunidades laborales no son como se muestra en las encuestas) se vaya del país.

Todo porque los taxistas, especialmente los pocos dueños de las grandes flotas de taxis, no se sienten a gusto con una competencia que brinda calidad, servicio, seguridad y atención especial. Todo por no quedarse sin el valor del cupo que cada conductor debe pagarles, más los adicionales. Por cierto, este tema del cupo fue inventado por ellos mismos (mis abuelos me cuentan que antes los taxis funcionaban libremente y no se pagaba ningún cupo) debe ser reevaluado, así como el uso de taxímetros digitales (vamos a ver si lo aceptan, porque el proyecto de las tablets no les dio resultados).

Esa regulación de precios y de nueva tecnología para ellos, más la aceptación de las apps como “servicio de transporte privado” han sido indicadas por Ángela María Orozco, ministra de Transporte, y Victor Muñoz, consejero económico y de transformación digital, de acuerdo a un artículo publicado en El Tiempo.

 Sea como sea, lo cierto es que los usuarios (los que ya sabemos cómo es estar seguros en un vehículo que no tiene adulterado el contador de la tarifa, que podemos ir a la dirección que necesitamos sin que nos digan “por allá no voy” o en el caso de las mujeres sin ser asediadas y ofendidas por “los líderes del gremio” con comentarios soeces o discriminatorios), no queremos volver a un servicio arcaico, deshonesto e inseguro.

Se requiere que haya regulación, ¡sí! Una que beneficie a ambos sectores, ¡sí! También se necesita que las diferentes aplicaciones que se usan para este fin sean aprobadas y no solo se beneficie a la que haya sido creada por el gremio taxista, como es el caso de César Hernández, hermano de uno de los fundadores de Taxis Libres, el excongresista José Eduardo Hernández. José Eduardo creó Cotech con Uldarico Peña (quien murió en 2018). Su hija Stefanía es la actual gerente. Según un reportaje en La Silla Vacía,"Cotech y Taxis Libres tienen, juntas, un app para pedir taxis, llamada Red Amarilla. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Movilidad, esta tiene más de 18.000 taxistas registrados, lo que da cuenta del tamaño del negocio que tienen".

Así mismo, es necesario que si se hacen reuniones para hacer estas regulaciones y llegar a un acuerdo, los directivos de cada app sean invitados. Esto para que no se repita lo que indica el comunicado de Uber: que ellos nunca fueron invitados a ninguna de las más de las 700 reuniones realizadas.

Con esas acciones se nota el poco interés por parte del gobierno para llegar a un acuerdo, por el contrario, muestra hacia donde se inclina la balanza. Por otro lado, si el presidente y los gobernantes se siguen dejando manipular con chantajes como el lanzado por Hugo Ospina el 13 de enero este país no avanzará y seguirá beneficiando a unos pocos y demostrando que el servicio de taxis es liderado por un ser humano poco racional, inconsciente y agresivo, dándonos a los usuarios la razón que no queremos un servicio como ese y preferimos quedarnos con apps como Uber, Didi, Beat y todas las demás.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Indolencia con el patrimonio de Santander de Quilichao

Indolencia con el patrimonio de Santander de Quilichao

Nota Ciudadana
Reciclaje, una necesidad para los niños

Reciclaje, una necesidad para los niños

Nota Ciudadana
Cuando las ratas casi acaban con la humanidad

Cuando las ratas casi acaban con la humanidad

Nota Ciudadana

"Hacer fila es de tontos y respetar los derechos de mamertos"