En defensa de Petro: por qué su gobierno no es el paraíso ni el infierno que pintan

En defensa de Petro: por qué su gobierno no es el paraíso ni el infierno que pintan

"Pese a que podemos criticarle varias cosas al gobierno, decir que el país va camino a la ruina es una exageración"

Por: David Alexander Triviño Rubio
febrero 02, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
En defensa de Petro: por qué su gobierno no es el paraíso ni el infierno que pintan
Foto: Archivo Presidencia

Antes de empezar, vale aclarar que no soy petrista. De hecho, no voté en las pasadas elecciones por Gustavo Petro ni en primera ni en segunda vuelta (tampoco por el ingeniero Rodolfo Hernández). Ni siquiera voté por la lista del Pacto Histórico. Voté en blanco. Así pues, este texto no debe tomarse como una defensa ciega e incondicional al mandatario ni a su gobierno, sino más bien como un llamado a la crítica y a la argumentación racional, constructiva y humanista.

***

El 7 de agosto llegó al poder Gustavo Petro. Si bien su gobierno es considerado por algunos como el "primero de izquierda en la historia de Colombia", esta afirmación puede ser debatible, pues hubo antes otros con enfoque social (aunque no necesariamente de izquierdas).

Pese a no haber votado por él, esperaba que llegara al poder, tanto por el "giro a la izquierda" que se estaba dando en el continente como por el desgaste de la clase política tradicional (este último rasgo también favoreció a Rodolfo Hernández). Ambos eran vistos como "opciones de cambio" (apoyaron abiertamente el Paro Nacional, incluso al ingeniero se le vio en marchas) y coincidían en varios puntos importantes: implementación de los acuerdos de paz; continuación de los diálogos con el ELN; reapertura de la frontera y restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Venezuela (cosa que casi todos los candidatos proponían y que se hace necesaria por el bien de los millones de personas que viven en la frontera); no al fracking; respeto al fallo de la Corte Constitucional respecto al aborto; enfoque menos punitivo respecto al tema de las drogas; implementación del Acuerdo de Escazú; sustitución de importaciones, etc.

De hecho, el mismo Rodolfo publicó 20 puntos para diferenciarse del uribimo y no en vano el propio Petro le ofreció la vicepresidencia y Rodolfo decía que de no pasar a segunda vuelta apoyaría a Petro, por lo que "el ingeniero" no era necesariamente antipetrista; cosa que quedó demostrada tanto con su abrazo de reconciliación tras la segunda vuelta y con el posible apoyo del petrismo a su campaña para la gobernación del Santander.

Respecto al gobierno de Gustavo Petro, así como ha tenido sus errores y desaciertos (desde el nombramiento de Concepción Baracaldo en el ICBF hasta el cese bilateral no acordado con el ELN... y hablo por todos cuando digo que las constantes contradicciones dentro de su gabinete le hacen daño tanto al gobierno como al país), también ha tenido varias cosas positivas como la Reforma Agraria, la implementación del Acuerdo de Escazú, la disminución de tasas de interés para créditos del Icetex, acabar la escolta vitalicia a funcionarios públicos y gran parte de la reforma laboral, ministerio de la igualdad (recomiendo esta columna de el gran Jose Gregorio Hernández para entender un poco el asunto), cambios de directrices en la fuerza pública (enfoque en el respeto a los DDHH y en las vidas salvadas), aunque muchos de estos choquen con la visión y paradigma militarista y ultranacionalista que se ha inculcado en la cultura colombiana.

Respecto a la Reforma Pensional, pese a los descaches de sus funcionarios, en principio parece positiva por la idea del "sistema de pilares" (que implementan países como Suiza o Países Bajos).

En el caso de la Penitenciaria, tal como señala el proyecto busca "humanizar la política criminal y penitenciaria, para contribuir a la superación del estado de cosas inconstitucional”, si bien es comprensible que puede chocar con los draconianos conceptos vengativos, conservadores, punitivistas y retributivos que imperan en nuestra cultura colombiana, que puedo comprender el temor a la impunidad y a que criminales peligrosos puedan salir libres y pese a algunos puntos polémicos en específico de los cuales urge aclaración sobre cómo y a qué sujetos se les aplicaría (como el de que los reos puedan entrar y salir de las cárceles), es una propuesta muy integral y que busca un sistema penal y carcelario más acorde al siglo XXI.

Respecto a la Reforma a la salid (a mi juicio, la más polémica), urge su socialización y aclaración de varios puntos, y no sólo flitraciones y declaraciones espurias, puedo entender las preocupaciones que ha suscitado esta reforma ya que se ha dicho que el sistema de salud colombiano es de los mejores del continente, todos sabemos que tiene varios y grandes problemas, desde el hecho que haya que hacer tutelas para ser atendido (197.000 tutelas hasta noviembre de 2018 según la Corte Constitucional) hasta un 56% de muertes por causas prevenibles (estudio ASIS del MinSalud y datos del INS) sin mencionar la tercerización y precarización del personal médico. Por lo que se ha sabido, la propuesta de reforma tiene puntos buenos, otros debatibles, otros interesantes y otros que urge aclarar. Respecto a la reforma tributaria, tiene puntos positivos (impuestos saludables, cobrar impuestos a los ricos, impuestos verdes) tiene otros puntos negativos, aquí un video de la Pulla explica de manera imparcial.

He visto que el debate se ha degradado por el sensacionalismo y la polarización, cuando no las noticias falsas o sacadas de contexto, y que muchas propuestas pueden chocar con los paradigmas que nos impone nuestra cultura arribista, moralista, militarista, punitiva, retributiva y rencorosa, como se observó desde Santos. Como la ya mencionada reforma penitenciaria o programas como de "Jóvenes en paz" y "Gestores de paz" (dos programas diferentes, aunque se confunden en el debate), el primero es un programa de transferencias monetarias para jóvenes en situación de vulnerabilidad mientras que el otro es un programa de resocialización que aplicaría para personas detenidas en el marco de la protesta social que además no hayan sido condenadas. Quien diga que van a "sacar a bandidos o psicópatas de las cárceles para hacerlos "gestores de paz" " así no más es ignorante, prejuicioso o simplemente mentiroso o malintencionado.

Respecto a las políticas energéticas, si bien se pueden criticar varios de los errores de la ministra Irene Vélez, se puede decir que es una persona con buenas intenciones y, pese a que se puede cuestionar la suspensión de la explotación de petróleo, en esencia no le faltaría razón e idea en lo de la transición energética (sumado a las posibles inversiones y potencial en hidrógeno verde). Además del hecho de que los contratos para traer gas a Venezuela se harían en el marco de un contrato firmado en 2007 a partie de un proyecto binacional cuya idea se fue gestando desde noviembre de 2002 en reunión binacional en Santamarta y el acuerdo se realizó en noviembre del año 2005. Y quien conozca los informes del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) se daría cuenta lo muy nocivo tanto para la salud como para el medioambiente que han sido los combustibles fósiles.

Respecto al tema de las drogas, es un hecho que la guerra ha fracasado , un ejemplo histórico concreto sería lo que fue "La Prohibición" en Estados Unidos en la época de los 20 y principios de los 30 cuando el alcohol se persiguió de la misma manera que las drogas creando las mafias y haciendo más dañinas esas drogas de lo que ya son.

También considero que, al igual que con Santos, pese a no considerarlo un gran presidente, puede al menos avanzarse en temas que en otras administraciones hubiera sido más lento, por no decir imposible, como las políticas en beneficio del campesinado, desde la Reforma Agraria hasta las Zonas de Reserva Campesina (ZRC). Además, pese a la improvisación y descaches respecto a la "Paz Total" y pese al persistente problema de la violencia en los territorios, hay razones para ser optimistas. Incluso el experimento de Buenaventura es bastante interesante.

Si bien uno puede cuestionar el pasado guerrillero de Gustavo Petro y las acciones del M-19, hay que tener en cuenta: primero, Petro (cuyo alias era "Aureliano" y no "el cacas" como falsamente se le atribuye así como no comprobada está la presunta historia que acompaña el supuesto alias) no era comandante militar sino político. De hecho, como señalan sus antiguos compañeros de lucha (entre ellos el ahora uribista Everth Bustamante), él no era hombre de armas. Solo se le puede atribuir rebelión, porte de armas y conspiración, es decir, no se le pueden atribuir en específico a Petro muertes directas o indirectas al menos mientras hizo parte del M-19.

El M-19, aún con sus equivocaciones, se puede decir que fue la guerrilla menos mala del país, pues al menos hicieron labor social como la construcción de barrios en el área metropolitana de Bogotá (entre ellos el famoso Bolivar 83) y el impulso a varios derechos que hacen parte de la constitución del 91, la mejor que hemos tenido hasta ahora. Y respecto a la toma del Palacio de Justicia, existe una responsabilidad compartida tanto por el M-19 como (y especialmente) por el Ejército. Es sabido que de los tres incendios, el incendio fatal fue causado por el Ejército además de los 13 desaparecidos que salieron con vida y que jamás se les volvió a ver. A Gustavo Petro no se le puede atribuir responsabilidad en ello, primero porque, como se dijo anteriormente, no era comandante militar y segundo, porque estaba preso en ese momento y además, siendo víctima de torturas. Sin mencionar que le atribuyen tanto a Petro como al M19 delitos que estos no cometieron ni está comprobado que lo hicieran.

Resulta curioso que a Petro especialmente se le restriega en cara constante y más duramente su paso por el "eme" y no a Navarro Wolff y menos a los ahora uribistas, Carlos Alonso Lucio, Everth Bustamante y Rosemberg Pabón, pero cuidado uno le señala lo "narco" y "paraco" al "narcotraficante 82", sin mencionar la cantidad de narcos y familiares de narcos en las filas del uribismo. Por lo visto, lo de "el que es no deja de ser" (frase que solo demuestra la triste cultura punitiva y retributiva que mora en este país y de que a este país le falta aún pasar la página) solo aplica cuando conviene.

Además, salvo honrosas excepciones, la mayoría de la crítica y "oposición inteligente" de ciertos políticos e influencers hacia Petro está basada, cuando no en noticias falsas, en exageraciones, prejuicios, moralina burda y críticas poco o nada racionales, constructivas. De hecho, viendo a los personajes de la mal llamada "oposición inteligente", puedo decir que representan lo peor y más reaccionario de la derecha nacional: uribistas, ultraconservadores, fascistas y "yunquistas" de toda clase que deliran con sandeces como "ideología de género", "castrochavismo", "comunismo" (ignorando que la Guerra Fría terminó, el muro de Berlín cayó, la URSS ya no existe y los países comunistas se cuentan con los dedos de una mano, por lo que la "amenaza comunista" no deja de ser una mera sandez), "George Soros", "guerra cultural", entre varios otros fantasmas para asustar incautos, ignorantes o personas prejuiciosas y susceptibles de caer en noticias falsas, verdades a medias y afirmaciones sacadas de contexto.

Lo anterior además de insistir como loras mojadas en el sonsonete de "Venezuela, Cuba, Nicaragua", metiendo incluso en el mismo saco a la izquierda democrática (Boric, Lula, Pedro Sánchez, Xiomara Castro, Mujica) con estos regímenes, y creyendo que sus gobiernos son comparables a estos (ni siquiera gobiernos como los de Bolivia, Argentina, el propio gobierno de Petro o Perú hasta diciembre 2022 son comparables, aún con las cosas criticables que puedan tener), lo cual es ignorancia y analfabetismo político puro y duro.

Y muchos de los que conforman la mal llamada "oposición inteligente" y que incurren en ataques y propaganda negra incluso a gobiernos democráticos de izquierda y que no son necesariamente de izquierda (como el de Joe Biden) son gente que tienen de demócratas lo que Shakira de campeona olímpica de pesas, como se ha visto no sólo con Trump y Bolsonaro, sino también respecto a la crisis política que asola al Perú (cabe aclarar que yo me opuse al intento de autogolpe de Castillo, pero puedo criticar los incontables abusos que ejerce el gobierno interino y el racismo ramplón de quienes lo promueven).

En conclusión, pese a que podemos criticarle varias cosas al gobierno, decir que el país va camino a la ruina es una exageración, cuando no una cretinada al pretender que el país se acabe para querer "tener la razón". Además, la alcaldía de Petro se puede decir que pese a que no fue la maravilla que promueven sus seguidores, no fue tan mala como dicen sus detractores ni tampoco "nosvolveremosVenezuela" en este gobierno.

Y a los que se la pasan señalando de "adoctrinado", "sectario", "promotor del odio", etc. al petrismo (o a lo que estas personas les parezca "petrismo"), les aconsejo que se examinen un poco, porque a lo mejor ven la paja en el ojo ajeno.

Igual, el 11 de septiembre se conocerá a los verdaderos demócratas.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
¿Por qué los 'call centers' se están chupando a los universitarios?

¿Por qué los 'call centers' se están chupando a los universitarios?

Nota Ciudadana
La recompensa: Egan Bernal llegó al top 5 del Giro y luego

La recompensa: Egan Bernal llegó al top 5 del Giro y luego "caracoliando" se lo tragó el grupo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--