El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

Un millonario silencioso que controla 1400 has de rosas, astromelias y anturios de los que salen ramos que se venden en Paloquemao y millones vuelan a EEUU y Europa

Por:
febrero 08, 2022
El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

A las dos de la madrugada cientos de personas armadas de chaquetas y ruanas de lana se resguardan del frío dentro de sus camiones y camionetas de platón y estacas que están atiborradas de flores. Están parqueadas en la carrera 27 con calle 19, en el centro de Bogotá, a la espera de que las puertas del desolado parqueadero de la plaza se abran.

Ya sobre las tres de la mañana, una hora después, la plaza de Paloquemao tiene armados y acomodados 162 puestos de trabajo. Parece un vivero multicolor. Es el lugar más grande e importante donde se consigue toda clase de flor que se cultiva principalmente en la sabana de Bogotá en muchos de los campos que le pertenecen a John Simko, el gringo que controla gran parte del mercado de flores colombianas puestas en Estados Unidos, Europa y Japón, así como las que se venden en esta plaza bogotana a precios cómodos y que llenan las floristerías, cementerios e iglesias de la ciudad.

 - El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

Foto: Leonel Cordero.

Alex Simko, el abuelo de John, un inmigrante húngaro que llegó a Estados Unidos en 1914 fue el hombre que arrancó con el negocio de las flores en la familia. Después de trabajar en minas de carbón se hizo a un terreno en Pensilvania donde montó un invernadero y empezó a cultivar hortalizas y flores, acompañado de sus hijos.

Las ventas al detal carentes de visión empresarial sostenían a la familia hasta que 35 años después el menor de los cuatro hijos del matrimonio venido de Hungría, Jack Simko, padre del hoy dueño de la gran mayoría de las flores colombianas, abrió Franklin Flower Shop, una floristería que ponía arreglos florales en tiendas y supermercados. El negocio creció a pasos agigantados y se vieron obligados a montar una filial mayorista que se encargaba únicamente de los negocios grandes.

El joven John Simko, nacido en New Jersey y estudiante de español, llegó a Colombia a finales de los 80 más por presión familiar que por gusto propio. Quería darse la gran vida como pasante en la rebelde y liberal Barcelona española de aquellos años. Jack, su padre, lo aterrizó con una propuesta que le cambiaría la vida: —Si te vas para Barcelona, los gastos de tu pasantía te la pagas tú solo; pero si te vas para Colombia, a aprender del negocio de las flores, todo lo pago yo.

 - El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

John Simko se ha convertido en uno de los grandes productores de flores en Colombia, flores que terminan en Estados Unidos y Europa, principalmente. También es el mayor productor de América del Sur, pues tiene cultivos en Ecuador.

Durante un año como pasante en aquella Colombia violenta de comienzos de los 90, cuando gobernaban las bombas de Pablo Escobar y los secuestros de las guerrillas, John Simko aprendió y se enamoró del negocio; se dio cuenta que importar desde Colombia era un gran negocio y sin perder tiempo hizo contactos importantes con los que en pocos meses fortaleció la empresa de su padre, la cual un par de años después terminó comprando y cambiándole el nombre por Sunshine Bouquet Company, con la que empezó a importar en gran cantidad las flores más bonitas del mundo, con las cuales empezó a invadir todo Estados Unidos.

John Simko se hizo a pulso. Los negocios con los cultivos colombianos los empezó haciendo desde su habitación, a través de una pequeña máquina telegráfica con la que se comunicaba con sus proveedores para hacer pedidos. Así creció y construyó el emporio que hoy tiene.

En 2002, después de importar durante siete años, John Simko compró la primera finca en los alrededores de Bogotá. Hoy en día Sunshine Bouquet Company es dueña de unos 80 cultivos en Ubaté, El Rosal, Facatativá, Mosquera, Madrid, Tabio, Chía, Tocancipá, Cota y algunos más en Medellín. Tiene sembradas 1400 hectáreas de tierra y cuenta con casi 10 mil empleados.

Su gran negocio lo hizo en junio de 2020, cuando cerró la compra de Esmeralda Flores para controlar la operación de la empresa paisa en Colombia, Ecuador y Estados Unidos. Esmeralda Flores fue fundada por Peter Ullrich en 1972 en Medellín. Junto a su esposa, Clarisse Ullrich comenzó un negocio que se expandió no solo en Sudamérica, también en Etiopía. Pero con el fallecimiento del fundador en 2016, Clarisse decidió vender la empresa a su colega Simko, que con el control de la operación se convirtió en el superpoderoso de las flores en el país.

 - El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

En La Sabana se producen el 60% de las flores que se exportan. Colombia es el segundo mayor exportador del mundo. Foto: Sunshine Bouquet.

El norteamericano es el productor de flores más grande de América del Sur. Su empresa pone en Estados Unidos 500 millones de flores por año. En este negocio, que mueve en Colombia unos 1.500 millones de dólares al año, nada se pierde; aquellas flores que no cumplen con el estándar para ser tipo exportación por su tamaño y color, además de otras que no tienen suficiente mercado y que representan el 5% de la producción total, se quedan como flor nacional. Son aquellas flores despreciadas por el mercado de extranjeros las que hoy llenan la plaza de Paloquemao todos los días a las dos de la madrugada y que se convierten en un buen negocio para los comerciantes nacionales.

 - El gringo John Simko, el gigante de las flores colombianas

Foto: Leonel Cordero.

Manolo Cruz lleva casi toda su vida vendiendo rosas en Paloquemao. No le va mal y mensualmente puede hacerse hasta 10 millones de pesos a punta de arreglos florales, pero para lograrlo debe vender 1.500 paquetes o más. Su jornada en la plaza de mercado termina hacia las 2 de la tarde, cuando comienza la correría por la sabana buscando nuevas flores. Las fincas de Simko son sus preferidas. Y es que allá puede encontrar flores que apenas son unos botones imperfectos que no sirven para exportación, pero son igual de bellas.

El mes de febrero se vuelve uno de los más movidos del año por la temporada de San Valentín. Los cultivos en la sabana a donde va Manolo Cruz están trabajando a toda marcha y las fincas de Simko y su empresa Sunshine Bouquet son el lugar perfecto para encontrar las mejores flores, aquellas que no harán parte de las cerca de 600 millones que salen del país, pero terminan adornando las casas bogotanas.

| Te puede interesar:

VIDEO: En San Valentín, 600 millones de flores colombianas conquistan Estados Unidos

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
La cafetería en Bogotá perfecta para comer rico, tomarse buenas fotos y disfrutar de libros

La cafetería en Bogotá perfecta para comer rico, tomarse buenas fotos y disfrutar de libros

Sonet, la camioneta de Kia que fue renovada y ya se puede encontrar en Colombia; este es su precio

Sonet, la camioneta de Kia que fue renovada y ya se puede encontrar en Colombia; este es su precio

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--