El golpe que se avecina en Colombia debido a la guerra del gas en Siria

El golpe que se avecina en Colombia debido a la guerra del gas en Siria

Este martes, Biden examinó las desastrosas cifras del Índice de Precios al Consumidor. El coletazo de la crisis energética sobre nuestros bolsillos será total

Por: José E. Mosquera
septiembre 15, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El golpe que se avecina en Colombia debido a la guerra del gas en Siria

Colombia no es una isla, el coletazo de la crisis energética y económica global sobre los bolsillos de los colombianos será fuerte y no obedecerá a factores ideológicos del presidente de turno, Gustavo Petro. De hecho, es una crisis energética y económica que tiene su génesis en la guerra del gas en Siria, un conflicto donde se formaron dos bloques de las potencias y sus aliados en el Oriente Próximo. El primero, liderado por Estados Unidos y las potencias de la UE, Arabia Saudita, Qatar e Israel, entre otros países, que buscaron derrocar al régimen sirio de Bashar al-Asad. El segundo, liderado por Rusia e Irán que apoyaron su permanencia en el poder.

La retirada de las tropas de Estados Unidos fue el epílogo de su derrota en esta guerra del gas, derrota que definió un nuevo orden mundial en materia de energía. El pulso lo ganaron los rusos y los iranies que respaldan al régimen sirio y los grandes derrotados fueron Estados Unidos y las potencias de Unión Europea.

Para los rusos significó abrir las puertas para desarrollar su nueva política gasífera hacia el mercado europeo sobre la base de dos grandes gasoductos. El Nord Stream 2, que conecta Rusia-Alemania a través del Mar Báltico, y que los gringos con las sanciones no han dejado funcionar. El segundo entre Rusia a Bulgaria que tiene dos ramales, uno que pasa por Grecia y el sur de Italia y el otro por Hungría y Austria.

En cambio, los planes de los gasoductos de Estados Unidos que partía de Irak-Siria, Turquía, Mar Negro- Rumania, Hungría y Austria con conexión con Croacia, Eslovenia e Italia y el otro que parte de Catar pasando por Siria a Turquía quedaron frenados.

Para Estados Unidos, significó un revés para sus planes estratégicos de frenar la pendencia de Europa del gas ruso. Sus planes quedaron frenados al no lograr incrementar las exportaciones gasíferas desde Catar hacia Europa, un negocio redondo para las petroleras estadounidenses que controlan los principales yacimientos.

La guerra en Ucrania es una continuidad de la guerra del gas en Siria entre Estados Unidos y Rusia por el control del mercado gasífero de Europa y de las reservas de gas de Asia Central y el Oriente Próximo, y desde luego, los gasoductos y oleoductos de ambas regiones. Por lo tanto, la crisis que genera la guerra del gas en Europa es consecuencia de la lucha imperial en Ucrania entre Estados Unidos con su aparato militar de la OTAN contra Rusia por control energético en Asia Central.

De manera que las sanciones económicas y bloqueos financieros y comerciales contra Rusia por Estados Unidos y sus aliados, arrastraron a Europa a la ruina y desencadenaron la actual crisis energética y económica global, peor que la que sufrió el mundo en los años 70 del siglo XX. Ningún país del mundo se salva del coletazo de esta crisis.

En todo este debate sobre los efectos de la crisis energética global que ha desatado por las ambiciones hegemónicas ambas potencias, me llamo la atención un reportaje publicado el martes en el The New York Times por la analista Juana Smialek, sobre la crisis inflacionaria que golpea a Estados Unidos.

Smialek en su análisis, dice, que este martes, el presidente Joe Biden se reunió con los principales líderes demócratas en la Casa Blanca para examinar las desastrosas cifras del informe del Índice de Precios al Consumidor en agosto. Señala que el informe fue porrazo para la administración de Biden y los demócratas, porque “los aumentos de precios se mantuvieron en agosto, ya que una amplia gama de bienes y servicios se encarecieron, evidencia de que la desaceleración sostenible de la inflación que la Reserva Federal y la Casa Blanca esperaban sigue siendo difícil de alcanzar.

Examina que según demostró el informe “los precios subieron un 8,3 por ciento respecto al año anterior y las acciones se desplomaron el martes, con el S&P 500 cayendo un 4,3 por ciento, su mayor caída desde las profundidades de la pandemia en 2020, ya que los datos parecían cimentar el caso de otro aumento inusualmente grande de la tasa de interés de tres cuartos de punto porcentual en la reunión de la Fed la próxima semana”. En Conclusión: la crisis energética y económica global va para largo.

@j15mosquera

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Nota Ciudadana
El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--