El estilo de gobierno de Duque se tomó al Cauca

El estilo de gobierno de Duque se tomó al Cauca

Frente a la trágica situación de Argelia, el gobernador convocó a las alcaldías a una nueva mesa de análisis para tratar ese tema. ¿Estrategia duquista?

Por: Omar Orlando Tovar Troches
noviembre 09, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El estilo de gobierno de Duque se tomó al Cauca
Foto: Twitter/@Elías Larrahondo Carabalí

Más allá del aterrador panorama de violencia y crisis humanitaria que vive en la actualidad la sociedad caucana, registrada y analizada a más no poder [1], asusta comprobar cómo la valentía y la altivez con las que muchos caucanos y caucanos hacen sentir sus voces de protesta no coinciden con sus preferencias políticas a la hora de elegir sus gobernantes.

Al parecer, la pobreza endémica, caldo de cultivo de muchos de los problemas socioeconómicos que ha padecido buena parte de la sociedad caucana, también le sirve de sustento a una histórica clase dirigente empeñada desde siempre en mantener los privilegios de una casta social, enquistada desde la colonia en los cargos de dirección administrativa y política de este departamento del suroccidente colombiano; no obstante que, en tiempos recientes, en una o dos ocasiones, el hastío, pero sobre todo el desespero de los caucanos, logró elegir como gobernadores del Cauca a dos supuestos representantes de las comunidades étnicas del Cauca: el indígena Floro Tunubalá y el negro Elías Larrahondo.

Para el caso del primero, el taita Floro, la consuetudinaria improvisación política de los sectores sociales alternativos y/o de izquierda, junto con la manipulación de uno que otro agente infiltrado de los partidos tradicionales, ocasionó que esta primera experiencia de gobierno de un miembro de las eternamente excluidas y segregadas comunidades indígenas del Cauca rondara los caminos del fracaso, dándole, tristemente, la razón a los políticos tradicionales y sus aliados en la élite económica caucana respecto a la supuesta incapacidad de los indios, los negros y los pobres para gobernar.

La ineptitud, el clientelismo, la corruptela y hasta la delincuencia fueron algunos de las características con las que se identificaron algunos de los recientes gobiernos departamentales luego de la experiencia del indio Floro. La demagogia, pero sobre todo la manipulación de la miseria de las mayorías, logró que hasta un descendiente de esclavistas fuera avalado por una organización social de los afrocaucanos y no precisamente como símbolo de reconciliación histórica, sino como el vulgar ejercicio de la compraventa de avales y de conciencias.

El verbo hecho demagogia tomó las riendas de la gobernación, a punto tal que ni siquiera las acusaciones, ni los indicios, ni las investigaciones relativas a la corruptela y la indebida destinación de los recursos de los caucanos lograron que el camaleón exmagistrado, exgobernador y hoy senador de Colombia don Temístocles Ortega, primero liberal, luego alternativo y hoy de Cambio Radical, sacara sus poderosas manos de la Gobernación del Cauca. El símbolo del acomodamiento, a punta de inmarcesible verbo embolatador, logró cooptar algunos dirigentes afros para apropiarse de la postulación del exalcalde Elías Larrahondo, quien a la postre salió electo gobernador del Cauca.

Don Elías, ahora flamante gobernador del Cauca, preso de sus “compromisos” con don Temístocles y víctima del repudio del uribismo, por ser el gobernante de un departamento castrochavista como el Cauca, en el que el uribismo ha sido derrotado ene veces, ha apelado a la fórmula fácil, quizás aprendida de su papá político, el senador Ortega, de acomodarse e imitar el estilo de gobierno del encargado en la presidencia de Colombia, don Iván Duque. El señor gobernador del Cauca ha optado por el manejo mediático de su gestión, apuntándole al constante ejercicio del lavado de manos institucional, encargándole a las innumerables comisiones y mesas el análisis de la desastrosa situación de crisis humanitaria que vive el Cauca. Ya se han analizado y debatido por enésima vez las causas y actores de la conflictividad caucana; ya se han hecho los mil y un gestos simbólicos de reconciliación de la sociedad civil con no se sabe quién o quiénes [2], sin que, hasta la fecha, se haya oído una declaración de reclamo, de exigencia o siquiera de leve protesta por parte del gobernador Larrahondo dirigida al Gobierno nacional frente al olvido y la desatención de la matanza que está desangrando al Cauca.

Lo del actual gobernador, de algunos alcaldes y de una que otra alcaldesa del Cauca es la constante genuflexión al uribismo. Lo de ellos y algunas ellas es la imitación exegética del estilo de gobierno Duque: manejo de medios, declaraciones, consejos de seguridad, aumento de pie de fuerza, glifosato y distractores de opinión. Para la muestra un solo botón. Frente a la trágica situación de Argelia, al sur del Cauca, don Elías Larrahondo convocó a una nueva mesa de análisis, a las alcaldías del norte del Cauca, para tratar ese tema, junto con la aguda crisis, según él y sus asesores, que se presenta por la disputa territorial entre negros e indios del norte y que, coincidencias del destino, afecta los intereses de uno que otro miembro del poderoso sector de la caña de azúcar.

Mientras el alcalde de Argelia, lo mismo que los de otros municipios del Cauca, claman por una solución a la grave situación de violencia que padecen sus comunidades, en la muy cómoda sede de la gobernación del Cauca, situada en Santander de Quilichao, algunos funcionarios, muchos de ellos venidos momentáneamente de Popayán, posan para las cámaras de fotografía y los celulares en rítmicas sesiones de zumba y aeróbicos, promocionando la salud, estorbando de paso a los viandantes de este sector y postergando la gestión de la crisis humanitaria que está matando al cauca, dándole la espalda a la realidad, tal y como lo hace don Duque frente a la catastrófica realidad nacional.

 

Referencias

[1] Situación de emergencia por vulneraciones a los Derechos Humanos en el Departamento del Cauca – Indepaz

[2] Elías, Elías, ¿por que nos has abandonado? - Las2orillas

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
¿Por qué las denuncias de Olmedo López deben tomarse con pinzas?

¿Por qué las denuncias de Olmedo López deben tomarse con pinzas?

Nota Ciudadana
Caricatura: ¿Cómo creerles?

Caricatura: ¿Cómo creerles?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--