¡Dígale no al icopor!

Este material no es biodegradable ni fácilmente reciclable, además contiene dos carcinógenos, estireno y benceno, que pueden ser perjudiciales para la salud 

Por: Octavio Pineda
febrero 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Dígale no al icopor!

En el Informe sobre el estado de las prohibiciones del poliespuma y de las bolsas de plástico en la región del Gran Caribe, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (cuyo PDF puede consultar en internet), el resumen ejecutivo deja en claro que la contaminación plástica es uno de los temas más relevantes e importantes de nuestro tiempo.

“El plástico se ha convertido gradualmente en una parte de nuestra vida cotidiana, pero esto ya no es defendible; el modelo tradicional de producción, uso y eliminación lineal para plásticos convencionales es ecológicamente insostenible y ha causado daños ambientales adversos e inaceptables”, se lee en el informe.

Esto ha llevado a cada vez más ciudades y países a prohibir las bolsas plásticas de un solo uso y el poliestireno expandido (EPS sus siglas en inglés), lo que en Colombia se llama icopor, pero que en cada país, a veces dependiendo incluso del fabricante, se llama con otros nombres, como poliespuma.

“El poliespuma tarda 500 años en descomponerse en condiciones óptimas, pero la mayor parte del poliespuma que utilizamos nunca se descompone en absoluto”, añade el informe.

Y si esta razón ambientalmente poderosa no fuera suficiente para desaconsejar su uso, cabe anotar que el mismo informe subraya que el poliespuma contiene dos carcinógenos conocidos, benceno y estireno, “productos químicos que pueden filtrarse en alimentos o bebidas”.

Cuando uno profundiza en el tema, constata que, en efecto, el año pasado un grupo de trabajo imparcial bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y designado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) elevó el estireno de posible a probable carcinógeno para los seres humanos, en una decisión basada en estudios de registro y nuevas pruebas animales, según el portal Science Daily.

Por su parte, el benceno es considerado carcinógeno en seres humanos por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (DHHS), la misma Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA).

“La exposición prolongada al benceno puede producir cáncer de los órganos que producen los elementos de la sangre. Esta condición se llama leucemia. La exposición al benceno se ha asociado con el desarrollo de un tipo especial de leucemia llamada leucemia mieloide aguda”, se lee en la página de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR).

Como mencionaba al principio, el sólo hecho de saber que hemos llenado nuestro planeta de tanta basura plástica, incluido el icopor, es razón suficientemente poderosa para que cada vez más países de América Latina, incluido Colombia, se sumen a las prohibiciones de platos, vasos y demás recipientes de icopor para comida como han hecho muchas ciudades en Estados Unidos, incluidas Washington DC, Portland y más recientemente Nueva York, así como Vancouver, en Canadá.

Ya en otro artículo insistimos en que con acciones tan sencillas como evitar el icopor, un material que no es ni biodegradable ni reciclable en una escala realista, usted puede ayudar muchísimo a generar menos basura, sobre todo en una ciudad que no fomenta el reciclaje y hace un pésimo manejo de residuos.

Pero si eso no fuera suficiente, al menos preocúpese un poco por su propia salud, estrechamente ligada a la del planeta en su conjunto.

Esa frase que dice que el colombiano hace fila para que lo tumben, aunque caricaturesca, entraña cierta verdad, y es que en su mayoría (no todos) la sociedad adolece de una gran apatía para informarse mejor por cuenta propia incluso en otros idiomas (apatía que los grandes medios de comunicación, por lo general superficiales y poco críticos, han fomentado), y por lo mismo es fácilmente manipulable por autoridades irresponsables y negligentes, que hasta ahora han hecho muy poco para lograr un desarrollo ambientalmente más sostenible.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2455

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus