Del ejercicio del derecho a la ingeniería jurídica

Comentarios a propósito del decreto 806 de 2020, que dictó medidas para la continuidad de los procesos que se adelantan ante la rama judicial

Por: Cristian Enrique Cabarcas Mercado
octubre 15, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Del ejercicio del derecho a la ingeniería jurídica

La abogacía entendida como el ejercicio académico y práctico de las ciencias jurídicas no ha estado siempre abierta a las nuevas fuentes que insertan o modifican dicho ejercicio profesional. En este escenario, es importante resaltar la llamada “revolución virtual” y el uso de las tecnologías en todos los campos de nuestra vida, incluyendo sin vacilaciones el uso de las tecnologías para el ejercicio de actuaciones judiciales. Se ha pensado desde hace mucho tiempo que la virtualidad para el ejercicio del derecho ha de ser regla general y la presencialidad la excepción.

Pero esto en realidad tuvo auge cuando con ocasión del COVID-19 se limitó el ejercicio presencial del quehacer jurídico hasta el punto que implicó la suspensión de los términos judiciales y administrativos, generando el cierre de los despachos judiciales. Luego, entonces, gran parte de la judicatura y del gobierno encontraron en la virtualidad una salida para evitar la parálisis judicial.

Con la expedición del decreto 806 del 4 de junio 2020 se adoptaron una serie de medidas para la implementación de las tecnologías de la información y las comunicaciones en las actuaciones judiciales en pro de agilizar los procesos y flexibilizar la atención de los usuarios al servicio de la justicia. Para lo anterior, los procesos ordinarios civiles, laborales, familia, contenciosos administrativos, constitucionales, disciplinarios, así como también los procesos adelantados por las entidades administrativas en ejercicio de funciones jurisdiccionales y los procesos arbitrales.

Empero no es aceptable que en pleno siglo XXI existan despachos judiciales que no cuentan con los medios tecnológicos suficientes para abarcar el fenómeno de la virtualidad. Así pues, se hace necesario implementar políticas públicas y judiciales que permitan el adecuado funcionamiento de los despachos judiciales que efectivamente acerquen al ciudadano con la administración de justicia. No se trata únicamente de escanear y digitalizar expedientes, lo que en realidad se hace vital es una verdadera “ingeniería jurídica”, esto es de insumos, canales de información propios, grandes bases de datos y aplicaciones de uso exclusivo de la rama judicial. Tampoco es concebible que los despachos judiciales exijan requisitos “extra” para los trámites procesales, por ejemplo, pedir los CD de la demanda y hasta selfies del apoderado horas antes de la audiencia.

La virtualidad es un gran avance, pero requiere de un trabajo articulado entre la rama judicial, el gobierno y los abogados, en donde puedan concretarse los espacios necesarios para que la virtualidad pueda tener la efectividad deseada, pero para ello es necesaria la inversión en tecnología.

-.
0
202
Inter Rapidísimo pica en punta en el negocio de los envíos en Colombia

Inter Rapidísimo pica en punta en el negocio de los envíos en Colombia

Putin sacó las garras ante el intento de Suecia y Finlandia de entrar en la OTAN

Putin sacó las garras ante el intento de Suecia y Finlandia de entrar en la OTAN

Habla el argentino que tiene volando a Rodolfo Hernández

Habla el argentino que tiene volando a Rodolfo Hernández

Lili Pink, la marca de ropa íntima que desbancó a Leonisa

Lili Pink, la marca de ropa íntima que desbancó a Leonisa

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus