De la admiración al rechazo de Juan Carlos Osorio

De la admiración al rechazo de Juan Carlos Osorio

Esto no es excusa para los comportamientos que cada vez da más señales de proyectar carencias emocionales tal vez vinculadas a frustraciones profesionales

Por: Germán Vargas G.
marzo 17, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
De la admiración al rechazo de Juan Carlos Osorio
Foto: Archivo

La trayectoria profesional de Juan Carlos Osorio es absolutamente admirable, más allá de la falta de continuidad o inestabilidad que proyecta su tránsito por los diferentes clubes o selecciones en los cuales ha sido contratado.

Es un innovador; visionario y ambicioso, aunque sus métodos ni siquiera los aplican en los clubes más ricos del mundo, donde tienen la posibilidad de tener 2 nóminas titulares.

No supo acomodarse a su regreso a Nacional, tras dejar tirada a la selección paraguaya.

Ahora, con América de Cali, no ha sido consistente su aporte deportivo. El equipo tiene apenas momentos buenos, y son más los malos; es cierto que no tiene jugadores con la calidad futbolística y mental que requiere entrenamiento y la competencia sometida a la presión a la cual él los dispone.

Es necesario hacer referencia a la mediocridad de las hinchadas del fútbol; el torneo es mediocre, y aquí sólo importa ser campeón, a cualquier precio. El diseño del campeonato local facilita que un mediocre octavo lugar pueda ser campeón, por lo que pasan de agache campañas deficitarias, como las que finalmente otorgaron títulos al América en la era covid.

Ahora, ese club que se enseñó a ganar, y padeció la tortura del embargo económico, por causa de su pasado patrocinio basado en el narcotráfico, además de la depresión de caer al abismo de la B, tiene una crisis institucional en la que el dueño, Tulio Gómez, está cometiendo acoso laboral contra Juan Carlos Osorio; sus reproches y desplantes ya están traspasando los límites de la ley en la materia.

Esto no es excusa para los comportamientos del director técnico, que cada vez da más señales de proyectar carencias emocionales, que pueden estar vinculadas a frustraciones profesionales, como la imposibilidad de ser técnico de la Selección Colombia, o asuntos personales.

Necesita un tiempo de descanso, pues, pese a su fracaso reciente, sigo pensando que es el técnico con mejor preparación en el país.

Paso a comentar asuntos extradeportivos. Juan Carlos Osorio, formado al estilo de la Premier League de Inglaterra, cuestiona la pobreza ética del entorno colombiano, donde los jugadores se dedican a agredirse, a fingir lesiones para perder tiempo efectivo de juego, y también la debilidad de su "cerebro reptiliano", que los conmina a cometer errores desde los más infantiles hasta los más salvajes.

Hace unas noches, con ocasión de la Copa Sudamericana, un Torneo Internacional donde además está en juego la imagen de un país tradicionalmente violento, Osorio pisó de manera lesiva y con sevicia a un futbolista rival.

Acto seguido, en lugar de reconocer su error, pretendió justificarlo fritando groserías y denostando a los contrincantes. Esa imagen de Osorio buscando batalla campal con cualquier periodista, hincha, directivo, árbitro o jugador, se ha hecho cada vez más frecuente.

Como hincha del fútbol, y también del América, así como admirador suyo, considero que lo mejor es que renuncie, y se tome un tiempo sabático; es importante que protejamos a un ser humano bueno, como él ha demostrado serlo, aunque muchos no estén de acuerdo con sus métodos profesionales.

Recuerdo que tras haber sido relegado al ostracismo, Wilder Medina encontró una segunda oportunidad en Santa Fe, e incluso se destacó en una Copa Libertadores. Vacíos y problemas emocionales pasamos todos, especialmente después de la pandemia, y embebidos en un entorno tan hostil como el colombiano.

Protejamos al ser humano, démosles espacio y tiempo, y ojalá busque alguna ayuda profesional si la requiriera. Esa es su potestad.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible:

Talento Visible: "¿Y vos por qué creés que no puedo ser gerente?"

Nota Ciudadana
Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--