Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Colombia tendrá que decidir entre dos modelos políticos, sociales y de crecimiento económico

“Uno ya lo conocemos, incluidos sus frutos. El otro es diverso y tiene como objetivo la construcción de la resiliencia socio-ecológica en Colombia”

Por: Flavio Augusto Pinto
Octubre 20, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombia tendrá que decidir entre dos modelos políticos, sociales y de crecimiento económico
Foto: 123RF

Las cartas están sobre la mesa. ¿Sí notaron en el debate del martes pasado que los ataques de los acusados se enfilaron contra Claudia López y dejaron casi sin mención a Robledo? Es un detalle que cuenta a la hora de mirar cuál es el candidato de una propuesta alternativa para Colombia. ¿Se imaginan ustedes el rumbo de Colombia con Claudia López como presidenta? Tampoco creo que el candidato resulte ser Robledo. No sé qué pasa con él: su discurso y talante dan para que estuviese a la par con Fajardo en las encuestas; no obstante, sigue ahí, en el grupeto rezagado de López. No veo cómo podría levantar vuelo. Un pesar.

Petro posee una visión más amplia y más precisa. La suya no es una visión de crecimiento económico con consideraciones sociales y ambientales. Quien trabaja en la construcción de la resiliencia socio-ecológica no tiene otra alternativa que identificarse con el discurso de Petro. Es ante todo una visión integral de la función de la economía en el desarrollo de un sistema socio-ecológico. Es una visión necesaria, acertada, y más científica. Sin embargo, un asunto muy distinto es identificarse con su arrogancia. Petro es tan caudillito como adivinen quién. Tampoco es posible identificarse con la ambición desmedida, el cálculo personal, la desorganización y falta de capacidad técnica del equipo con que gobernó Bogotá. Lo que Petro dice es oro, pero sus atributos personales y la calidad de quienes lo rodean le debilitan como candidato idóneo.

Así las cosas, parece que una candidatura alternativa se dirimirá entre Fajardo y De la Calle.  No obstante, con estos candidatos hay todo un gabinete. Y más relevante, ellos traen una visión rica y nueva que nos permitirá transitar hacia la construcción de la resiliencia socio-ecológica. Claudia López trae el coraje y su compromiso frontal contra la corrupción. Me encantaría verla como zarina anticorrupción o jefe de superservicios. Robledo trae un compromiso con la agricultura y la industrialización del país, además de su aporte fiscalizador. Petro nos ofrece la visión global que necesitamos. Petro ahora solo habla del clima. Pero esto es apenas uno de los factores que producen incertidumbres sobre los recursos. Debe añadirse a la ecuación los efectos del cambio global ambiental, la presión sobre los recursos derivada del crecimiento de la población y los estilos de vida, así como las crisis financieras, como factores de producción de incertidumbres, riesgo y crisis sistémica. Transitar hacia la construcción de la resiliencia socio-ecológica requiere recomponer las estructuras que determinan la calidad de uso de los recursos, la asignación de flujos y la producción de entropía, estrés y perturbaciones.

Para transitar hacia la construcción de la resiliencia socio-ecológica lo primero por hacer es parar el desangre de los recursos. Una vez resuelto el cáncer de la corrupción, debe irrigarse con constancia los sectores de recursos vulnerables: cubrir la brecha de servicios públicos, resolver de una vez por todas la electrificación de zonas no interconectadas, llevar al 100% de la población servicios básicos: agua potable de calidad, alcantarillado y saneamiento, seguridad alimentaria, salud, y educación de calidad. Deben actualizarse las tecnologías y llevar a cabo la transición energética de la que habla Petro (que no es su tema, pero sí el único candidato que lo plantea). Debe democratizarse el acceso al crédito y se debe redistribuir el ingreso. La vulnerabilidad de los recursos se reduce mediante el fortalecimiento de estructuras específicas.

Dichas estructuras son la base de la diversificación y la especialización económica. Sobre la infraestructura y la tecnología se accede al potencial productivo de los recursos naturales. Así mismo, sobre la base de seguridad alimentaria, salud, servicios básicos y educación se accede al potencial del conocimiento humano. El potencial de los recursos financieros se accede mediante el desarrollo del sistema bancario y de crédito, la estructura de distribución del ingreso, y el caudal del ingreso per cápita. Sobre estas bases florece la economía. Aunque esta receta de crecimiento económico es tan vieja como la Europa del siglo 20, aquí se ha seguido la anti receta. En Colombia el crecimiento estructural se ha hecho a medias y según los designios del patrón de turno. Somos el décimo país más desigual del mundo y en la distribución de la tierra la desigualdad alcanza el 80%. Se necesita un gobierno que tuerza el rumbo.

Pero a diferencia del modelo de desarrollo del pasado, ahora se necesita más que emprender el crecimiento estructural. La construcción de la resiliencia socio-ecológica requiere minimizar las incertidumbres sobre los recursos también. Este segundo objetivo implica reducir el estrés sobre los recursos y eliminar su degradación. Por ejemplo, no se puede continuar la degradación del aire o el clima. Lo cierto es que, en Colombia, la construcción de la resiliencia socio-ecológica no es posible al amparo de este régimen corrupto.

Volviendo al tema, aunque la visión que Petro representa es la más cercana a lo que toda sociedad debe perseguir hoy en día y por razones de supervivencia, no será el, ni Robledo, ni menos Claudia López quien funja como líder de un nuevo rumbo. Fajardo trae un bien valioso: se puede hacer política sin entrar en el juego de la polarización. De la Calle le aporta a este nuevo proyecto algo que no tiene ningún otro candidato alternativo: convoca la confianza de sectores industriales, económicos y académicos por fuera de la órbita de lo que aquí se conoce como “izquierda”.

La presencia de De la Calle abre interrogantes acerca del papel del partido liberal. Habrá quien le enrostre a De la Calle su cercanía con el gobierno neoliberal de Gaviria. No obstante, la base liberal no es neoliberal ni corrupta. Hay en ella viejos luchadores sociales, y ciudadanos que mantienen el espíritu de cambio que caracterizó los movimientos sociales de mediados del siglo pasado. Ante estos temores, la pregunta que nos interesa es: ¿Tiene el partido liberal de hoy elementos que contribuyan a la construcción de la resiliencia socio-ecológica de Colombia? Sí, definitivamente. El acercamiento del partido liberal a un proyecto alternativo que compita con opciones frente a cualquier candidato del régimen corrupto (U+CD+CR) genera un cuestionamiento de fondo acerca del rumbo de ese partido, y tendrá como consecuencia la separación del trigo de la cizaña. Lo mismo sucede con el gobierno de Santos: tendrá que decidirse entre apoyar la continuidad del régimen corrupto del que él no ha podido escindirse hasta ahora, y decidirse por una alternativa de esperanza. Hasta ahora la escisión parece más probable. No es la situación más cómoda. Vean ustedes cómo Caracol ya ha tomado partido por un energúmeno, representante excelso del régimen corrupto.

En resumen, Colombia tendrá que decidir entre dos modelos políticos, sociales y de crecimiento económico incompatibles. Uno ya lo conocemos, incluidos sus frutos. El otro es diverso y tiene como objetivo la construcción de la resiliencia socio-ecológica en Colombia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
1433

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Hubo un torcido en la privatización de Isagén”: Jorge Robledo

“Hubo un torcido en la privatización de Isagén”: Jorge Robledo

El ministro Mauricio Cárdenas pasó al tablero en el Congreso en debate convocado por el senador Jorge Robledo tras la venta de Isagén
Santos firma la salida de Petro y nombra a Rafael Pardo alcalde encargado

Santos firma la salida de Petro y nombra a Rafael Pardo alcalde encargado

Publicidad Al tiempo que el destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro lideraba una gran concentración en la Plaza de Bolívar celebrando las medidas cautelares que le daban un compás de espera, el Presidente Santos en la Casa de Nariño firmaba su salida. De manera inmediata nombró al ministro de trabajo Rafael Pardo como alcalde encargado, […]
Claudia López a pedirle disculpas al ministro de Cambio Radical

Claudia López a pedirle disculpas al ministro de Cambio Radical

La Corte Suprema confirmó la tutela que Luis Felipe Henao puso contra la senadora por acusarlo de ser “el ministro de la corrupción”
Vargas Lleras el nuevo mejor amigo de Petro

Vargas Lleras el nuevo mejor amigo de Petro

Publicidad El vicepresidente se reunió con el alcalde Gustavo Petro para armar un frente común y sacar adelante las obras de infraestructura y movilidad en las que está comprometido Vargas Lleras. Ante la derrota de Petro en el Concejo Distrital que le negó la aprobación de cuatro de sus proyectos claves, Vargas Lleras reaccionó y […]