¿Cuánto gana un chofer de bus SITP y cuánto gana un chofer de bus urbano?

Todo indica que la pelea de fondo es por las ganancias que recojen los conductores informales es mucho mayor a las de los conductores del Sistema Integrado de Trasporte Público

Por: Stephany Gaviria Niño
octubre 20, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cuánto gana un chofer de bus SITP y cuánto gana un chofer de bus urbano?

Inicia un nuevo día en Bogotá, el reloj marca las tres y media de la mañana, aún las calles están solas, el frío de los cerros se apodera de la ciudad. En el barrio Nueva Delhi, en la localidad de San Cristóbal Sur, en un humilde hogar suena el despertador. Daniel, de 39 años, sin dudarlo se levanta de su cama, se pone sus chanclas y se dirige al baño; es un día más de rutina pero nada puede hacer en contra de ello, sabe que sus padres dependen de él y, además, su pequeño hijo.

Desayuna, termina de arreglar su uniforme, le da un beso a su madre y a las cuatro y media de la mañana sale de su casa. Tiene que estar a las cinco en punto en el patio donde guardan los vehículos, para empezar, como él dice: "a rodar". Daniel trabaja para el SITP hace dos años, pero antes de ello él conducía un bus urbano, por lo que ya estaba familiarizado con el negocio, aunque sus condiciones cambiaron.

Mira la tabla que le tocó para ese día, en ella se encuentra el horario de trabajo y descanso. Esta tabla se rota una vez por mes y depende de ella la hora en que inicia su día; aunque, de vez en cuando, suele descansar un poco más.

En este día Daniel descansara una hora por turno y tendrá que realizar cuatro recorridos; es decir, descansa cuatro horas y trabaja otras cuatro. Se dirige desde el barrio Usme para terminar su recorrido en Suba, en total son 350 kilómetros al día, terminando a las dos de la tarde y tiene el resto del día para estar junto a  su hijo.

No muy lejos de su casa, en el barrio Los Libertadores vive la familia de Francisco, un hombre de 45 años. Él es conductor de bus urbano hace dos décadas. A diferencia de Daniel, Francisco se levanta a las dos y media de la mañana, alista su uniforme, empieza a alistarse mientras su esposa le prepara el desayuno, y, como el dice, a las tres en punto está: "'entunado' para iniciar un nuevo día".

Su recorrido comienza desde Bosa San Bernardino terminando en el barrio Girardot. Empezó en el negocio desde muy joven, primero fue "pato"; es decir, le ayudaba al conductor a cobrar los pasajes. Luego su jefe pasó a trabajar con el SITP por lo que le ofreció a Francisco que se quedara con el bus y sin dudarlo pasó de ser el empleado a ser el "dueño" de su negocio.

Francisco hace, aproximadamente, cuatro viajes al día en total ocho recorridos; sin embargo, las horas de descanso y de labor dependen de él.  Al día recorre un total de 450 km pero si el vehículo necesita estar en el taller, pierde todo un día de trabajo y ese día no gana nada.

La jornada ha terminado para Francisco y Daniel. Uno de ellos está listo para contar cuánta ganancia le quedó y el otro, como a muchos de los colombianos, debe de esperar para que sea quincena y recibir la mitad de su salario.

Daniel recibe un básico de 850 mil pesos pero, si la empresa les da un bono operativo, su sueldo aumenta a un millón cien; esto sin contar el recorrido, es decir la distancia de cada viaje. Sin embargo, lo que él recalca es el cumplimiento de la empresa para pagar por su servicio. Este dinero ya tiene un destino, sabe que un gran porcentaje de su ganancia es para su hijo y sus padres, el resto es de él.

Por otro lado, Francisco gana al día 200 mil aproximadamente aunque, si el día no estuvo bien, puede llegar a tener sólo 50 mil pesos, descontando el gasto en gasolina y reparaciones que necesita el vehículo diariamente.

Daniel, a pesar de tener un trabajo que exige todo de si, sabe que sus condiciones, como conductor, han cambiado al pasar a ser empleado de una empresa privada; recibe un poco menos de lo que ganaba como independiente pero tiene asegurado todas las prestaciones por ley, no tiene que sacar de su dinero para reparaciones del bus, ni gasolina para el tanque, tiene unas paradas especificas, no se suben vendedores durante el viaje, y por algún motivo, siente que la carretera les pertenece.

Para Francisco su sueldo depende de lo que trabaje y así mismo, sus prestaciones. En la noche, cuando tanquea, compra "la cartulina" a un despachador, el cual al pagar sus prestaciones le pone un sello en el recorrido de cada día, para saber cuanto debe darle.

"Con los del SITP la convivencia siempre es difícil, porque lo que lleva uno en la mente es que ellos nos están quitando los pasajeros; a parte, lo cierran a uno entonces uno también lo hace. Ellos tienen paraderos fijos, y saben que pueden atravesarse y arman trancones" son las palabras de Francisco.

Daniel se refiere a la convivencia con los conductores de bus urbano como "terrible, hay mucha gente que tiene patos- los que ayudan a cobrar- y como mucho conductor se ha ido al SITP, ellos quedas con el bus y son muchachos inexpertos, que no saben manejar un vehículo".

 

 

-.
0
35518
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
VIDEO: Paraguayos quieren en la cárcel a Rodrigo Granda

VIDEO: Paraguayos quieren en la cárcel a Rodrigo Granda

Nota Ciudadana
Siguen masacrando indígenas, afros y campesinos en las selvas colombianas

Siguen masacrando indígenas, afros y campesinos en las selvas colombianas

Nota Ciudadana
Caricatura: La Bogotá cuidadora

Caricatura: La Bogotá cuidadora

Nota Ciudadana
El largo parto del puerto de Barranquilla

El largo parto del puerto de Barranquilla