Bogotá se volvió Ciudad Gótica. ¿Cómo recuperar la seguridad?
Opinión

Bogotá se volvió Ciudad Gótica. ¿Cómo recuperar la seguridad?

Una radiografía de la seguridad en Bogotá muestra graves fallas, entre ellas ocho que ponen el dedo en la llaga y son clave para replantear la situación actual

Por:
febrero 24, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Tras algunas entrevistas con héroes de las Fuerzas Armadas por sus elevadas cifras de efectividad, consultores de seguridad nacional de más de 20 años de experiencia como de empresas privadas que quisieron mantenerse anónimas por no desacreditar las fuerzas armadas de las que provienen, presentamos a la opinión pública esta serie de puntos que deben estudiarse para replantear la situación de seguridad actual del Distrito Capital:

  1. La falta de Planeación Operacional. Según estos héroes que están al tanto de los planes de Seguridad del Distrito: no hay operaciones relevantes contra el crimen organizado. Lo cual es lamentable y preocupante.
  2. Hay una ausencia en la interacción con otras entidades e instituciones de seguridad. No se refleja un trabajo articulado entre Fiscalía, Policía e instituciones que tienen seguridad privada, así como otras entidades de seguridad del Estado. Hay desconexión entre las cámaras, grupos de seguridad de la ciudadanía e instituciones, lo que impide cumplir con el primer mandato del Contrato Social: garantizar la vida y la seguridad. Se sugiere a la prensa Independiente activar estos canales y tener páginas web públicas de vigilancia permanente del Distrito, ya que el Estado no es capaz de garantizarlas. Redes de privados y prensa nacional como una Fiscalía más efectiva.
  3. Falta de conocimiento y de lectura del mapa criminal de la ciudad. Se necesita una georreferenciación del delito. No hay expertos en Big-Data determinando cuáles son los patrones delincuenciales para predecir los próximos ataques de la criminalidad. Deben articularse con la prensa independiente para que controlers puedan advertir a la opinión pública lo que van a denunciar. Visibilizar es proteger. Se ruega a la prensa nacional independiente abrir estos canales de manera urgente ya que el Estado no los garantiza y a veces es cómplice.
  4. Desconocimiento por parte de los comandantes (desde la Estación de Policía hasta el CAI) de la problemática en cada una de las localidades. Cobran sueldos pero no hay trabajo antropológico. Faltan antropólogos del delito. Cientos de cambios perpetrados por el nuevo comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá en las 19 Localidades de Bogotá impiden la continuidad de los planes de contención y prevención del delito. Errores garrafales.
  5. No hay incentivos suficientes para el personal policial del Distrito, esto incluye cuadros de mando. La vida por un sueldo básico no es un gran negocio para nadie. No hay un plan de estímulos para los policías que cumplen con su labor conteniendo el crimen o para aquellos que se destacan por su labor asertiva en su prevención, lo cual incluso promueve la connivencia delictiva.
  6. Se requiere gran apoyo jurídico para los uniformados que prestan el servicio de vigilancia. Los policías poco conocedores de la ley se sienten inseguros al actuar contra la delincuencia en razón a los problemas legales en que se pueden ver implicados por mala praxis. Se sugiere dotar de consultoría jurídica a cada cuadrante y pagar dichas consultorías para hacer más eficaz la labor policial.
  7. Ojo organismos de control: puede haber una corrupción de niveles nunca antes vistos en los contratos de mantenimiento de los vehículos de la Policía, motivo por el cual no hay suficientes motocicletas, patrullas, camperos, aerovanes y demás vehículos que ayudan a la movilidad policial, lo que perjudica de manera ostensible la prestación del servicio de vigilancia policial. Si esta corrupción no se diera, habría muchas más oportunidades de acudir la ciudadanía a tiempo.
  8. Con la llegada del nuevo comandante de la MEBOG, se trasladaron más de 120 oficiales, la mayoría comandantes de Estaciones y de CAI que llevaban cerca de un año en esos cargos, sin contar con los uniformados de medio y bajo nivel. Dichos traslados impactan sensiblemente en la pérdida de conocimiento del Territorio, en el acercamiento a la comunidad y en redes construidas por los lideres y lideresas comunales de cada barrio o sector. Omitir esta realidad antropológica, es volver a empezar desde cero sin el apoyo de la comunidad a ganar una guerra que de entrada ya parece estar perdida. Es conveniente hacer cambios, pero resulta muy desafortunado hacerlo sin procesos de empalme para que estas redes de apoyo ciudadano y conocimientos del Territorio se articulen de manera mancomunada hacia una misma causa. La Policía Metropolitana solo ganará la guerra contra el Crimen Organizado si está unida con la ciudadanía. Pero trasladar comandantes de una localidad a otra sin tener en cuenta su trayectoria, su trabajo comunitario, sus resultados operativos, su previa reducción de índices de Criminalidad, grado de transparencia institucional, su labor antropológica, de psicología comunitaria, es un error garrafal por parte de la nueva comandancia en aras de mantener compromisos políticos. Hay policías nuevos que incluso presentan antecedentes de corrupción: fleteros, deshuasadores de carros, contratistas sinuosos que pasan desapercibidos. Necesitamos los organismos de control y veedores ciudadanos: Hay que pasar cada uniformado por un filtro eficaz (incluso de pruebas de empatía, trastornos de personalidad y de conducta que comprometen violencias), labor antropológica y especialidad de psicología comunitaria, periodistas independientes, privados con cámaras a su servicio, veedurías ciudadanas y controles estatales o estaremos presos de una Policía que trabaja para la delincuencia. Ciudadanos, ¡a protestar con arte! Alcalde: A retomar las riendas de la ciudad de la mano de la ciudadanía.

[email protected]

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Por qué Petro yerra en reforma a la salud, y por qué no se equivoca con la policía

Por qué Petro yerra en reforma a la salud, y por qué no se equivoca con la policía

¿Y si Rusia acaba los satélites con armas nucleares…?

¿Y si Rusia acaba los satélites con armas nucleares…?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--