Bogotá se arrodilla ante el Ballet de Montecarlo

Bogotá se arrodilla ante el Ballet de Montecarlo

En el Teatro Julio Mario Santodomingo se presentará el 24, 25 y 26 de mayo una de las mejores compañías del mundo con La Cenicienta

Por:
mayo 23, 2017
Bogotá se arrodilla ante el Ballet de Montecarlo
Foto: Teatro Mayor

«La Cenicienta» es uno de los últimos ballets que compuso Sergei Prokofiev. Se estrenó en el teatro Bolshoi de Moscú en 1945 y a lo largo de este medio siglo de vida ha recibido la visita de un buen número de coreógrafos que han encontrado en la música de Prokofiev y en el cuento de Perrault un buen escaparate para su creatividad.

Entre las versiones más recientes destacan propuestas tan distintas y encantadoras como las de Nureyev para la Ópera de París o de Maguy Marín para la de Lyon. Maillot ha creado una «Cenicienta» muy personal tanto en la presentación (la onírica escenografía combina sencillez, limpieza, misterio y monumentalidad) como en su caligrafía coreográfica.

A pesar de una lectura excesivamente abstracta para un ballet narrativo como éste, y de «originalidades» que poco aportan, como el protagonismo del padre de Cenicienta, la dualidad madre fallecida-hada madrina (que baila la misma intérprete) o la incomprensible ausencia del zapato de Cenicienta, el coreógrafo francés traza con pulso firme la letra de la historia y consigue un espectáculo interesante, atractivo, rabiosamente moderno y, en su segundo acto, brillante e imaginativo.

Hay ingenio, talento e inteligencia en su coreografía, pero por momentos (el paso a dos entre ambos protagonistas es el mejor ejemplo) en que Prokofiev se le escapa vivo. La seductora música del compositor ruso no encuentra en el movimiento el lirismo y la sensualidad que pide a gritos, y el baile brilla por su ausencia para dejar paso a saltos, giros y movimientos que poco tienen que ver con lo que el foso (demasiada blanda la dirección de Nicolás Brochot) está cantando en ese momento.

Con todo, esta «Cenicienta» de Maillot es un magnífico espectáculo. Y lo es en parte por sus intérpretes, con mención especial para las protagonistas femeninas, Aurélia Schaefer (a quien, sin duda, se podía haber sacado mayor partido) y Bernice Coppietiers. La compañía, por otra parte, se muestra sólida, perfectamente dirigida, consciente de lo que hace, con notables intervenciones.

*Tomado del diario ABC

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Daniel Samper Pizano se

Daniel Samper Pizano se "burló" de un famoso escritor LGTBIQ+ por usar lenguaje inclusivo y él respondió

Lo que no le contaron del cierre de Doña Segunda; la Dian ya había hecho un llamado de atención

Lo que no le contaron del cierre de Doña Segunda; la Dian ya había hecho un llamado de atención

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--