¡Bogotá necesita apostarle a nuevas opciones de movilidad!

Las bicicletas y las scooters eléctricas pueden ser buenas alternativas para dejar de perder tanto tiempo en los insoportables trancones de la ciudad

Por: Juan Javier Baena
junio 07, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¡Bogotá necesita apostarle a nuevas opciones de movilidad!

¿Sabía que, en el mundo, Bogotá es la ciudad en la que las personas gastan más tiempo atrapadas en un trancón? Según un escalafón mundial realizado en 2018 entre 220 ciudades medidas por Inrix, empresa que se dedica al análisis de datos sobre tráfico en grandes urbes, los bogotanos pasamos 272 horas anuales atrapados en atascos, 18 horas más que la segunda en el ranking.

Para que se haga una idea, una semana tiene 168 horas, lo que significa que los que vivimos en el distrito en un año perdemos más de semana y media encerrados en un carro, sin hacer absolutamente nada.

Para muchos, una de las soluciones al problema de la movilidad urbana es la Micro-Movilidad (Micro-M). ¿Ya está familiarizado con el término? Pues llegó a Bogotá hace un buen tiempo, y ¡gracias a Dios! en lo que a mí respecta.

Me interesé por el tema luego de que mi hermano me contara sobre la liberadora y divertida experiencia que había tenido al alquilar una de esas scooters, con las que hoy nos encontramos en la capital, sobre todo cuando estamos en el sector que va desde la calle 81 a la 100, de la carrera 11.

Pues me atreví a usar una, ya hasta me caí una vez, y les cuento, no pienso dejar de utilizar estos medios de transporte. Usarlos es moverse sin esfuerzo, sin sudar una sola gota y con una sonrisa de oreja a oreja, dejando atrás a cientos de malgeniados e inmóviles conductores de carros.

La Micro-M se refiere a ese desplazamiento que tiene lugar en distancias cortas, en un vehículo que pesa menos de 500 kg y que cuenta con algún sistema motorizado eléctrico, lo que lo hace amigable con el ambiente.

Caben pues en esta definición un sinnúmero de vehículos de este tipo como las bicicletas eléctricas (E-bikes), las scooters y todo lo que nos podamos imaginar, inclusive esos carros eléctricos llamados “Twizy” y que, de seguro, alguna vez ha visto.

¿Pero por qué podría ser esta una de las soluciones al caos de la movilidad en Bogotá? La Micro-M está diseñada para satisfacer todos los viajes que se hacen dentro de una ciudad cuya distancia sea inferior a 8 km. Y es que según Kersten Heineke, director del Centro de Estudios para la Movilidad del Futuro de McKensey & Company, del 50 al 60% de los viajes que se realizan en las grandes urbes del mundo son inferiores a dicha distancia.

El asunto es ver de manera distinta la cuestión. Muchos en Bogotá creen que hacer más calles, avenidas y carreteras es la solución al problema y venimos abordando la dificultad de manera convencional, agudizando la pérdida de tiempo en los trancones, recorriendo trayectos cortos en  vehículos convencionales.

Véalo así, la distancia que hay entre el Parque de la 93 y la Universidad Javeriana es de alrededor 8 km. Imagínese el potencial que tendría para todos nosotros hacer nuestros viajes en menos tiempo, sin congestión, sin polución, ni estrés, con un medio alternativo de transporte como el que nos ofrece la Micro-M.

Con seguridad, muchos de nosotros recorremos, con frecuencia, distancias similares en condiciones que día a día deterioran cada vez más la calidad de vida de todos en la ciudad, y no lo sabíamos.

Si le gustan los datos, acá algunos números crudos para que saque sus propias conclusiones sobre si nos conviene la Micro-M, lo anterior teniendo en cuenta que para mí la apuesta ha de ser por las E-bikes y scooters eléctricas:

  • Las dimensiones de un carro son entre 3 y 5 m de longitud y entre 1,5 y 2 m de ancho; las de una bicicleta son menos de 2 m de longitud y 50 cm de ancho.
  • Alrededor del 80% de los viajes en carro solo transportan a una persona y ocupan el espacio que acaba de ser señalado.
  • Un carro pesa entre una y dos toneladas; una bicicleta eléctrica alrededor de 30 kg. Con este dato piense lo que cuesta hacer la infraestructura para que los carros transiten o se estacionen y lo que cuesta para una scooter, o por ejemplo, la diferencia de la huella de carbono causada al fabricar un vehículo y el otro.
  • De acuerdo con diversos estudios, un carro demora estacionado entre el 90 y el 95% del tiempo y sólo lo usamos para desplazarnos alrededor de 3,5% .
  • La Micro-M per se no emite CO2, los carros además de CO2 emiten, entre otros, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos no quemados, compuestos de plomo y partículas sólidas.

Si bien Bogotá es una de las ciudades más grandes del mundo sin metro y es una vergüenza que nos hayamos quedado rezagados en la construcción de este sistema (sobre todo porque llevamos intentando construirlo más de 50 años), creo que hay una real posibilidad, de combinar sistemas tradicionales con alternativas innovadoras, aprovechando la infraestructura que ya existe, para ser pioneros en adoptar una de las soluciones mundiales para los retos de la movilidad. Pero hagámoslo bien.

Apostar por la Micro-M implica, entre otras, las siguientes responsabilidades y retos:

  • No hablar de bicicarriles, hablemos mejor de infraestructura para la movilidad verde en la que quepa obviamente la bicicleta.
  • Normas claras de respeto y convivencia entre usuarios y no-usuarios, fundadas en educación y la cultura ciudadana.
  • Seguridad para usuarios.
  • Reglas de juego claras para empresas prestadoras del servicio de Micro-M.
  • Infraestructura adecuada que conecte los carriles de movilidad verde con los sistemas de transporte masivo.
  • Parqueaderos que permitan a los propietarios o usuarios de vehículos de Micro-M estacionar.

Les confieso, yo me sueño una ciudad en la que en lugar de estar peleando 272 horas con el tráfico, logremos pasar más tiempo con nuestros amigos, hijos, padres y hermanos, haciendo lo que queramos y viviendo mejor. ¿Usted qué Bogotá se sueña?

¡Estemos a la altura de Bogotá!

-.
0
167
Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Bin Hammam, el millonario que a punta de sobornos compró el Mundial para Qatar

Bin Hammam, el millonario que a punta de sobornos compró el Mundial para Qatar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus