Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Fernando Londoño Hoyos

Fernando Londoño Hoyos

Abogado y economista de la Universidad Javeriana. Más de treinta años profesor universitario en Colombia y en el exterior. Dieciocho años secretario de la Federación Latinoamericana de Bancos. Ministro de Interior y de Justicia del presidente Álvaro Uribe Vélez. Dirige “La hora de la verdad”. Columnista de varios periódicos hace más de 35 años.

Nos invadieron, así como quemaron al sapito

Nos invadieron, así como quemaron al sapito

Como en el cuento del sapito, el último hervor se da cuando Cuba nos manda militares armados, con la sagrada misión de proteger a los exbandidos de las Farc
Tumaco

Tumaco

Santos olvidó, para congraciarse con las Farc, los grandes beneficiarios de esta empresa criminal, que la cocaína es el combustible de todas las guerras
La mancha negra

La mancha negra

Los derrames de crudo causados por el ELN montan setenta millones de galones, ¡siete veces más! que el desastre antológico del Exxon Valdez
El Libre Desarrollo de la Personalidad

El Libre Desarrollo de la Personalidad

Nos comió la droga. Nadie dice nada. Y la Corte Constitucional sigue muy oronda tras promover el Libre Desarrollo de la Personalidad, y la dosis mínima, su hermana gemela.
Descertificados

Descertificados

Frente al ultimátum de Estados Unidos por el mar de coca, tratamos de diluir la cuestión entre un mar de babas
Los silencios del Papa

Los silencios del Papa

Francisco hablaba de compasión y los de las Farc querían que hablara de impunidad
Somos coca… o no somos nada

Somos coca… o no somos nada

Hace tiempo se dijo “Colombia es café o nos es nada”. Pues ahora “Colombia es cocaína o no es nada”. Hay plena ocupación campesina. ¡Aleluya! Gracias, presidente Santos
El hambre de tanta gente no es un número

El hambre de tanta gente no es un número

Al final de cuadros, números, ecuaciones, aparece el dato que parte el corazón: 32 % de familias que no “llenan sus necesidades básicas”. Que tienen hambre
¿Por qué el escándalo?

¿Por qué el escándalo?

¡Saber que pasamos de esos magistrados y jueces y abogados asesinados por la mafia por no vender sus conciencias a lo que vino después! Y solo ahora nos escandalizamos
Aspirinas para un cáncer

Aspirinas para un cáncer

En medio de los estertores de la economía, Santos le ofrece en la Asamblea de la Andi dos aspirinas: una como para llorar, y otra, para morirse de la risa