Adriana Córdoba, el amor de Antanas Mockus que pesará en la alcaldía de Claudia López

Casados desde hace 25 años, es la aliada mayor del reconocido senador del Partido Verde y le habla al oído a la nueva alcaldesa. Todo empezó en un circo

Por:
octubre 29, 2019
Adriana Córdoba, el amor de Antanas Mockus que pesará en la alcaldía de Claudia López

Adriana Cordoba recuerda bien la tarde en la que se enamoró de Antanas Mockus. Tenía 25 años y la habían invitado en febrero de 1994 a una reunión política en la casa del rector de la Universidad Nacional, un profesor de matemáticas,  que en ese momento pensaba lanzarse a la alcaldía de Bogotá.

Lo había visto en 1992, cuando ella, siendo estudiante de Trabajo Social del Colegio Mayor de Cundinamarca, fue a la Nacional a escucharlo en una conferencia ante los estudiantes representantes de los Consejos Superiores. Ya lo había visto pero nunca había hablado con él. La mala suerte jugó a su favor: ella no sabía pero la reunión se había cancelado. Llegó con un amigo a la casa del profesor y Antanas, de buen humor, les abrió las puertas, les sirvió chocolate y se puso a conversar largamente con Adriana. El amigo se fue pronto y la química entre el profesor y la alumna fue inmediata.

La conversación sólo la truncó un viaje de un mes a Francia de Mockus. Cuando volvió se vieron en la casa de Antanas y el profesor que quería ser alcalde le hizo la pregunta que definiría el futuro de la relación

-¿Usted cree en la verdad?

Y Adriana le respondió sin titubeos que si, que toda, que hasta siempre, que aunque duela. Ese 17 de julio de 1994, fecha que Adriana Córdoba no olvida, Antanas le hizo la pregunta que terminó siendo una declaración de amor

-¿Por qué no trae sus cosas para acá?

Adriana no lo pensó. Se lanzó.

Hija del obrero Pedro Córdoba y de Rossana Alvarado, una costurera que tuvo tres hijas y que a punto de esfuerzo terminó convertida en profesora de primaria, Adriana desde muy pequeña, cuando embolaba los seis pares de zapatos de la familia, conoció del esfuerzo que significaba el trabajo comunitario. Y pronto supo que lo suyo era el trabajo social.  Antanas Mockus, 18 años mayor que ella, se ocupó de orientarla y la impulsó a hacer una especialización en Planeación Urbana y Regional del CIDER en la Universidad de los Andes y un Máster en Planeación Urbana y Políticas públicas de la misma universidad.

Adriana Cordoba y su esposo en plena Ola verde, durante la campaña presidencial del 2010

El amor se concretó en una curiosa propuesta de matrimonio.  En diciembre de 1995, siendo ya alcalde de  Bogotá, anticipó en una entrevista con Yamid Amat sus planes de matrimonio. La novia fue la primera sorprendida, así como su hija mayor Audra Mockus. La boda tendría que ser por lo civil porque Antanas ya tenia un un matrimonio católico  encima. Se trataba de encontrar un lugar inspirador que no fuera el  espacio gris y frío de una Notaria. Descartaron varias posibilidades: el Museo Nacional, el Archivo Nacional, el Museo de Arte Moderno, pero fue a Adriana a la que se ocurrió una original opción: un circo, el lugar donde todos los sueños se vuelven realidad.

La ceremonia fue en la carpa de los Hermanos Gasca instalada al lado del estadio el Campín. Los invitados pagaron $ 40 mil por la entrada al ritual del 27 de enero de 1996 , que presidió el padre Francisco De Roux, cercano a Antanas, aunque quien formalizó la unión fue un juez. El dinero recaudado se lo donaron a la Asociación Colombiana para la Defensa del menor Maltratado. La pareja en traje de etiqueta, Antanas de saco y corbata y Adriana de traje de novia corto, apareció montada en el lomo de un elefante; dieron tres vueltas por la arena seguidos por los invitados vestidos de gala que desfilaban al ritmo de la música.

La combinación de mamá de una niña, una profesional dedicada y una activista tenaz le ha funcionado a Adriana Cordoba, quien se convirtió en un motor político, después de haber pasado por trabajos de asesorías en desarrollo social y de iniciarse en el sector público en el 2002 como parte del equipo de trabajo del senador Rafael Orduz, uno de las personas más cercanas a Mockus en sus inicios, antes del nacimiento del Partido Verde. Después de ocupar varios puestos técnicos en el gobierno distrital y nacional, vía Planeación, la Ola verde la arrastró al vértigo de la política en el 2010, con su esposo, como candidato a la Presidencia de la República en el triunvirato con Lucho Garzón y Enrique Peñalosa. Y se empoderó.

No es posible tener una reunión con Antanas ni llegar a un acuerdo sin que Adriana Córdoba esté presente; fría y decidida pone reglas a cualquier compromiso que adquiera el Profesor, como lo llamaba irónicamente Juan Manuel Santos en la contienda electoral del 2010. Fue ella la persona clave para asegurar el polémico apoyo de Antanas Mockus a la candidatura presidencial de Gustavo Petro para la segunda vuelta presidencial del 2018. Adriana ya había sido Veedora Distrital en la alcaldía de Petro, sin que la relación profesional entre los dos hubiera sido fácil. Sin embargo ella junto a Claudia López impulsaron el Acuerdo de los 12 compromisos en la Tabla que firmaron el 8 de junio del 2018 en el Voto Nacional.

Durante el último año la cercanía de Adriana Córdoba con Claudia Lopez se estrechó. Compartieron juntas la campaña a las legislativas en la que sus dos parejas llegaron al Senado, Angelica Lozano y Antanas Mockus, logrando este último la tercera votación más grande del país: casi 600 mil votos que impulsaron la lista cerrada del Partido Verde. Votos que convirtieron a Mockus en el gran líder político de Bogotá y cuyo apoyo a la campaña de Claudia Lopez resultaron definitivos. Alli estuvo Adriana, presente y activa en la filmación de la cuña de adhesión de Mockus a la Lopez con su estilo inconfundible y que se divulgó ampliamente ante la imposibilidad de poder realizar los recorridos presenciales, como había sido el plan de la campaña.  De allí resulta consistente el primer nombramiento de Claudia como alcalde electa: Adriana Cordoba, cabeza del empalme de la alcaldía de Enrique Peñalosa, un ejercicio que marcará la pauta de mucho de lo que está por venir para Bogotá en los próximos cuatro años.

 

-Publicidad-
0
34801
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La cultura ciudadana vuelve a Bogotá

La cultura ciudadana vuelve a Bogotá

Colegios en concesión: ¿una muerte anunciada?

No hay plumas para tanta almohada

Mockus se la juega por Armitage para la alcaldía de Cali

Mockus se la juega por Armitage para la alcaldía de Cali