Y a todas estas, ¿qué es la desobediencia civil?

Aunque muchos entendieron el clamor de Petro como un llamado a la anarquía, en realidad eso está lejos de ser verdad. Una perspectiva sobre este concepto

Por: Jose Manuel Bedoya Marin
julio 10, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Y a todas estas, ¿qué es la desobediencia civil?
Foto: Archivos estatales Carolina del Norte - dominio público

En días anteriores, cierto congresista cuyo nombre no quiero recordar hizo un llamado a la sociedad en general “a la desobediencia civil”, término que de inmediato suscitó muchos comentarios y debates, la mayoría de ellos descontextualizados. De hecho, fue la oportunidad perfecta para que la estulticia hiciera gala y los malintencionados hicieran interpolaciones extensivas y oscuras.

Muchos interpretaron dicho comentario como un llamado a la anarquía, nada más lejos de la verdad que esta interpretación, aclarando que no voy a hacer de defensor de las ideas del congresista y que simplemente me propongo precisar el concepto de la desobediencia civil o acción directa no violenta (a la que se refería el senador) y la anarquía.

El problema que subyace en toda esta cuestión es obviamente el de encontrar la diferencia entre uno y otro concepto. Aunque son muy diferentes, por cierto, a mi juicio tienen aspectos que los asemejan, tales como: ambos tienen bases intelectuales, requieren de las masas para su implementación, necesariamente llaman a la acción (revolución) ya que requieren de activistas más que de idealistas cómodos en su escritorio elucubrando y se ven abocados a utilizar diferentes medios para lograr sus objetivos ya que son escépticos frente a los medios que el Estado proporciona para el cambio social. Sin embargo, mientras uno busca medios pacíficos, el otro es de naturaleza beligerante.

Hecha esta precisión entre ambos conceptos es igualmente importante establecer que la teoría de la acción directa no violenta fue desarrollada en un escrito del estadounidense Henry David Thoreau, publicado hace ya más de 170 años, titulado Ensayo sobre la desobediencia civil. Pues bien, este autor planteaba claramente que se debe desobedecer toda ley que no sea acorde con la justicia y la moral, además afirmaba que “lo que hay que hacer es, en todo caso, no prestarse para el mal que se condena”, por ello no se debían pagar impuestos que sirvieran para mantener el esclavismo y la guerra. Con eso en mente, la desobediencia civil es básicamente un acto ético individual con pretensiones de acción política.

Posterior a la publicación de este ensayo, fueron varios los líderes y estadistas que hicieron de este su libro de cabecera, entre ellos tenemos Mahatma Gandhi (quien logró llevar a la India a la independencia a través de acciones no violentas), Martin Luther King Jr.​ y Nelson Mandela (quien logró una de las mejores reconciliaciones políticas y permitió la transición a la democracia en Sudáfrica), todos ellos activistas, que se sirvieron de muchas ideas plasmadas en el pequeño ensayo citado para poner en marcha sus proyectos de reivindicación.

Un claro ejemplo de la desobediencia civil fue lo hecho por el movimiento por los derechos civiles en norteamérica, compuesto por diferentes activistas que se dedicaron a buscar la forma de derogar el sistema jurídico de segregación racial denominado Jim Crow y cuyos logros fueron resultado de las acciones no violentas. Para la segregación racial en los lugares públicos implementaron los sit ins (sentadas o plantones) en los restaurantes, adelantados en su mayoría por estudiantes universitarios. Para la segregación en la educación lucharon a través de batallas legales, donde se conoce el histórico fallo Brown de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, acá merecen especial recordación los Little Rock Nine, que fueron un grupo de estudiantes afroamericanos que lograron ingresar a estudiar en una escuela para blancos. Para la segregación en el sistema de transporte público realizaron movilizaciones constantes y actos simbólicos como desplazarse de un Estado a otro en caravanas o buses como señal de protesta, lo que se denominó freedom riders “pasajeros por la libertad”, un caso muy recordado fue el de la activista Rosa Parks, quien le negó su puesto a un pasajero blanco y fue detenida por ello.

Todo el sistema jurídico de segregación racial en los Estados Unidos se logró desmontar a través de la desobediencia civil. Un sinnúmero de personas impulsadas por diferentes líderes estuvieron dispuestas a ir a la cárcel y soportar la violencia de las autoridades. Vieron los frutos de todo esto con la firma del acta de derechos civiles (el 2 de julio de 1964) y posteriormente con la firma de la ley de derecho al voto (el 6 de agosto de 1965); donde se dice que oficialmente se sepultó el sistema jurídico Jim Crow. Sin embargo, es bien sabido que esto solo logró la eliminación de la segregación racial legal, mas no la segregación racial social, flagelo aún presente en muchas partes de Estados Unidos.

Todas estas acciones de desobediencia civil (tales como los plantones en lugares públicos, las protestas simbólicas, los viajes de la libertad, los boicots, el desafío al sistema jurídico incumpliendo normas que se creen injustas, los sit ins, la creación y consolidación de grupos de discusión y cooperación, la resistencia pasiva, las kilométricas marchas y concentraciones en lugares públicos) demostraron que lograron lo que se propusieron, una transformación.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Pandemia, corrupción y desobediencia civil

Pandemia, corrupción y desobediencia civil

Nota Ciudadana
¡Sí a la desobediencia civil para nuestro Estado social de derecho!

¡Sí a la desobediencia civil para nuestro Estado social de derecho!

Nota Ciudadana
La reconfiguración de los opuestos

La reconfiguración de los opuestos

Nota Ciudadana
De la desobediencia civil al abuso de autoridad

De la desobediencia civil al abuso de autoridad