Y a final de cuentas, Jesucristo: ¿era palestino o israelí?

Y a final de cuentas, Jesucristo: ¿era palestino o israelí?

El embajador de Palestina mencionó que “Jesús nació en Palestina”. Ante la afirmación, el representante de Israel aseveró que “Jesús era judío”, es decir, israelí...

Por: JOSE ALVAREZ
noviembre 21, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Y a final de cuentas, Jesucristo: ¿era palestino o israelí?

Hace unos días el embajador de Palestina en Colombia mencionó en una entrevista que “Jesús nació en Palestina”. Ante tal afirmación, de forma inmediata el representante de Israel  a través de la red X salió a negar esa información, mencionando que “Jesús era Judío”, dado a entender que, por ello, era Israelí.   Esta disputa entre palestinos e Israelíes ha sido frecuente en los últimos años y actualmente cobra relevancia, tanto por la guerra que Israel adelanta contra la población Palestina de Gaza como por el hecho de que se aproxima navidad, fecha importante tanto para el Cristianismo como para el Islam (para quienes Jesús es junto a Mahoma el profeta más importante de esa religión). Por ello, a continuación, se analiza quién tiene la razón.

Lo primero a mencionar es que el Israel bíblico, cuyos habitantes eran llamados “israelitas” desapareció 722 años antes de que naciera Jesús, cuando el rey asirio Salmanasar V lo destruyó, mientras era gobernado por Oseas.  Ese Israel, valga decir, estaba poblado por diez de las 12 tribus de Israel, denominados “Samaritanos”, mas no por la de Judá que estaba en el Sur, con capital en la ciudad de Jerusalén  y que es donde se origina la religión judía.  Sin embargo, el reino de Judá también había desaparecido 586 años antes del nacimiento de Jesús, ya que fue destruida por el rey caldeo Nabucodonosor II quien igualmente, llevó cautivos a los dirigentes judíos y a la población urbana de Jerusalén con rumbo a Babilonia.   En adelante, los Judíos nunca más volvieron a gobernar estas tierras, ya que las mismas pasaron a ser parte del Imperio Persa, luego del Griego de Alejandro Magno y para tiempos de Jesús, eran parte del Imperio Romano. 

Según la tradición bíblica, Jesús nació en Belén. Para entonces, ese territorio pertenecía al Imperio Romano, al igual que el lugar donde creció, Nazareth al norte. Para el momento en que nació Jesús, el idioma hablado en esa región tampoco era el hebreo, pues éste era lengua muerta desde hacía mas de cinco siglos y solo los sacerdotes del tempo lo conocían y lo empleaban con fines ceremoniales, ya que se consideraba una blasfemia hablarlo en lo cotidiano.  Para ese momento, el idioma de uso común en esa región era el arameo, lengua madre de Jesús, y según algunos académicos expertos en la materia como el profesor español Antonio Piñero, probablemente  Jesús también hablaba Griego y entendía latín.

Para ese momento, si bien Belén pertenecía a la provincia romana de Judea, toda esa región era llamada Palestina de manera genérica e  informal, desde tiempos del historiador griego  Heródoto en el Siglo V antes de Cristo y para el momento del nacimiento de Jesús, ese nombre era de uso común para esa región, tal como lo registra en sus obras del filósofo judío de aquel entonces Filón de Alejandría. Ese nombre de Palestina sería asumido también como oficial a partir del año 135 después de Cristo, tras el segundo alzamiento judío contra los romanos dirigido por Bar Kojba. En adelante, esas tierras siempre se llamaron “Palestina” de manera oficial, aunque pertenecieran a diversos imperios entre los que se cuenta, el romano, el bizantino, el omeya, el otomano y luego el Inglés entre 1922 y 1948 en que se crea el moderno Estado de Israel y se reestablece el Hebreo como idioma.  Como ya se mencionó, si bien tiene el mismo nombre del Israel bíblico, no es el mismo Estado al que hace referencia ese texto y el cual desapareció hace más de 2700 años. 

En ese sentido, si bien Jesús no nació en un Estado independiente que  en ese momento se llamara “Palestina”, si nació en una tierra que, para la época, ya era conocida desde hacía varios siglos como “palestina” de manera informal, en tanto, la palabra “Israel” había caído en desuso para denominar a esa región.  Luego, entre los judíos se consideró que la palabra “Pueblo de Israel” aludiría en adelante  a los practicantes del judaísmo mas no a un territorio en específico. 

Aun así, el representante sionista en Colombia tiene razón en cuanto a su afirmación de que “Jesús era Judío”.  Sin embargo, esto significa que sea Israelí o que  no pueda ser considerado a la vez como “palestino”.   No todos los judíos son Israelíes y de hecho, los judíos más religiosos son aún hoy  anti sionistas y abogan por el desmantelamiento del Estado de Israel, al que consideran contrario al Ketubot 111 del Talmud, dado que -según ellos- Dios prohíbe el establecimiento de un Estado Judío antes de la venida del Mesías y este, no será territorial sino espiritual.  Igualmente, es perfectamente compatible el ser judío y ser palestino.  De hecho, la Carta Nacional Palestina (Constitución de ese país) establece en el artículo 6 que “Los judíos que hayan residido normalmente en Palestina hasta el comienzo de la invasión sionista serán considerados palestinos”.  Una prueba de que puede haber Palestinos de religión Judía es que el mismo Yasser Arafat tuvo un ministro palestino de religión judía, el señor Moshe Hirsch e igualmente, los judíos más religiosos de Jerusalén, descendientes en su mayoría de judíos nativos y no de colonos sionistas, se identifican aun hoy como “Palestinos de religión judía” y su barrio Mea Shearim donde residen, ondean banderas palestinas en la mayoría de sus viviendas.   Por ello, no es incompatible que Jesús siendo judío a la vez fuera  palestino. 

No obstante, podría pensarse que la afirmación del representante israelí va más dirigida a que Jesús tenía más rasgos étnicos con los actuales israelíes que con los actuales palestinos.  Sin embargo,  de acuerdo al erudito profesor judío israelí Shlomo Sand, historiador, investigador y catedrático de la Universidad de Tel Aviv, en su libro “la Invención del Pueblo Judío” demuestra como  los actuales palestinos son descendientes de Judíos del Siglo I que en vez de partir al exilio tras las rebeliones del año 69 DC y del año 132 DC, se quedaron en esa tierra, se convirtieron al cristianismo y a partir del Siglo VII adoptaron el árabe como idioma materno y en algunos casos el Islam como religión. Por tanto, Jesús tampoco tendría mucho que ver éticamente con  los actuales israelíes, ya que el mismo profesor Shlomo Sand en la obra referida, también demuestra que los actuales judíos Asquenazí que  constituyen cerca del 84 %  son mayoritariamente descendientes de Jázaros del Cáucaso  conversos al judaísmo en el Siglo IX DC, en tanto que los Sefarditas tienen como ancestros mayoritariamente a bereberes del norte de África conversos al judaísmo en los primeros siglos del Cristianismo.  Esa hipótesis de que los actuales palestinos son los reales  descendientes de los Judíos del Siglo I también fue apoyada por el primer   Primer Ministro de Israel, el polaco David ben Gurion.  Por tanto, Jesús tendría más en común étnicamente  con los actuales palestinos que con los actuales israelíes. 

En cuanto al lugar de nacimiento, Belén es reconocida desde la misma resolución 181 de 1947 de Naciones Unidas hasta la actualidad, por el derecho Internacional, como una ciudad parte de Palestina, no de Israel. Por lo tanto, es correcto afirmar que Jesús nació en lo que hoy es Palestina.

Finalmente, en cuanto a lo religioso, cabe destacar que las dos religiones mayoritarias dentro de la población palestina son el cristianismo y el islam. Para ambas religiones, Jesús es una figura central. Para el cristianismo, es el hijo de Dios.  Para el Islam, es junto a Mahoma el profeta más importante de esa religión y es el más citado en el Corán.  Por tanto, Para todos los Palestinos, Jesús es un personaje fundamental de su historia.  Para el judaísmo, por el contrario, Jesús no tiene reconocimiento alguno, ya que no se le considera el Mesías ni ocupa algún lugar  en sus creencias. 

En conclusión, si bien es impreciso decir que Jesús nació en el actual estado de Palestina (que no existía para la época) sí es correcto decir que Jesús fue un palestino de religión judía que nació en el imperio romano, en una ciudad que hoy hace parte del Estado de Palestina y está bajo ocupación militar israelí desde 1967.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
[Instrucciones para sobrevivir al caos total] Capítulo 2: prohibido victimizarse

[Instrucciones para sobrevivir al caos total] Capítulo 2: prohibido victimizarse

Nota Ciudadana
¡Carrotanques y los 40 ladrones! ¿Hasta cuándo?

¡Carrotanques y los 40 ladrones! ¿Hasta cuándo?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus