TransMilenio: un homicida silencioso

TransMilenio: un homicida silencioso

Casi que a diario en el sistema de transporte de Bogotá se presentan accidentes que además de heridos, que muchas veces quedan con secuelas, dejan muertos

Por: Camilo Muñoz
septiembre 03, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
TransMilenio: un homicida silencioso

Se dice que TransMilenio moviliza diariamente alrededor de dos millones y medio de personas en la capital del país. De esas, en el periodo comprendido entre el 1º de enero de 2016 y el 16 de febrero de 2018, 5.548 sufrieron alguna lesión e infortunadamente 163 fallecieron. Además, cabe anotar que en el Sistema Integrado de Transporte se presentaron 12.690 accidentes en ese lapso.

Yefferson salió a trabajar y no regresó

El día 25 de agosto de 2014, cerca de las cuatro de la tarde, sale de la casa familiar el señor Yefferson Jiménez Martínez* en compañía de un amigo a realizar un trabajo de recolección de escombros. Pasaron varios días y los allegados de Yefferson no sabían nada de él. Ante esto, la familia lo reportó como desaparecido. Transcurridos un par de días, el Instituto de Medicina Legal se comunicó con el hogar de Jiménez Martínez y le notificó la desdichada noticia: Yefferson se encontraba sin vida.

El fatídico caso de Yeffer, como le decían de cariño, fue producto de un accidente de tránsito con vehículo en fuga. Además, de acuerdo con el informe presentado por la Policía Nacional, en la inspección técnica se halló que el lugar se encontraba en un “estado regular por presentar fisuras en las losas y con reparcheo”.

Lo más indignante y paradójico del asunto es que, aparte del atropello que sufrió el señor Jiménez Martínez, ninguno de los articulados se detuvo a atender y prestar ayuda al afectado, sino que, por el contrario, se fugaron del lugar y abandonaron al accidentado. Demostrando, en ese sentido, el incumplimiento grave de las normas de tránsito por parte de los conductores, pero, al mismo tiempo, la falta de vigilancia y control que debe tener la empresa sobre dicha actividad por tratarse de una peligrosa.

Por todo lo ocurrido, el día 5 de septiembre de 2014 los padres de Yefferson Jiménez Martínez tuvieron que asumir el pago del funeral de su hijo sin pronunciamiento alguno por parte de la Empresa de Transportes del Tercer Milenio TransMilenio S.A., que tampoco realizó investigación alguna, pese a que los hechos fueron puestos en conocimiento por la Fiscalía 33 Seccional Unidad de Vida.

Por poco es asesinado en un TransMilenio

El día 30 de marzo de 2016, el señor Andrés Felipe Torres*, administrador de empresas de profesión, quien iba con destino a la estación El Campín, se sube al mediodía a un articulado de TransMilenio, con ruta G5, en la estación Cardioinfantil. En el articulado, más o menos en la calle 134 o 135, cuando el señor Torres se encontraba sentado en la última silla del vehículo en mención un individuo de 1.70 de estatura aproximadamente lo ataca con un puñal sin mediar palabra.

El atacante apuñala en el muslo izquierdo a Andrés Felipe y le ocasiona una herida de 15 cm. La víctima reacciona a esa lesión y le da una patada al hombre que lo envía hasta la puerta trasera. Este se levanta y se abalanza contra Felipe Torres y empieza a chuzarlo en el talón del pie izquierdo. En el forcejeo le hiere la mano derecha a la altura de la muñeca. Posteriormente, cuando el individuo tiene mal herido al demandante, le hurta el celular Samsung Galaxy S6 color dorado. Torres queda malherido por lo que empieza a sangrar. El conductor del articulado para en la estación de la calle 127, abre las puertas del bus y el individuo sale corriendo por la autopista.

Actualmente el señor Andrés Felipe Torres sufre de constantes dolores en su pierna izquierda, especialmente cuando camina trayectos intermedios. Igualmente, el movimiento de su brazo queda con limitaciones, por tanto su vida diaria y su vida laboral se han visto ostensiblemente afectadas a raíz de las lesiones que le fueron ocasionadas cuando se movilizaba en un articulado de TransMilenio.

Otras víctimas del sistema de transporte

Israel Betancourt Hoyos*, médico de profesión, haciendo uso del sistema integrado de transporte, recibe graves golpes que le generan múltiples daños, entre los más graves la fractura de la columna vertebral. Durante el traslado, el vehículo se moviliza a gran velocidad y al alcanzar un hundimiento en el pavimento se genera un gran salto del vehículo que hace que este se eleve y al caer se fracture la columna.

El señor Betancourt Hoyos es trasladado en ambulancia a la Clínica Reina Sofía, donde se establece la existencia de fractura vertebral: la vértebra L2 explotó, y se generaron hernias vertebrales y estrechez del canal medular. Todo esto lleva a que se realice cirugía de artrodesis L1 L3, donde le ponen barras y tornillos en la columna al paciente, y que lo incapaciten por más de 180 días.

Caso similar ocurrió con doña Imelda Pinto* el día 30 de noviembre de 2016 cuando se desplazaba en el vehículo tipo bus de propiedad de la empresa Este es mi bus, que hace parte del Sitp de TransMilenio. Transitando en la calle 48B sur con carrera 33 el bus en el que se moviliza frena bruscamente, lo que genera que la demandante caiga sentada y se le generen graves problemas de salud. Por tal motivo, el 20 de diciembre de 2016 se le realiza valoración definitiva, donde se establece una incapacidad definitiva de 80 días, con secuelas médico legales de “perturbación funcional del órgano sistema osteomuscular de carácter transitorio”. Ello en razón a que presenta dolor a la movilización de la columna lumbar, con flexión y extensión de la columna.

Aunado a lo anterior, el día 8 de agosto de 2016, aproximadamente a las 8:30 p.m., la señora Martha Irene Arcos* se desplaza en calidad de pasajera en el vehículo tipo bus cuando este colisiona contra otro vehículo al que golpea por la parte trasera. Esto le ocasiona una incapacidad de 65 días y, por si fuera poco, el desasosiego de toda la familia y la víctima directa, pues se han visto gravemente afectados por las lesiones que padece y que actualmente limitan la movilidad y disfrute de la vida de la señora Martha Irene.

A la señora Claudia Isaza* también un bus la dejó con dolencias corporales crónicas. Ella se sube un bus que, varias cuadras después, realiza una maniobra y pasa por un abultamiento existente en la calle, lo que hace que el vehículo se eleve bruscamente. Dicha situación se refleja en los pasajeros, de modo que la señora Claudia se eleva de la silla en la cual estaba sentada. Al caer siente un fuerte dolor en la columna, que le produjo 15 días de hospitalización y una incapacidad de 60 días.

Por lo aquí expuesto, consulté a la organización jurídica Conde Abogados Asociados (oficina Bogotá) para que me asesorara legalmente sobre qué deben hacer las víctimas y sus familiares, y así obtener justicia y reparación económica que mitigue el daño causado por TransMilenio. Manifestaron que frente a los hechos existe falla del servicio atribuible a la empresa de transporte, y comprobada la existencia del daño la empresa está llamada a responder patrimonialmente a través de medios de control de reparación directa, los cuales actualmente adelanta en contra de la citada, dados los hechos narrados y la posible negligencia de los entes vigilantes e involucrados, pues hoy estas seis personas son, para infortunio de ellas, un número más de las estadísticas que TransMilenio otorga a la ciudadanía, donde al día hay 7 heridos y cada 4 días hay un muerto, lo que lo convierte en un homicida silencioso.

La directora de la Organización Jurídica Conde Abogados Asociados SAS, doctora Marcela Patricia Ceballos Osorio, por su parte, manifestó que: “En la organización se están tramitando acciones judiciales con el fin de que las víctimas y sus familias sean reparadas por los daños ocasionados por el uso del transporte masivo de TransMilenio, en el que no solo los  pasajeros han sido lesionados como consecuencia de los accidentes, sino también por la delincuencia común que aprovecha la falta de seguridad en el sistema para hurtar las pertenencias de quienes hacen uso de este medio de transporte a tal punto de herir su integridad por oponer resistencia, es por ello que les hemos brindado la asesoría legal para que hagan efectivos sus derechos”.

*Los nombres de las verdaderas víctimas fueron cambiados por privacidad y respeto al autorizar contar sus historias.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Fronteras invisibles y balas perdidas en Cali: historias de barrio adentro

Fronteras invisibles y balas perdidas en Cali: historias de barrio adentro

Nota Ciudadana
¿Quiere conocer la verdadera 'alta cocina' en Valledupar? La respuesta está en restaurante Galeón

¿Quiere conocer la verdadera 'alta cocina' en Valledupar? La respuesta está en restaurante Galeón

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--