Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Silvia, un mercado de cinco siglos

Es un lugar ancestral de encuentro, comparten, intercambian productos, planean, se reúnen en torno a propósitos colectivos

Por:
Mayo 11, 2016
Silvia, un mercado de cinco siglos

Indígenas de las distintas etnias que pueblan la región del Cauca desde antes de la llegada de los españoles se encuentran cada semana en el mercado de Silvia. Es un lugar ancestral de encuentro, comparten, intercambian productos, planean, se reúnen en torno a propósitos colectivos. Paeces y guambianos han resistido los embates de la violencia, de la persecución ética, de la cultura occidental intentando asimilar, arrasar con sus costumbres. Pero allí están unidos por la lengua, por la tradición, por un sentido solidario de existencia sin dejarse derrotar.

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
328
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Aquí estoy parado, peluqueando ahora con mis siete balazos adentro”

“Aquí estoy parado, peluqueando ahora con mis siete balazos adentro”

Cuando Poncho, un duro de Puerto Tejada, cierra sus ojos, se ve con una máquina de afeitar dibujando cabezas en vez de una 9 mm. Video
Las raperas del Catatumbo, lejos de ser las guerrilleras que señalaban

Las raperas del Catatumbo, lejos de ser las guerrilleras que señalaban

Las primas Manosalva en plena guerra paramilitar en Tibú se refugiaban en la música para enfrentar el miedo con canciones
Picachu, el tragafuegos de las comunas de Medellín

Picachu, el tragafuegos de las comunas de Medellín

"Yo canto para los que no tienen pan; yo canto para que mi mamá sonría", y así desafía el riesgo de las duras esquinas y las pesadas calles
Con alabaos traemos a los que se nos ha llevado la guerra

Con alabaos traemos a los que se nos ha llevado la guerra

A Jaily le tocó dejar Buenaventura cuando era una niña y encontró abrigo en Cali. Tenía 13 hermanos, todos dejaron su tierra, ya no sabe cuántos quedan vivos