¿Qué pensar acerca de lo que quieres ser?

¿Qué pensar acerca de lo que quieres ser?

Nada tiene la solidez de antaño y tanto las dudas como los interrogantes son mucho más interesantes que las certezas y las respuestas

Por: DIEGO MARIO ZULUAGA OSORIO
mayo 20, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Qué pensar acerca de lo que quieres ser?

“Nada tiene la solidez de antaño y tanto las dudas como los interrogantes son mucho más interesantes que las certezas y las respuestas. (Dra. Denise Najmanovich)”

A diario nos encontramos con nuevas prácticas, teorías, narraciones, instituciones surgen día a día transformando nuestra manera de aprender, de relacionarnos, de comunicarnos, de comprar y vender, de amar y sufrir, de crear y producir; enfrentándose a lo que es el ser humano y su lucha por querer ser otros mejores que con el que conviven todos los días, teniendo en medio el desempleo, la desigualdad, la inmovilidad social, el salario con sus brechas y como si fuera poco esa falta de oportunidades que nos hacen preguntarnos: ¿realmente podemos ser lo que “queramos ser”?

Cómo resolver este interrogante en esta sociedad convulsionada, trocada en sus valores sociales e individuales, donde impera la corrupción a todo nivel, delincuencia sectorizada, movimientos políticos que no cumplen sus programas, actores en conflicto con el Estado, guerrilla que se ha tomado municipios y departamentos y otros grupos delincuenciales con intereses diversos.

Esto ha destapado varios temas de discusión como el feminismo y sus variantes; la imagen social a través de los medios; los modelos a seguir sean estos correctos o no; la forma como se adopta y se hace el empoderamiento; el perfeccionismo si es que podemos decir que existe; preguntas como el significado de la vida y de la muerte, todos ellos dirigidos a ser como queremos ser. Alguna vez pensamos ser bomberos, policías, estilistas, médicos y hasta ladrones, dentro de esa realidad diferente que se suman a las experiencias sensuales del ser humano.

Ahora bien, la realidad es bien diferente, pues la realidad no se compagina con las oportunidades y mucho menos con las existentes y la insuficiencia de elementos que permitan elevar la conciencia, frente a aquello que le llama la atención para ser parte del universo y su socialización, amen de las actitudes frente a las otras circunstancias, pues el mundo real no es perfecto. Qué es todo aquello que genera la falta de fuerza laboral, la insuficiencia y el nepotismo, además que la inversión es suficiente frente a las necesidades sociales e individuales (M. Guerra), de ahí que al ingresar a la sociedad y a su entramado no se refleja esos aspectos que mejorarían su dependencia sino todo aquello que lo frustra.

Y es que donde los llamados a liderar ese mundo laboral, por un lado, por el otro resolver la angustia existencial del individuo de la mano con la crisis que se genera frente a la inestabilidad no solo de orden social sino psicológico, pues los entornos se han vuelto complejos frente a ese nuevo esquema universal que se yergue por aquello del orden social.

Pero cómo solucionamos esa brecha a la que se ha hecho alusión, a esos fenómenos que no ayudan a la superación del hombre y mucho menos permitir que sea quien quiere ser; a la influencia de la economía y su desigualdad, a los fenómenos sociales sectorizados y que no ha podido ser aglutinados a nivel nacional, entonces necesitamos es una reforma, no solo en cuanto a la política gubernamental y social, pero si en lo educativo, en la inversión, en llegar a las personas menos validas, sino que permitan ofrecer más y mejores oportunidades con el fin de pretender una mejor calidad de vida. Otros pensarían dónde se encuentran los cerebros o mejor de aquellos que han tenido que salir del país en búsqueda de mejores oportunidades, y es que “soñar no cuesta nada”, pero nada es gratis, es el primer paso para lograr esa meta, objetivo, para enamorarnos de lo que deseamos, imaginar escenarios fantásticos, una imaginación de anhelos futuros, materializar lo que es importante y aprehender lo que nos deselecciona y frustra, encontrar esa beca deseada, entendida esta como las oportunidades que enfrentamos, y encontrar los recursos necesarios entre estos el dinero, el tiempo, el acercamiento a los procesos entre otros.

Hay una relación simbiótica entre deseo, necesidad y objetivo, una relación de dependencia del uno con el otro, pero para lograrlo se necesitan acciones concretas, tener una mente clara de la mano con ese plan de acción que arrastre por lo que se trabaja en la vida, y la conciencia de advertir los diversos factores que no podrán cumplir, pero si desarrollar todo aquello que se ha planeado para ser lo que queremos ser y así tener una directriz en un futuro cercano.

Saber quién soy, cuál es mi motivación y perseverar son los elementos que sostendrán esa fuerza que me identifica frente al fracaso en los procesos que se han de desarrollar y delimitar, para lograr en últimas, mi identidad de quién soy y quién quiero ser.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Industria de motocicletas prioriza seguridad con nuevas medidas desde 2025: lo que hay que saber

Industria de motocicletas prioriza seguridad con nuevas medidas desde 2025: lo que hay que saber

Nota Ciudadana
La educación pública es un peligro para la extrema derecha colombiana

La educación pública es un peligro para la extrema derecha colombiana

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--