¿Qué comparten los guerrilleros y los soldados?

La decisión de ser soldados es fruto del azar

Por: Tomás Orozco
mayo 03, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Qué comparten los guerrilleros y los soldados?

En un artículo anterior, hablé de la hipocresía de saludar a los soldados en la carretera. Sin otro objetivo en mente que articular mis propias angustias, intenté explicar cómo es posible que una imagen nos embruje. En ese caso, la imagen era el elogio cotidiano y la realidad era lo que la imagen no nos dejaba percibir, el contraste entre nuestra decisión libre de saludar y la orden que seguía el soldado. No llevé la idea hasta el final.

En el día a día, los elogios y las decisiones libres están aparejados, solo una decisión libre es digna de ser elogiada (nadie me va a felicitar si salvo el mundo porque tengo una pistola en la cabeza). Al fin y al cabo, la orden que se sigue nunca es merito nuestro, sino del que da la orden y el que da la orden puede estar siguiendo una orden anterior y así hasta que en algún momento se llega a una decisión libre. Bien puede ser, por lo demás, que aunque lo que está al final de la cadena parezca digno de ser elogiado (el entusiasmo de un soldado en el cumplimiento de su deber), lo que está al principio de la cadena no lo sea (mejorar, sin reformas institucionales reales, la imagen del ejercito). Pretender que un elogio, como por arte de magia, pueda convertir el seguimiento de una orden en una decisión libre, es traicionar la realidad.

Paréntesis. Hoy estaba leyendo un ensayo sobre la guerra fría en el que se defiende la idea de que los soldados de los países enemigos no son menos inocentes que su población civil, pues “es demasiado pedir que se levanten en rebelión, cuando no tienen ninguna esperanza de triunfar”. “Es absurdo decir que han escogido librar una guerra contra nosotros cuando lo único que es cierto es que ellos prefieren luchar en la guerra a ser fusilados por amotinarse”. Y fue después de leer esas dos frases que me di cuenta de lo que estaba en juego.

Pienso que el mito del soldado que toma la decisión libre de ser soldado es un espejo del mito del guerrillero que toma la decisión libre de ser guerrillero. Y se me ocurrió, hoy, que de pronto es imposible derrumbar un mito, sin derrumbar el otro. Así como las personas solo pueden ser elogiadas por lo que deciden libremente, también solo pueden ser responsabilizadas por lo que así deciden. Solo la acción libre revela algo sobre la persona que actúa. Lo único que se puede decir sobre el pobre campesino que decide irse a la guerra es que es pobre y campesino. Y no que es malo o pendenciero o hijueputa (en el caso del guerrillero) o heroico, benevolente y santo (en el caso del soldado). La libertad, como todo en Colombia, está repartida de forma desigual.

La igualdad de los soldados y los guerrilleros, y más allá de eso, nuestra igualdad con los soldados y los guerrilleros, es fruto del azar por el que todos somos lo que somos y no fuimos otros. Es demasiado fácil olvidar la contingencia de pertenecer a uno u otro bando o a ninguno. Y espero que los que se sientan hipócritas levantando su pulgar en la carretera sean por eso mismo más recatados a la hora de hacer juicios generalizados sobre “los guerrilleros”. Si para ser soldado no se necesita ser libre sino ser pobre y para ser guerrillero, además de ser pobre, se necesita vivir en algún lugar más o menos recóndito, entonces no estaría de más recordar con humildad la frase celebre de John Bradford, que dice: “Allá iría yo si no fuera por la gracia de Dios.”

El artículo al que hago referencia:

Confuso y acartonado, como dicen en la sección de comentarios. Espero que este haya quedado mejor.

http://www.las2orillas.co/los-soldados-saludan-en-carretera/

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
5429

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Estoy cansado de la ignorancia de Jessi Uribe y Amparo Grisales

Estoy cansado de la ignorancia de Jessi Uribe y Amparo Grisales

Nota Ciudadana
No, profesor, Vicky Dávila fue buena alumna suya

No, profesor, Vicky Dávila fue buena alumna suya

Nota Ciudadana
El desprecio de Queiroz por James y Falcao le salió caro a Colombia

El desprecio de Queiroz por James y Falcao le salió caro a Colombia

Nota Ciudadana
Cosechas, otro de los grandes contaminadores de la región

Cosechas, otro de los grandes contaminadores de la región