Opinión

Qué cambió de ‘la economía va bien pero el país va mal’?

No es el momento de debatir la frase de Fabio Echeverri, sino entender que a la paz y la armonía social, y en consecuencia al país, le va mal, ¿por qué?

Por:
Enero 30, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Qué cambió de ‘la economía va bien pero el país va mal’?
La realidad puede ser que en alguna forma sea cierto que en comparación a los últimos años la economía esté menos grave, y así tratan de defenderlo las autoridades.

Aun se repite la famosa frase de Fabio Echeverri, con confusión parecida a la de Echandía cuando decía ‘¿el poder para qué?’, y algunos la entendían como una muestra de desprendimiento -como si no le interesara el poder-, mientras que él la entendía como que el principio más elemental para quien actúa en política es definir previamente qué se busca o qué se propone como modelo de Estado y de gobierno.

Hoy la variante de ‘la economía va bien aunque el país va mal’ de la frase de Echeverri es la que se ha entendido o asumido sin tener en cuenta la contradicción que esto implica, o como si hubiera la posibilidad de que lo importante fuera que la economía anduviera bien y lo mal que estuviera el país fuera secundario.

Y, acorde con el modelo que supone que la función de la economía es solo el manejo de los mercados y de los negocios -el de los economistas puros neoliberales-, así ha sido la visión y parámetro de medición de la gestión de nuestros dirigentes en los tiempos recientes.

Esta, a su turno, es versión de una original que decía ‘el gobierno va bien pero el país va mal’, la cual tomándola nuestros mandatarios como guía, los ha vuelto algo indiferentes a lo que no sea la imagen que de ellos reflejan los medios de comunicación.

Hoy la realidad puede ser que en alguna forma sea cierto que en comparación a los últimos años la economía esté menos grave (aunque esto no es tan claro), y así tratan de defenderlo las autoridades.

Pero sobre lo que no hay duda es que en lo que respecta a la paz vamos mal, y, bajo el reconocimiento que este es nuestro problema más crucial, que el país va mal. Y en ese sentido hay un curioso consenso entre la derecha y la izquierda: sea destacando los actos de terrorismo o los asesinatos a los líderes sociales, lo que se trasmite a la nación es que seguimos siendo un país en guerra.

 

 

Hay un curioso consenso entre la derecha y la izquierda:
lo que se trasmite a la nación
es que seguimos siendo un país en guerra

 

 

.

Un problema no se soluciona mientras no se reconozca; y si afecta a dos partes se requiere además que las dos partes, aún si tienen diferentes posiciones ante este, compartan el análisis del mismo; pero nosotros inventamos algo más único y es que las dos partes -sin siquiera intentar compartir el análisis- han llegado a coincidir en que lo que vivimos no se resuelve alrededor de encontrar y solucionar lo que son unas ‘causas objetivas’ de la violencia y la ‘guerra’, sino ganándose a la opinión pública a través de movilizar las pasiones mediante el estímulo de la agresividad y la intolerancia.

Por eso la polarización, por eso al país lo están manejando los medios de comunicación, y por eso, porque los medios viven del rating y su éxito depende del tamaño de la audiencia, ellos tienden a alimentarnos de amarillismo, de escándalos, de ‘noticias’ de baranda, revelaciones y filtraciones, y enfrentamientos personales o políticos que sean susceptibles de despertar emociones y controversias.

El momento no es ya para debatir si ‘la economía (o el Gobierno) va bien pero el país va mal’, sino el de entender que a la Paz y a la armonía social, y en consecuencia al país, le va mal, porque con la polarización a los medios de comunicación les va bien.

 

La realidad puede ser que en alguna forma sea cierto que en comparación a los últimos años la economía esté menos grave, y así tratan de defenderlo las autoridades.

 

-Publicidad-
0
1537
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Juan Manuel López

¿Cuestionamiento a la sentencia o a la JEP?

¿Cuestionamiento a la sentencia o a la JEP?

¿A quién beneficia la parálisis del país?

¿A quién beneficia la parálisis del país?

De Chuzadas e Interceptaciones

De Chuzadas e Interceptaciones

Los casos de Antanas Mockus y Ángela María Robledo

Los casos de Antanas Mockus y Ángela María Robledo

Del caso de Claudia y Navarro

Del caso de Claudia y Navarro

La lenta desaparición de la sociedad patriarcal

La lenta desaparición de la sociedad patriarcal

De la desaparición de ‘Tradición, Familia y Propiedad’ a la conformación del nuevo Derecho

De la desaparición de ‘Tradición, Familia y Propiedad’ a la conformación del nuevo Derecho

Duque, el aprendiz de brujo

Duque, el aprendiz de brujo