¿Por qué los matan?

Cada dos días, aproximadamente, asesinan a un líder social. ¿Qué hay detrás de este fenómeno? Ariel Ávila lo analiza en su más reciente libro

Por: Umberto Senegal
febrero 26, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué los matan?

Ariel Ávila lo tiene claro. Con este nuevo libro suyo ¿Por qué los matan? (Planeta, agosto 2020), documentado y minucioso en sus investigaciones, consigue que colombianos impasibles o desinformados frente a asesinatos selectivos y masacres escalonadas, también manejemos elementos de los motivos que originan el despiadado desangre de Colombia.

Cada dos días asesinan un líder social. Y los exterminan por patrocinar la implementación del acuerdo de paz. Los acribillan por impulsar procesos de sustitución de cultivos ilícitos. Los abaten por defender territorios colectivos. Los aniquilan por reivindicar derechos a la participación, de comunidades rezagadas. Tal vez para el ominoso encabezamiento de esta columna, de acuerdo con tu formación intelectual, tus valores humanos y predisposiciones políticas, ensayes respuestas apropiadas. Las más triviales, desquiciadas y sórdidas: castrochavismo, izquierda, guerrilla, petrismo. Sin embargo, no hay que matricularse con ninguna fórmula de pensamiento político, taxativas muchas de ellas en la percepción crítica del individuo y la sociedad, para aprovechar fuentes de datos, cotejarlos y derivar conclusiones escalofriantes sobre el asesinato sistemático de líderes en Colombia.

Los antecedentes de esta conmovedora radiografía los obtuvo Ávila de la Defensoría del Pueblo; la ONG Somos Defensores; del Banco de Datos de Naciones Unidas; del Centro Nacional de Memoria Histórica, y del trabajo de Giorgio Londoño en Sipares (Sistema de Información de la Fundación Paz y Reconciliación). El libro contiene cuatro capítulos de significativa actualidad: La democracia con sangre en Colombia. La violencia como mecanismo de competencia electoral. Qué hace el Estado. Autoritarismos competitivos y Estados mafiosos de facto.

Advierte Ávila: “La destrucción de los liderazgos y de los movimientos sociales está llevando a la creación en Colombia de autoritarismos subnacionales, unos enclaves autoritarios donde no hay oposición, nadie hace control político y en general se da una situación de homogeneización política en la que el disenso es castigado con la muerte o el desplazamiento”.

Matar un líder es desestructurar un movimiento social, como bien lo analiza Ariel Ávila a lo largo de su libro, sin dejar de reconocer, a la vez, los positivos procesos de protección individual y colectiva llevados a cabo por el Cuerpo Élite de la Policía y la Defensoría del Pueblo. Columnistas biliosos quienes, para cumplir con el ciclo asignado en un diario o cuando se les extinguen los temas, escriben a las volandas, sin examinar fuentes contrapuestas a las de sus fogosidades gobiernistas, antes de refrendar anodinas opiniones sobre temas dolorosos como el constante asesinato de líderes o las 244 personas asesinadas en 60 masacres durante 2020, podrían consultar en libros como este, contenidos, datos, puntos de vista que les proporcionarían informaciones cuantitativas y cualitativas menos sesgadas, con un sentido más humano y solidario de ser colombianos.

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Rajada de Colombia a la hora de proteger a los defensores de DDHH

Rajada de Colombia a la hora de proteger a los defensores de DDHH

Colombia: entre el horror y la artimaña

Colombia: entre el horror y la artimaña

Nueve líderes asesinados en 7 días en Buenos Aires y El Tambo, en el Cauca

Nueve líderes asesinados en 7 días en Buenos Aires y El Tambo, en el Cauca

Hablan los líderes sociales del Cesar

Hablan los líderes sociales del Cesar