¿Por qué las mamás no hablan de la frustración de serlo?

¿Por qué las mamás no hablan de la frustración de serlo?

Cada vez más se escucha a mujeres decir no a la maternidad ¿Que las mamás se vean tristes o se quejen es algo mal visto? ¿Pueden arrepentirse sin ser juzgadas?

Por: Diana Carolina Abril Giraldo
octubre 31, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Por qué las mamás no hablan de la frustración de serlo?

En estos días vi un mensaje de una reconocida tuitera (No me llamo Laura) que decía tener dos hijos, pero que aconsejaba, al mismo tiempo, no tenerlos (en mayúscula). Hubo un comentario de otra tuitera (Esther) afirmando que la mayoría de las amigas pensaban lo mismo, pero que no eran capaces de hacerlo público, recalcándole, además, su valentía por decirlo en esa red tan hostil (Twitter).

Desde hace un tiempo, después de unas equivocadas ganas de querer tener otro hijo (pues tengo una mayor de edad), hace unos años, nos sentamos con mi pareja a charlar y caímos en cuenta de la terrible decisión que estábamos por realizar.

A partir de allí, me considero la mujer más antinatalista que existe, dejando a un lado al escritor Fernando Vallejo, del que muchos sabemos, que cada que tiene la oportunidad, le pide a la humanidad no procrear más, y puntualiza ciertas circunstancias en que, en definitiva, no se debería seguir pariendo.

Tuve una hija siendo adolescente y no supe ser mamá, incluso, después de más de veinte años es la hora en que no lo sé hacer o por lo menos esa es la percepción de ella y de mi mamá.

Y no soy la única que tiene las agallas para aceptar un error; muchos saben en su interior que han sido pésimos padres, y otros, tenemos la certeza de que, en el caso de los papás, abunda más la irresponsabilidad por historias de vida con las que nos tropezamos todo el tiempo.

Uno de los problemas radica en la incompetencia: en ocasiones el gobierno que no cuenta con políticas públicas enfocadas en la planificación familiar, de las familias de los adolescentes que no les indican el camino correcto o de los mismos adolescentes, porque bien dicen por ahí: no se le puede estar echando la culpa a los demás (instituciones o personas) por las propias irresponsabilidades.

Por lo anterior, en este punto de mi vida puedo afirmar, entonces, que un hijo no es una bendición, y el que continúe con esa terrible retahíla; no se lo cree nadie, o como diría mi pareja: un hijo es una lotería, puede que se gane uno la lotería por tener al mejor de los hijos, o puede que, se convierta en un intento constante de ganársela con resultados infructuosos.

La libertad que se tiene por no tener hijos, sí que vale la pena y el único que puede dársela es uno mismo; nadie más.

La conciencia tranquila por no haber tenido en sus manos una vida que bien podría convertirse en el mayor de los martirios para uno o para la sociedad, es lo mejor de lo mejor… Aunque de allí me salgo, porque ni cuento con la libertad ni tengo la conciencia tranquila: fui irresponsable.

A propósito, no sé si han leído sobre los costos que representa tener un hijo. Yo lo vengo haciendo hace años, pero hace unos días salió un nuevo estudio en cuyo costo se estima en más de $1.300.000.000.

Es una cifra exagerada si se detiene uno a pensar, pero ayuda a reflexionar, e incluso más, antes de traer un hijo al mundo. Resulta evidente que habrá algunos padres que gasten menos o más dinero; ello depende de los ingresos y del estrato socioeconómico.

Sin embargo, de un modo o de otro, la cuestión muchas veces no es el dinero, sino el costo psicológico o en otros ámbitos que para las dos o más partes representan. Es decir que, el costo de ese modo puede ser más perjudicial, si se tiene en cuenta que hay situaciones que no son solucionables por más dinero que se tenga.

Es por lo anterior por lo que, para muchos jóvenes su proyecto de vida se desliga de la procreación y cada año que pasa se enfocan en otros aspectos que también son importantes y hacen crecer.

Una mujer o una pareja no puede ser útil a la sociedad solamente si procrea; hay otros aspectos significativos que dan mayor satisfacción y otorgan cierta tranquilidad a nivel individual y social.

Ahora bien, la moda es ahora tener mascotas; ellos son los nuevos hijos que también representan un costo importante, pero que bien sabemos los que las tenemos, no nos decepcionarán ni juzgarán ni odiarán jamás. Y aunque su tiempo de vida es tan corto, estarán allí siempre, esperándonos en el mismo sitio sin importar cuántas veces les fallemos.

|Le puede interesar: Este es el hombre que le cumplió el sueño a Valerie Dominguez de convertirse en Mamá

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Dólar e inflación bajos, boom de turismo en el país, campesinos con tierras, pero gritan ¡Fuera, Petro!

Dólar e inflación bajos, boom de turismo en el país, campesinos con tierras, pero gritan ¡Fuera, Petro!

Nota Ciudadana
Escarabajo fue redescubierto en Colombia después de 111 años

Escarabajo fue redescubierto en Colombia después de 111 años

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--