"La autoridad se gana con legitimidad y es fundamental para administrar la Policía de la ciudad"

"La autoridad se gana con legitimidad y es fundamental para administrar la Policía de la ciudad"

Continuamos nuestra serie 'Camino a la alcaldía de Bogotá'. Hoy, con Juan Daniel Oviedo. El exdirector del Dane cuenta quién es él y qué propone para Bogotá

Por: Sebastián Salamanca Paredes
agosto 23, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Juan Daniel Oviedo, más conocido por su rol como el exdirector del Dane, se sentó con Las2orillas para dialogar sobre algunos hitos de su infancia, adolescencia y adultez. Es el candidato independiente bajo el lema ‘Vamos con toda por Bogotá’.

Las2orillas: Antes de empezar la entrevista, ¿Cómo prefiere que le digan? Juan, Juan Da, Oviedo…

Juan Daniel Oviedo: Juan, Juan Da o Juan Daniel. No me gusta que me digan Daniel.

Las2orillas: Juan, empecemos esta entrevista hablando sobre su abuelo, una persona que marcó un antes y un después en su vida. ¿Cómo lo recuerda?

Juan Daniel Oviedo: Yo lo llamo el mito fundacional… Mi mamá le tenía un amor tan grande a mi papá que organizaron todo para que yo pudiese tener una alta posibilidad de nacer el mismo día de mi papá: el 9 de marzo. Yo no quise, yo nací una semana después: el 16 de marzo. El mismo día en el que nació mi abuelo Plutarco.  Entonces, para mí es un tesoro muy grande tener esa fecha en mi vida, ya que mi papá -por ser piloto- estuvo ausente. Mi abuelo siempre fue la figura paterna, siempre vivió conmigo y yo fui su tesoro. Él, como carpintero, hacía cajones, closets y camas con tal de darme plata para los dulces o invitarme a un postre. Esa relación tan amorosa fue muy especial, pero al mismo tiempo fue un compañero de juego desde que yo me levantaba. Siempre he sido madrugador, no me ha gustado trasnochar y, desde aquella época, me metía al taller de carpintería a ayudarlo, a verlo trabajar o a ver Plaza Sésamo.

No obstante, él no me dejó verlo morir, cuando le habían diagnosticado un cáncer muy fuerte, prohibió que yo lo pudiera ver. Eso me marcó muchísimo como persona, la decisión de dedicarme estudiar al 100% fue, en últimas, una decisión postraumática porque no quería ser una carga para mi mamá.

Las2orillas:  Su vida, efectivamente, ha estado marcada por el estudio y la perseverancia. De hecho, en la prueba Saber 11, usted sacó 390 puntos sobre 400 y en la universidad fue considerado como uno de los mejores estudiantes en la promoción.  ¿Considera que el estudio y la perseverancia son buenas cualidades para un alcalde?

Juan Daniel Oviedo: Yo siempre he tenido claro que el rol ejecutor en el servicio público es fundamental para que sea considerado como algo útil por parte de los habitantes de Bogotá. En un país tan heterogéneo, la perseverancia y el estudio se vuelven supremamente importante. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística – Dane, me permitió reconocer que la diversidad de Colombia es tan marcada (la heterogeneidad del país desde cualquier dimensión), que es fundamental la preparación.

| También le puede interesar: “Colombia necesita un concepto de derecha más popular y necesitamos ir más allá de un partido”

Las2orillas:  Durante su época de estudiante, usted se aprendió los reglamentos de futbol, baloncesto y voleibol. A su juicio fue el mejor árbitro, ¿Esa analogía podría resumir la gestión que quisiera hacer como alcalde?

Juan Daniel Oviedo:  Sí, me parece que ser buen arbitro implica conocer las reglas, pero al mismo tiempo, ser ponderado en el juicio. Yo no era bueno haciendo deporte, no me alcanzaba para hacer el Test de Cooper, pero tenía que volverme útil y no podría afectar mi promedio. El profesor de educación física me propuso aprenderme las reglas de diferentes deportes, pitarlos y me remuneró por ello. Al final, los compañeros del colegio se peleaban porque les pitara los partidos porque era muy buen árbitro.

A mí una de las cosas que me tiene abrumado es que en Bogotá conviven 8 millones de habitantes, pero -siendo la capital del país y la cuarta parte de la economía colombiana- hay una distancia muy corta que separa la desprovición y la opulencia.

Se necesita preparación, la ciudad no puede aguantar tanta inequidad. Las zonas de la ciudad que no cuentan andenes o las personas que vivan en zonas urbanas de lata es una falta de respeto. Por tanto, se necesita de mucho estudio y de mucho detalle para solucionar la tensión social en los territorios.

Las2orillas:  Toulouse, una ciudad ubicada en Francia, fue un destino que marcó su adolescencia. Allí realizó su doctorado y se encontró con su sexualidad. ¿Por qué decidió volver a Colombia?

Juan Daniel Oviedo: Yo quería vivir una vida por fuera, pero siempre supe que mi formación iba a generar más valor agregado en un país como Colombia; en donde los doctorados son más escasos que en una sociedad europea. Yo me fui a los 22 años, en ese tiempo pude abrir muchas puertas de mi vida que estaban cerradas por tanto rechazo, discriminación, dificultades económicas y situaciones familiares.

Encontré en Francia una vía más emocionante para mi vida e intenté quedarme, pero yo me había ganado una beca (que se convertía en un crédito) y tenía que pagarla rápidamente. Yo no quería tener vida de estudiante, por tanto, me presenté a una opción de trabajo, pero no me salió. Lo tomé como una señal de la vida y me devolví para Colombia para iniciar mi carrera profesional. En ese momento, mi pareja intentó que yo me quedará en Europa, pero yo no me sentí cómodo. Desde entonces, me quedé en el país y aquí estoy, contento.

Las2orillas:  En algún momento de su vida le escuché decir que la soledad de Europa, de su infancia y de otros acontecimientos le permitieron encontrarse con una de sus pasiones: la gastronomía. ¿Cuáles son sus tres lugares favoritos para comer en Bogotá?

Juan Daniel Oviedo: Uno de mis lugares favoritos de comida es Harry Sasson, el segundo lugar es un local pequeño que tiene una señora al frente de Asilo (en la 39ª con Avenida Caracas) donde venden los mejores pasteles de yuca y moñonas y, para finalizar, el tercero puede ser Wok o Doña Coca (en Paloquemao).

Las2orillas:  En la ciudad hay otros espacios que guardan un espacio muy importante en su corazón, por ejemplo, el barrio Santa Fe. Allí se encuentra El Olimpo, el laboratorio creativo de moda que hace un trabajo para resignificar el trabajo sexual en esa localidad. ¿Qué tan importante es en su día a día?

Juan Daniel Oviedo: Ese tema trae a colación a Sebastián. En este momento que estoy viviendo, de sentar los pilares de una campaña, me confirma que soy muy afortunado de tener la compañía de él por 11 años. De él surge esas ganas de servir, el corazón de él es tan noble y entregado a una causa particular que le ha tocado pasar todas las dificultades del mundo y ha sido uno de los elementos que me confirma hacer esta tarea. Si él lo está logrando en su taller, El Olimpo, es porque si hay posibilidad de que haya un cambio en la forma en la que se producen las cosas; a partir de escuchar necesidades y trabajar con la gente.

Yo no me la pasó metido allá porque sé que es el espacio de trabajo de Sebastián, pero visitarlo y recibir todo el cariño de sus amigas es hermoso. Antes me decían el ‘gringo’, pero ahora que estoy formalizando mi candidatura, la gente en el barrio me reconoce y es algo muy bonito, porque eso no me lo quita nadie. Al fin de cuentas, muchas personas no saben que yo no vivo en el norte, que los fines de semana camino por Santa Fe, por San Victorino, la 13, el famoso ‘Septimazo’ y demás.  En fin, Sebastián tiene liderazgo comunitario, tiene una apreciación estética muy linda y la pone a prueba en ese servicio todos los días. La última exposición que hizo en el Museo Nacional sobre muñecas libres de prejuicios me encantó.

"<yoastmark

Las2orillas: Juan para cerrar este segmento de su vida, tenía un sueño pendiente: llevar a su mamá a volar en globo por Capadocia (Turquía). ¿Se cumplió?

Juan Daniel Oviedo: Ese sueño ya se cumplió, parte de mi liquidación del Dane se fue en ese viaje a Turquía y luego a París con mi mamá. Cumplimos esa promesa y aproveché a conocer México con mi pareja y vivir un tiempo con él en Mompox. Tengo un sueño pendiente ahora mismo, además de ser alcalde, y es ir a estudiar una maestría sobre historia del arte en Italia.

Las2orillas:  Muchos relatos se crearon de usted cuando estuvo dirigiendo el DANE, uno de ellos es que ‘Nació en cuna de oro’. ¿Qué tanta importancia le merece para su candidatura?

Juan Daniel Oviedo: Colombia y Bogotá es una sociedad tan estereotipada que así tengas un certificado en notaría de que ‘no naciste en cura de oro’, la gente rápidamente escucha tú forma en la hablar y dice ‘imposible’. Duele que la gente crea que por una forma de hablar uno -automáticamente- no tenga derecho o la posibilidad de opinar; que fue una de las primeras impresiones que tuve al empezar en el Dane. Muchos decían: ¿Qué hace un gomelo hablando de pobreza?’ Si hay posibilidad de cambiar esas creencias a partir del ejemplo, genial, ojalá la gente escuche. Yo creo que tengo mucho hater arrepentido y lo encuentro en redes sociales. Algo que sí me duele es que la gente piensa que uno no come donde le toque y, curiosamente, quedan sorprendidas cuando me ven comiendo empanada en el Portal de las Américas o fritanga en Ciudad Bolívar. No puede ser que sigamos siendo una sociedad tan estereotipada.

Las2orillas: Empecemos a hablar sobre su candidatura, ¿Cuáles van a ser sus propuestas más importantes para llegar al Palacio de Liévano?

Juan Daniel Oviedo: La primera es honrar la independencia que estamos ofreciendo con este proceso de recolección de firmas. Nosotros estamos convencidos que la ciudad tiene unas problemáticas que están afectando sentimientos, no tienen color político y tienen cara; aunque se manifiesten de forma distinta en diferentes localidades de la ciudad.  Por eso, en ese contexto de independencia, queremos alejarnos de la polarización y establecer unas prioridades a la hora de resolver problemas.

Las2orillas: ¿Cuáles serían esas prioridades?

Juan Daniel Oviedo: Movilidad, seguridad y pobreza. Dentro de éstas tres prioridades, ya se empiezan a esbozar algunas acciones específicas: en términos de movilidad vamos a ser muy exigentes con la ejecución de las obras, recordemos que son casi 10 años en los que Bogotá va a estar en obra con inversiones de más de 29 billones de pesos y queremos cambiar la cultura del odio por la cultura de la convivencia. Para ello, buscar una medida alternativa al ‘pico y placa’ es esencial y permitirá que todos los ciudadanos contribuyan a la congestión vehicular.

En términos de seguridad queremos hablar sobre el ejercicio de la autoridad. Colombia tiene un estigma que cree que la autoridad es abuso, ser un dictadorzuelo o hace parte de un gobierno autoritario. Pero, en realidad, la autoridad es el prestigio que se gana con legitimidad y es fundamental para administrar a 17.800 policías que tiene la ciudad y que están desanimados, que no se sienten valorados; la manifestación social creo un choque de confianza en contra de la policía que queremos resolver. Además, queremos brindarle mayor tecnología, efectividad y convertir a Transmilenio en la primera zona de seguridad.

Finalmente, en el tema de pobreza son 3 millones de 8 millones de habitantes que la están pasando mal y 800 mil que están en situación de seguridad alimentaria. Es necesario crear empleo, sobre todo para las personas jóvenes y las personas mayores de 45 años. Para ello, tenemos aterrizado una plataforma de formación vocacional con una plataforma distrital de empleo, donde el distrito forme en competencias específicas a los habitantes de la ciudad y -una vez formados- puedan acceder a un servicio de empleo que sea eficiente.

Las2orillas: Usted es un outsider en la contienda electoral. ¿Qué libertades le ha permitido? ¿Ha creado nuevos lazos con la ciudadanía?

Juan Daniel Oviedo: Ese es el punto más conmovedor de esta experiencia, yo he sido una persona trabajadora y disciplinada, enfocada en cumplir objetivos. Pero este objetivo de llegar al Palacio de Liévano no depende solo de mí, depende de las propuestas, del entorno político y de los sentimientos de los habitantes de la ciudad; muchos de ellos se sienten abandonados o desilusionados por el ejercicio de la política. Ha sido muy conmovedor ese riesgo como outsider y el reconocimiento de la gente en la calle, que tiene un tinte de cariño y, de forma desinhibida, se siente representada con mi historia de vida. Por más arriesgado que sea, hay que intentarlo y entregarse un 100% a este proyecto.

El común denominador de la gente dice ‘todos los políticos vienen cada cuatro años, ponen cara de ponqué, nos piden la firma y después se olvidan completamente de nuestras preocupaciones y necesidades’.  Yo tengo el interés de que la gente aprecie lo que soy y lo que yo hago. Hay que reconocer que uno no le puede caer bien a todo el mundo, ver el rechazo y la negativa de algunos partidos políticos es un ejercicio personal muy interesante.

Las2orillas: ¿Dentro de sus propuestas hay alguna política destinada a población LGTBIQ+?

Juan Daniel Oviedo: Sí, los datos nos dicen que las personas que tienen orientación sexual o identidad de género diversa están alcanzo la mano para trabajar (80%), en comparación con las personas que no hacen parte de esta población (60%). Tenemos una apuesta muy grande de desestigmatizar los mecanismos de inclusión laboral. Yo, como alcalde, puedo ser arbitro para escuchar las necesidades de los ciudadanos y la Plataforma Distrital de Empleo va a identificar si es necesario fortalecer alguna competencia para la prestación de labores.  Después, tendremos la oportunidad de que los empresarios nos comenten qué personas requieren y con ello emparejar las necesidades de las personas; incluyendo, en este proceso de formación, a la población adulto mayor y las personas con discapacidad.

Las2orillas: ¿De qué se tratará la ‘Cátedra Bogotá’?

Juan Daniel Oviedo: Es un concepto para que los niños, niñas y jóvenes tengan un camino hacia la ética, que reconoce la diversidad y el ejercicio de la ciudadanía para que podamos tener más cultura ciudadana. Con estos dos barcos, uno en el área de la educación y otro en la incursión laboral (respondiendo la pregunta anterior), podremos tener una mejor sociedad sin categorizar a las personas y sin propiciar extremos que lleven a que tengamos un país más polarizado.

Las2orillas: ¿Qué evento político le marcó la vida? ¿Tal vez algún relato de su abuelo (que ocupó un espacio muy importante en su vida)?

Juan Daniel Oviedo: Los relatos de la violencia que me contaba mi abuelo, el asesinato de Luis Carlos Galán y la firma del Acuerdo de Paz; antes de que se llevara a cabo el plebiscito. Me acuerdo que vi el periódico y dije: ¿Qué tal que eso se devuelva? Eso me mostró las ínfulas de superioridad que se generan en la política y me dije: por qué no esperar a que el pueblo hablara.

Segmento de preguntas rápidas

Las2orillas: ¿Cuál es su música favorita?

J.D.O: Electrónica.

Las2orillas: ¿La pasta al pesto es su plato predilecto?

J.D.O: Por necesidad, sí. Era lo único que me quedaba rico cuando vivía en Europa y es uno de los planos que más me gusta preparar con Sebastián.

Las2orillas: ¿Cuál es su plan favorito con ‘Mora’ (su mascota)?

J.D.O: Trotar en el parque Simón Bolívar.

Las2orillas: ¿Cuántas horas duerme en la noche?

J.D.O: Cuatro o cinco horas.

Las2orillas: ¿Algún ‘Guilty Pleassure’?

J.D.O:  Una buena comida y unos buenos tragos.

Las2orillas: De las fotos que le tomaron en el Dane, ¿Cuál es su favorita?

J.D.O: Una foto que me tomó Forbes, aunque la periodista tenía un sentimiento de culpa muy grande porque, en la otra sala, estaba el duro del Banco Mundial en Colombia.

Las2orillas: ¿Qué ‘tip’ tendría para las personas o las empresas que quieren comunicar datos de una forma más eficiente?

J.D.O: Los datos no sirven de nada sino se convierten en información y para que ello suceda se necesita la apropiación de ese dato por parte del que recibe el mensaje. La comunicación se vuelve clave siempre y cuando puedas ponerte en los zapatos del receptor. La gente en Colombia recibió de buena forma que yo fuera muy pedagógico y estructurado en la forma en la que mostraba el contexto y las consecuencias de los datos. Antes la inflación era un número del que la gente desconfiaba y ahora la gente ve la inflación como un problema de su vida diaria porque entiende su significado. En fin, es necesario ponerse en los zapatos de la persona que va a recibir ese mensaje.

Las2orillas: ¿Cómo quiere ser recordado?

J.D.O: Yo quiero ser recordado como una persona disciplinada. De hecho, tengo una frase de Séneca que me marca muchísimo y dice: el éxito es cuando la preparación se junta con las oportunidades. Cuando uno es disciplinado y se está preparando continuamente tiene la posibilidad de aprovechar las oportunidades. Así ocurrió el caso del Dane, me preparé para ocupar el cargo directivo y, en este momento, espero lograr una oportunidad como alcalde para lograr una muy buena gestión.

Esta es la ficha técnica de la encuesta que lo posiciona como el favorito para la Alcaldía de Bogotá

También le puede interesar: ¿Qué culpa tiene el arte?

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Dónde están los catalanes amigos de Petro a los que Fico les quitó el contrato de basuras en Medellín

Dónde están los catalanes amigos de Petro a los que Fico les quitó el contrato de basuras en Medellín

El caluroso reencuentro de Petro con Benedetti en su visita a Suecia

El caluroso reencuentro de Petro con Benedetti en su visita a Suecia

Nota Ciudadana
El poder de los jóvenes en Colombia

El poder de los jóvenes en Colombia

Nota Ciudadana
La universidad francesa que se lanzó a organizar un simposio sobre el reguetón

La universidad francesa que se lanzó a organizar un simposio sobre el reguetón

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--