Los retos y luchas que tiene el Pacto Histórico

Los retos y luchas que tiene el Pacto Histórico

Un Pacto Histórico humanista, progresista ha de ser el mejor, el más cordial, el mejor amigo, un orientador, y para ello debe estudiar y capacitarse todos los días

Por: EDISON PERALTA GONZÁLEZ
mayo 08, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Los retos y luchas que tiene el Pacto Histórico

No hay bandera lo suficientemente larga para cubrir la vergüenza de matar tanto inocente.
HOWARD ZINN.

Desde hace siglos nuestro pueblo grita llora y muere y renace y aplaude sus verdugos que viven como dioses terrenales en palacios y búnker mal habidos como legado, según ellos, de la "divina providencia". ¡Qué infamia! Han querido ocultarle al mundo y sus vasallos que el bienestar y privilegio de que gozan solo es posible gracias a la degradación y esclavización de quienes de una u otra forma han tenido que acercarse a sus desventuradas cavernas. "Ya no hay patrias, como afirmara Diderot, de un polo a otro solo veo esclavos y tiranos".

En las pequeñas y medianas poblaciones del olvidadizo país de kakataima, como en otros muchos de esta nación desvalijada, unas élites advenedizas pretenden justificar sus riquezas mal habidas con la bendición de sus dioses y la espada y la cruz, como en la invasión española, para mantener la "chusma a raya" como intuye Noam Chomsky, el crítico escritor norteamericano al referirse a los esclavos modernos que no son otra cosa que los desamparados que luchan contra la opresión y la miseria. Es decir, no permitirles pensar, mantenerlos ocupados viendo futbol, Realities shows y televisión basura, que no protesten sino aplaudan a sus amos y patrones y mercachifles predispuestos a perseguir y desaparecer a quienes se atrevan a disentir de sus maquiavélicas posturas.

En los siglos que siguieron al holocausto y extinción de los Pijaos y las guerras de independencia, apátridas figuras ultrajaron el sueño del Libertador de devolver la tierra a los campesinos, sus verdaderos dueños e inventaron decenas de guerras civiles para anegar los campos con la sangre de humildes que nunca pudieron entender las causas de la muerte. Generales y coroneles ambiciosos y hacendados analfabetas ávidos de poder y tierra crearon latifundios y provincias y pequeños estados para dirimir sus desvaríos y ensangrentar los nuevos territorios.

En el siglo 20 los mismos bellacos y vástagos inventaron la violencia partidista entre rojos y azules para que el pueblo malinformado e ignaro se matara por millares en campos y ciudades y complacer a sus amos y dioses que volaron al extranjero a rezongar su cobardía mientras pasaba la tormenta de la muerte.

Poco después fundarían el Frente Nacional, una dictadura civil fascistoidea para seguir matando inocentes y robar la tierra y las riquezas que pertenecen a todos los colombianos. Luego vendría la mafia y los dólares a curar el hambre y asesinar por millares a unos y otros ad-portas del advenimiento de la doctrina neoliberal que permea indolente en nuestros territorios con el beneplácito de adalides vergonzantes de este atormentado país de "cafres" como predijera el maestro Darío Echandía.

"El neoliberalismo… como indica Fernando Buen Abad Domínguez, es una máquina trituradora de derechos sociales adquiridos; una demoledora de los principios humanistas solidarios; una “picadora de carne humana” en los centros laborales, educativos y sanitarios; es una aplanadora de instituciones y una fenomenal maquinaria de humillaciones, depresiones y desmoralización… todo eso al servicio de un sector peligrosamente desquiciado por la usura, el individualismo más tóxico y la meritocracia supremacista de los amos en alianza con sus cómplices. Un infierno de corrupción y crimen que debe ser tipificado como etapa histórica “de lesa humanidad”.

Y así, después de tanta muerte, atropellos y despojos una mañana de 2021 irrumpe en el escenario político colombiano el Pacto Histórico como una utopía posible de derrotar franca lid y democracia las élites politiqueras culpables de nuestras miserias y desgracias. Y lo logramos. Después de una asimétrica lucha en caminos y barrios y calles y avenidas y estallidos sociales que nos antecedieron. Y la juntanza de desheredados de esta "Colombia "Amarga" llegamos al solio de Bolívar.

Ahora el poder político ha recaído en nuestras hombros, senado y cámara de representantes en coalición con otros buscando gobernanza. Y elegimos de presidente a un guerrero, la inteligencia más preclara parida en las entrañas del pueblo para contarle a Colombia y al mundo que no estamos equivocados. Queremos paz total y reformas con equidad y justicia social para que no vuelva nunca más a enlutarse las ilusiones de nuestro pueblo.

Sinembargo no basta con el poder político. No está en nuestras manos el poder económico que se niega a aceptar la derrota electoral. Aúllan los medios neoliberales como lobos en los desiertos del odio entrampando verdades "como enuncia el dramaturgo vasco Alfonso Sastre: “Lo peligroso que puede ser un micrófono en manos de un cretino, cuando el tal cretino goza de total impunidad".

Nuestra tarea como actores incondicionales del pacto histórico es seguir rejuntándonos para elegir a los nuestros en concejos, alcaldías, gobernaciones y cargos de elección popular donde tengamos incidencia. El Pacto Histórico es el comienzo de una gran lucha hasta derrotar en forma definitiva ese opresor que todos llevamos dentro y que permea indolente en cada una de nuestras conciencias.

Un trasformador social del pacto histórico, humanista, progresista o como quiera llamarse ha de ser el mejor, el más cordial, el mejor amigo, el mejor hermano, compañero, el más solidario, el más completo de los seres humanos que vive y vibra con el contacto diario del pueblo. Debe ser un orientador y para ello debe estudiar y capacitarse todos los días. Debe ser un trabajador social incansable.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
He tomado cursos de escritura creativa para ser escritor(a) pero sigo siendo un(a) idiota, ¿qué hago?

He tomado cursos de escritura creativa para ser escritor(a) pero sigo siendo un(a) idiota, ¿qué hago?

Nota Ciudadana
Talento Visible: Entre el gueto y la burbuja del privilegio: réplica a columna de Piedad Bonnett

Talento Visible: Entre el gueto y la burbuja del privilegio: réplica a columna de Piedad Bonnett

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--