Las preguntas incómodas que la empresa de plásticos Darnel no quiso, no supo o no pudo responder

Las preguntas incómodas que la empresa de plásticos Darnel no quiso, no supo o no pudo responder

Las políticas de sostenibilidad ambiental del que es considerado uno de los mayores contaminadores plásticos de la región quedan en entredicho

Por: J. Octavio Pineda
mayo 20, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Las preguntas incómodas que la empresa de plásticos Darnel no quiso, no supo o no pudo responder

Un principio básico de la producción y el consumo responsables es la llamada Jerarquía de Gestión de Residuos, que consiste en evitar, reducir y reutilizar antes que reciclar o desechar.

En un planeta cada vez más contaminado con desechos plásticos, incluidos los de un solo uso, la prevención (evitar, reducir y reutilizar) es crucial, pues muchos plásticos ni siquiera son reciclables.

Basta darse una vuelta por las calles de Bogotá para constatar que ni los recicladores de oficio se llevan los empaques o recipientes de poliestireno expandido (EPS, las siglas en inglés), que en Colombia llaman icopor.

Y así como el “icopor”, hay muchos otros tipos de plásticos, como los multilaminados o los fabricados con plástico reciclado, que tampoco son reciclables, y terminan directamente en el relleno sanitario.

De ahí que separar y reciclar los desechos plásticos no sea suficiente: mucha de la solución empieza por la prevención y el consumo responsable.

Con todo esto en mente, fruto de una sólida formación técnica, quise saber qué medidas de prevención en gestión de residuos adopta la multinacional Darnel, considerado uno de los mayores contaminadores por residuos plásticos en la región.

En su defensa, ellos seguramente esgrimirán que quienes contaminan no son ellos, sino quienes usan y disponen de sus productos, pero como parte de una responsabilidad extendida del productor que ellos eluden, es claro que si ellos mismos no hacen campañas de prevención, que inviten al consumo moderado o responsable de sus propios productos, ellos mismos están favoreciendo esa contaminación.

Tanto así que, pese a que sus productos impactan directa o indirectamente a cientos de miles e incluso millones de personas, se ufanan de haber “concientizado” a 13,500 personas en 2022 sobre economía circular y cierre de ciclo (según su página de internet), una cifra irrisoria.

“Como compañía no estamos interesados en participar en esta entrevista”, se limitó a responder por correo electrónico, sin dar mayores explicaciones, la directora de mercadeo de Ajover Darnel, Andrea Rincón.

Por su relevancia e interés para el lector, compartimos las cuatro preguntas textuales que se hicieron llegar a la empresa y que, a la fecha de publicación de este artículo, prefirieron no responder:

-  Un principio básico de la producción y el consumo responsables es la jerarquía de gestión de residuos (evitar, reducir y reutilizar antes que reciclar o desechar). No obstante, la mayoría de sus productos son de un solo uso, que inundan el mercado. ¿13,500 personas concientizadas en 2022 sobre economía circular y cierre de ciclo no les parece una cifra irrisoria para un mercado que en realidad es de millones de consumidores directos o indirectos?

- ¿No les da algo de remordimiento ver que en las canecas públicas y en los basureros sus productos de un solo uso están entre los que más abundan, empezando por los de icopor, que ni los mismos recicladores se llevan?

- Ustedes presumen fabricar sus productos con millones de botellas recicladas, ¿pero qué porcentaje de sus propios productos terminados en realidad reciclan, sobre todo en plásticos de un solo uso, incluido icopor (por ejemplo, en 2023 cuántas toneladas de producto fabricaron solo en Colombia y cuántas toneladas de sus propios productos lograron reciclar [no de otros fabricantes como botellas pet, sino empaques propios])?

- En esta entrevista, ¿a qué metas reales más ambiciosas de sostenibilidad ambiental se comprometen a futuro, lo que incluye campañas masivas de concientización para que la gente haga un uso más responsable de sus productos (empezando por evitar, reducir o reutilizar, pues sabemos que reciclar no basta)?

Este silencio premeditado de la empresa pone muy en entredicho sus supuestas políticas de sostenibilidad ambiental, que es lo que también llaman impostura ecológica, ecoblanqueo o greenwashing.

Además, una empresa que no garantiza la recolección y el reciclaje de los productos que fabrica, como en el caso de Darnel, no emplea un modelo de economía circular, como ellos presumen, sino uno lineal que simplemente se nutre del aumento exponencial de residuos plásticos que se generan en el planeta.

Crónica de un silencio premeditado

Queriendo conocer la postura de la empresa sobre estos temas ambientales cruciales, el pasado 3 de abril contacté por correo electrónico al “oficial de cumplimiento” de la empresa, que figura como contacto en la sección de Línea Ética de su página de internet.

Al día siguiente recibí un correo de la directora de mercadeo, Andrea Rincón, agradeciendo mi interés en temas de sostenibilidad de la marca e incluso ofreciendo agendar “con gusto” una entrevista con Ana Arabia, la jefe de sostenibilidad.

En el mismo correo, me pidió que antes les presentara el medio para el cual sería la entrevista, su público y el enfoque de la misma, entre otros puntos.

En respuesta, les detallé para qué medios nacionales e internacionales he colaborado, mi sólida formación en gestión de residuos (que incluye cursos de especialización con universidades del exterior), los temas que abordaríamos, e incluso les ofrecí enviarles las preguntas por escrito (para que pudieran responderlas sin los afanes y la sorpresa de una entrevista en caliente, que seguramente los habría corchado).

El lunes 8 de abril le envié las preguntas arriba transcritas y a partir de ahí la amabilidad del comienzo cambió radicalmente, mutándose en absoluto silencio.

Después de varios intentos infructuosos por volver a contactarla tanto por correo como por teléfono, fue más de un mes después del primer contacto, el pasado 8 de mayo, que preferí reenviar las preguntas directamente a Ana Arabia, la jefe de sostenibilidad, y fue hasta entonces, el jueves 9 de mayo, que recibí finalmente la respuesta de Rincón en que dejaban en claro que como compañía no estaban interesados en la entrevista.

Algo que llama mucho la atención es que las respuestas de la empresa en materia ambiental estén filtradas por mercadeo, lo que confirma que lo ambiental está claramente supeditado a lo comercial.

De cualquier forma, tanto las preguntas no respondidas como la forma en que se gestionó esta no-entrevista ya dicen mucho, a los ojos del lector, sobre los verdaderos compromisos de Darnel en materia ambiental, de responsabilidad extendida del productor y de gestión de residuos.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Nota Ciudadana
El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--