La movilidad en Bogotá no da para más

La movilidad en Bogotá no da para más

Todos se tiran esta papa caliente que en cualquier momento va a explotar: TransMilenio no da abasto y otras alternativas reposan en los laureles de la planeación

Por: Luis Felipe Córdoba Suesca
septiembre 03, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La movilidad en Bogotá no da para más
Foto: Las2orillas

Hace ya algunos años se ha vuelto resonante la idea de que la ciudad está colapsada, que las horas pico son imposibles, que los servicios de transporte son ineficientes, entre otras. Lo cierto es que la ciudad está envuelta en un panorama poco prometedor en lo que a transporte público y movilidad se refiere. Sin embargo, hay que tener en cuenta las verdaderas causas de la problemática, pues parece que la ciudadanía de alguna manera se conforma con las condiciones que tiene que vivir. Bogotá es una ciudad cosmopolita de más de siete millones de habitantes, los cuales convergen en el centro de la ciudad en horas pico. Lo anterior representa, en muchas ocasiones, el colapso en la movilidad. Yo me pregunto: ¿hasta cuándo la infraestructura de Bogotá podrá soportar esto?

Lo cierto es que la ciudad y la ciudadanía están en un momento crucial. Cada vez la población crece más y no hay espacio para tanta gente. El último Plan de Ordenamiento Territorial dispuso una “nueva forma” de habitar el espacio, en la cual la ciudad cesa su crecimiento en los extremos sur y norte, disponiéndose a un crecimiento vertical, esquema que se ha venido realizando desde ya varios años y se puede ver representado en las urbanizaciones de apartamentos o en los renovados edificios del centro de la ciudad. Sin embargo, aunque se “soluciona el problema de habitabilidad”, se deja por fuera un listado de problemáticas, entre las cuales se encuentra la movilidad, porque una cosa es que vivamos unos sobre otros en espacios cada vez más pequeños y más costosos, y otra es que poder circular por una ciudad colapsada, que por azares del destino ha podido mantenerse en pie aún con los altos costos de transporte y la reciente oleada migratoria.

El tema del transporte es, a mi parecer, la prueba fehaciente de que los bogotanos no tenemos un sentido de pertenencia por la ciudad, pues nos parece mucho más sencillo delegar responsabilidades al gobierno, mismo gobierno que se supone debería encargarse de gestionar una circulación eficiente o cuando menos digna al interior de la ciudad. Sin embargo, si dirigimos la atención a la administración tampoco hay un interés aparente por ese bienestar social. Parece un juego en el que todos se tiran una papa caliente que en cualquier momento va a explotar, porque TransMilenio no da abasto y otras alternativas reposan sutilmente en los laureles de la planeación.

Para ampliar lo anterior solo hace falta voltear a ver una de las crecientes problemáticas del antagonista por excelencia de esta novela (TransMilenio), pues está más que claro que este servicio se quedó corto para la ciudad. En el pasado mes de mayo de 2019, se dio a conocer un estudio de la Universidad Nacional que señala: “al día evaden el pago 384.000 personas, es decir, el 15,36 por ciento del total de viajes que se realizan a diario (2’500.000)”. Al cuestionar las razones de este fenómeno social se estableció que existen razones múltiples para el suceso, aunque de las más recurrentes son: el costo elevado del pasaje, una forma de resistencia antisistema y las condiciones precarias que el servicio presta en materia de seguridad, comodidad, etc. Todos estos puntos demuestran que este tipo de medios no cuentan con un aval de la ciudadanía.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
En el Caribe comes o pagas energía

En el Caribe comes o pagas energía

Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--