La iniciativa privada: desde la responsable a la insensible

La iniciativa privada: desde la responsable socialmente hasta la individualista e insensible

La iniciativa privada es valiosa cuando es honesta y con responsabilidad social. Pero existe el empresariado individualista, carente del sentimiento de solidaridad

Por: Germán Peña Córdoba
abril 01, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La iniciativa privada: desde la responsable socialmente hasta la individualista e insensible

LA INICIATIVA PRIVADA ES MUY VALIOSA, cuando es honesta, pulcra y transparente, cuando es amigable con el medio ambiente y tiene entre sus banderas la responsabilidad social. Es admirable la misión que cumplen muchos empresarios probos, que trabajan incansablemente por crear empleo, pagar puntualmente sus impuestos y ser parte del motor de desarrollo del país.

Es indudable, que la clase empresarial es fundamental y necesaria para el desarrollo de una próspera y sana economía. A los empresarios, se les debe brindar todas las condiciones necesarias de parte del estado, para incentivar la creación y fomento de la libre empresa, adicional a esto se debe crear un agradable clima de inversión, que conlleve a la confianza y a la implementación de un capitalismo democrático, con rostro humano, antítesis del hoy establecido "Capitalismo Salvaje".

Contrario a lo anterior, existe un sector del empresariado que se vanagloria de su postura individualista, carente del sentimiento de solidaridad y sensibilidad; es el privado indolente, insaciable, que actúa como un sector aislado y vive de manera corrupta de la teta del estado. Así, los son muchos y sacan pecho como exitosos empresarios. Grandes fortunas que asustan, acumuladas, no producto del trabajo honesto y denodado, si no, que son un acumulado de infinitos cruces licitatorios amañados, con pliegos de condiciones confeccionados a su justa medida: "pliegos sastre". Los exitosos empresarios, son auxiliados por el estado amangualado, cuando aparentemente caen en desgracia, y ellos pletóricos individualizan sus poderosas ganancias y nos socializan las perdidas. ¡Qué tan bueno así!

Muchas veces como parte de la retribución por sus cuantiosos aportes a las campañas son beneficiados con grandes exenciones tributarias. Realizan verdaderos latrocinios que les lavan la cara, fácilmente porque para ellos no existe una sanción social, la gente ha normalizado ese tipo de actuaciones, los convierten en sus héroes, modelos a seguir, estereotipos y modus vivendi admirados por las clases inferiores que ven en este accionar algo digno de imitar.

Aunque dentro de este tipo de empresariado existen algunos que cumplen cabalmente con el objeto contractual pactado en el caso de obras públicas, otros incumplen y dejan múltiples obras tiradas o inconclusas, que a la postre se convierten en verdaderos "Elefantes Blancos", que con el transcurrir del tiempo, son saqueados por los habitantes en situación de calle y luego devorados por la implacable maleza que crece de manera inusitada y los cubre con su verde manto. Con el tiempo, estos bienes estatales abandonados, amenazan ruina irrescatable y perpetua. Los que incumplieron, muchas veces, siguen orondos su camino y quizás habilitados para seguir contratando. ¡Esta es Colombia Pablo! expresó el poeta Jorge Rojas Erazo al igualmente poeta Chileno Pablo Neruda en un poema dedicado a el , de visita en Colombia por aquellas calendas.

Entiendo que una de las funciones del estado es "garantizar el pleno empleo". ¡Esto es claro! La ejecución presupuestal anual no da espera so pena perder los recursos asignados a los diferentes ministerios. La ejecución es sagrada, sinónimo de eficiencia y eficacia, pero la premura debe ir acompañada de transparencia y mas aun, en este gobierno del cambio, que los órganos de control, como nunca lo habían hecho, obsesionados, tienen sus ojos puestos para exagerar, ser un palo en la rueda y provocar el resbalón que hace caer de manera estrepitosa.

Votamos por unas reformas que ostensiblemente reclama Colombia. El sistema de salud es permeado por una política Neoliberal que básicamente propugna por las privatizaciones y el disminuir el tamaño del estado. La concepción de un sistema Neoliberal, no permite reformar la salud,  ni el sistema pensional, ni el laboral. Sectores empresariales que hacen parte del círculo de latrocinios, aceitan maquinarias políticas, aportan grandes sumas de dinero en campañas y compran al menudeo congresistas que luego obstruyen las reformas. Asi, las cosas se tornan difíciles.

Me he preguntado: ¿por qué no pasan las reformas, si ni siquiera se debaten?

Los empresarios propietarios de los medios de comunicación ayudan con su sesgo y el manido cuentico del Comunismo y, que "nos vamos a convertir en Venezuela". La reiterativa amenaza, de que ya viene el Coco, que tan buenos resultados electorales ofrece, cuando tenemos una sociedad permeada por el fraude de la desinformación. ¡El que miente roba! decía mi abuela Petrona Oliveros. ¡La desinformación es fraude!

El sector privado es parte integral de lo que sucede:  cuando el empresario termina siendo el único proponente en un proceso licitatorio, se deben prender las alarmas; no es sano tomar una decisión tan trascendental en esas circunstancias; es un ejemplo claro, el caso de la producción de las cartillitas de Pasaporte, que por su gigantesco costo parecen ser de oro y diamantes. Los casos del empresariado que aceita la maquinaria política y soborna congresistas, para luego obstruir las reformas, el Filibusterismo practicado como arma de dilación y chantaje, el partido Conservador concentrado en la próxima cuota burocrática, el glorioso partido Liberal Colombiano, cuya esencia era defender las causas sociales, hoy perdió su norte. Eso, por mencionar solo algunos.

Con todo este panorama hostil e irremediable; sin una clara salida a la vista , la única solución posible es una gran movilización social, reclamando los conculcados derechos. ¡A la movilización le debemos la elección de fiscal!

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible:

Talento Visible: "¿Y vos por qué creés que no puedo ser gerente?"

Nota Ciudadana
Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--