La historia secreta de 'Cali pachanguero'. A 10 años sin Jairo Varela

En una piscina de Cartagena, Jairo Varela ajustó los detalles de la canción. Los arreglos son de un bogotano que recibió $4000. A diez años de la partida del maestro

Por: Jorge Eric Palacino Zamora
agosto 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La historia secreta de 'Cali pachanguero'. A 10 años sin Jairo Varela

A diez años de la partida de Jairo Varela, recordamos esta página de su carrera musical

Fernando Martínez intérprete del icónico trombón y arreglista del tema dedicado a la capital vallecaucana, recuerda cómo se hicieron los arreglos de la canción que tuvo dos versiones antes de ser grabada y que fue la salvación del célebre grupo salsero colombiano.

«“¡Así no!, Macabí, te dije que así no me gusta la canción”-ledijo el maestro Jairo al pianista y me dijo- “vení mono, vení, vamos a cuadrar el arreglo”». Las palabras eran del genio Jairo Varela, el destinatario Fernando Martínez y el tema en referencia Cali Pachanguero, la pieza musical que marcó el devenir del grupo Niche.

Martínez, curtido trombonista bogotano quien hizo parte de Los Titanes, Fruko, Guayacán, Los Graduados y Latin Brothers, entre otras agrupaciones, recuerda el paso a paso de la grabación de Cali Pachanguero en el estudio dos de Codiscos en El Poblado.

El trombonista Fernando Martínez, el músico que cuenta la historia. Foto: Fernando Martínez.

«Yo estaba en Bogotá para febrero de 1984 en, ahí sin hacer nada cuando me llama Alí ‘Tarry’ Garces y me dice “‘mono’ te pusimos un pasaje para que te vengas para Barranquilla a tocar los carnavales”», refiere Fernando quien aceptó la oferta del talentoso saxofonista, que inició su carrera con los Reales Brass y luego fue músico de la orquesta caleña, bajo la dirección de Varela.

Entre las presentaciones en la arenosa carnavalera estuvo la inauguración de la discoteca Shadow, tristemente célebre por ser el escenario de la muerte del actor Jaime Saldarriaga en 1986. Niche siguió su periplo por la costa Atlántica hacia Cartagena de Indias donde se celebraría el festival de música del Caribe, según refiere Martínez quien por estos días goza de una temporada de descanso en su finca de Bochalema- Norte de Santander.

Jairo Martínez y el músico puertorriqueño Papo Luca.

Ya en Cartagena se organizó un ensayo de los temas que se iban a grabar en el álbum No hay quinto malo. “Ahí fue cuando vino el episodio de la rabieta de Jairo porque no le gustaba la manera como Macabí -Nicolás Cristancho, pianista de Niche-, había arreglado Cali Pachanguero”.

Carátula del álbum 'No hay quinto malo'.

Varela dirigía y ponía las condiciones de su propia orquesta. Martínez se sentía complacido de estar en la banda de Varela, el artista que diez, años atrás, se desempeñaba como ayudante de sonido de la agrupación de Washington y sus latinos, en la que el trombonista bogotano hacía sus pinitos en el género salsa.

“Estábamos en un hotel frente al mar Caribe, no me acuerdo el nombre y ahí empezamos a ensayar el tema y hubo una partecita donde Macabí le dejó un compás más y fue cuando el maestro Jairo paró la orquesta, molesto porque no le gustó algo ahí de esa parte del tema. Ellos entraron en discusión y es cuando Jairo me llama y ahí al lado de la piscina yo cogí el papel pentagrama. Nos sentamos y Varela empieza a tararear ‘para rara ra ra ra ra ra ra’ y yo a transcribir en nota el arreglo. Ese arreglo lo hicimos sin ningún instrumento armónico”.

Nicolás Cristancho, Macabí, el pianista que hizo el primer arreglo de Cali Pachanguero.

La canción quedó casi que terminada porque no había necesidad de hacer todas las armonías. “Eso estaba listo porque ya se la sabían Macabí en el piano, Pacho García en el bajo y Ostwald Serna en el tres. Yo lo que hice fue escribir fue la melodía de las trompetas, saqué las voces para primera trompeta y segunda trompeta, saxo alto y trombón con una armonización para cuatro metales”

En el estudio

“Primero grabamos la base que iba con timbal, conga y el bongo, después grabamos uno por uno los instrumentos, pero limpiecitos, grabamos la parte rítmica, la armonía y luego metimos los metales en este orden; primera trompeta, segunda trompeta, saxo y finalmente el trombón que fue lo último que se incorporó”.

Fernando tiene muy vivo el recuerdo del momento en que tomó el instrumento para dejar su impronta en el tema emblemático.  “Yo llegó a meter el trombón y lo hice más abajo de cómo estaba escrito, más grabe digamos, y pensé que Jairo me iba a parar y me iba a hacer repetir, pero no me dijo nada, yo quería hacerlo en tres octavas diferentes, pero me costaba hacer notas agudas porque yo venía de una cirugía, por eso lo metí abajo y pues gustó.  Ese día también grabé el trombón de la Negra no quiere, a esa altura, el primer disco de Niche a dos trombones”.

“Ese día grabamos también Serenata, que me lo dictó todo Jairo y metí mano en el tema Rosa que va en tono menor y ahí va una parte donde Varela me le hizo meter, un pedacito de la melodía de Novia mía- bolero de José Antonio Méndez- y lo armonicé. La voz la hizo Moncho Santana, otro primerizo como yo, con él después nos reencontramos con el grupo Star que tenía como pianista a Sergio George, posterior arreglista de Marc Anthony”.

Ese momento que transcurrió en 45 minutos fue la graduación de Fernando Martínez, su pasaporte a músico de élite y con un rol importante en la agrupación salsera más reconocida de Colombia. El álbum No hay 5 malo, uno de los trabajos históricos del grupo caleño, es un tesoro que el artista guarda con recelo. Su nombre aparece en la carátula como coarreglista de la canción, considerada himno de la salsa colombiana y por cuyo arreglo recibió 4.000 pesos.

Fernando cuenta las anécdotas mientras aventura sonidos jazzísticos en su trombón de vara. Hace dos años se refugió en estudio que acondicionó en Bochalema, zona de Norte de Santander donde repasa capítulos novelescos de su paso por Niche y los recuerdos del maestro Jairo Varela.

Niche en 1984 en el programa de Jorge Barón. Empezaba a sonar el tema con mucha fuerza.

Luego de presentaciones y giras que vinieron con el éxito de Cali Pachanguero y previo a un concierto en una discoteca de la ciudad, viene el incidente que lleva a Martínez a separarse de Niche. “Pues Jairo estaba con el tema de las multas y me quería amonestar porque me sorprendió tocando una canción que no era del grupo, pero eso era ahí mientras yo calentaba con el instrumento, no había público ni nada, por lo que no acepté la multa y decidí salir de la orquesta”.

Terminaba la historia en Niche del músico que ayudó al resurgimiento de la orquesta con el álbum que marca un punto clave en la historia musical de Jairo Varela. El trabajo fue también una tabla de salvación, puesto que se trató de una última oportunidad de Codiscos. Al parecer las ventas de los álbumes anteriores no eran las mejores, según lo confirmó Tarry Garces en entrevista concedida a Jaime Rodríguez del programa Acorde frecuencia digital

Gracias a su talento Fernando Martínez se quedó en Codiscos donde inició una gran carrera como compositor de música tropical. Su éxito No busques perdón interpretado por la orquesta de Milton Paz lo llevó a la escena y al éxito como compositor y arreglista.

Antes de la pandemia, Nicolás Cristancho y Fernando Martínez se encontraron en Barcelona.  Por invitación del expianista de Niche, quien toca en la discoteca Salsa de esa ciudad española, interpretaron Cali Pachanguero en la versión de Macabí, la pieza con el arreglo que no se grabó y se dio la oportunidad de oro para el trombonista bogotano.

-.
0
6400
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus