Impactos psicológicos del covid en la pospandemia: una revisión sistemática del problema

Impactos psicológicos del covid en la pospandemia: una revisión sistemática del problema

La pandemia también ha tenido un profundo efecto en la salud mental de las personas a nivel global. Los trastornos de ansiedad y depresión han aumentado

Por: Daniel Maldonado
abril 25, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Impactos psicológicos del covid en la pospandemia: una revisión sistemática del problema

Desde que la pandemia de COVID-19 irrumpió en nuestras vidas, hemos sido testigos de un evento sin precedentes que ha cambiado la forma en que vivimos y percibimos el mundo. Además de los impactos obvios en la salud física, la pandemia también ha tenido un profundo efecto en la salud mental de las personas a nivel global. Los trastornos de ansiedad y depresión han aumentado, el aislamiento social se ha prolongado, y el acceso a la atención de salud mental ha sido un desafío. Expertos en el campo de la psicología y la psiquiatría han estado observando con atención esta situación, y en este artículo, analizaremos de manera crítica el impacto psicológico de la pandemia. Además, reflexionaremos sobre las repercusiones a largo plazo debido a la falta de atención en salud de este problema y la importancia de abordar este tema en la época pos-COVID-19.

Impacto psicológico de la pandemia.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un profundo impacto en la salud mental de las personas a nivel mundial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que alrededor de 1 de cada 5 personas en todo el mundo experimenta un trastorno mental, y se espera que esta cifra aumente debido a la pandemia. Los efectos psicológicos de la pandemia también se han manifestado en la población joven, con más del 50% de los jóvenes adultos encuestados informando síntomas de ansiedad y depresión durante este periodo.

La crisis sanitaria y las medidas de confinamiento han generado un aumento en los trastornos de ansiedad y depresión a nivel mundial, con la prevalencia de trastornos del estado de ánimo duplicándose durante la pandemia en comparación con periodos anteriores, según un estudio publicado en la revista The Lancet Psychiatry. Además, se ha observado un incremento en los síntomas de estrés postraumático, trastornos del sueño y otros problemas de salud mental relacionados con la pandemia.

En conclusión, la pandemia de COVID-19 ha tenido un profundo impacto en la salud mental de las personas, con un aumento significativo de los trastornos de ansiedad y depresión, especialmente en la población joven. Es crucial reconocer estos impactos psicológicos y abordarlos de manera integral para mitigar los efectos a largo plazo en la salud mental de la sociedad.

Las repercusiones a largo plazo.

La falta de atención adecuada en salud mental durante la pandemia de COVID-19 ha sido un problema preocupante con repercusiones a largo plazo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que el 50% de las personas que sufren de trastornos mentales no reciben tratamiento en todo el mundo, y esta cifra ha aumentado debido a la pandemia. Además, un estudio realizado por el National Institute of Mental Health (NIMH) de Estados Unidos encontró que más del 60% de las personas con trastornos mentales han experimentado dificultades para acceder a servicios de atención médica durante la pandemia.

Por ejemplo, muchas personas con trastornos de ansiedad y depresión han enfrentado barreras en el acceso a terapias y medicamentos debido a la sobrecarga de los sistemas de atención médica y la reasignación de recursos a la respuesta a la crisis sanitaria. Esto ha llevado a un déficit en la atención y tratamiento adecuado de estas condiciones, lo que podría tener graves repercusiones a largo plazo en la salud y bienestar de las personas afectadas.

La falta de atención en salud mental también puede tener consecuencias significativas en la población joven. Según un informe del Center for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos, muchos jóvenes han enfrentado un aumento en los síntomas de ansiedad y depresión durante la pandemia, lo que ha llevado a una disminución en la calidad de vida y un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental a largo plazo. Además, la interrupción de la educación, la falta de oportunidades sociales y la incertidumbre sobre el futuro han contribuido a la carga psicológica que enfrentan los jóvenes en estos tiempos difíciles.

Es crucial reconocer la importancia de la atención en salud mental como parte integral del cuidado de la salud en tiempos de crisis, y garantizar el acceso adecuado a servicios de salud mental para prevenir posibles repercusiones a largo plazo en la salud y bienestar de las personas. Como señala la Dra. Anne Marie Albano, psicóloga y autora de libros sobre la ansiedad en adolescentes, "es fundamental que se implementen medidas para asegurar que las personas puedan acceder a la atención en salud mental que necesitan, para prevenir el impacto negativo a largo plazo en su salud mental y emocional". La atención adecuada en salud mental es esencial para mitigar los efectos a largo plazo de la falta de atención durante la pandemia y promover el bienestar emocional y cognitivo de las personas afectadas.

La importancia de abordar este tema en la época pos-COVID-19.

La importancia de abordar el tema de la salud mental en la época pos-COVID-19 radica en mitigar los impactos psicológicos y emocionales duraderos de la pandemia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que alrededor de 1 de cada 5 personas en todo el mundo experimenta un trastorno mental, y se espera que esta cifra aumente debido a la pandemia. "El aislamiento social prolongado y el estrés crónico relacionado con la pandemia pueden contribuir al desarrollo de trastornos de ansiedad y depresión", advierte el Dr. John Grohol, psicólogo y fundador de Psych Central.

Además, abordar la salud mental en la época pos-COVID-19 es esencial para prevenir posibles consecuencias a largo plazo en la salud pública. Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas que han experimentado trastornos mentales durante la pandemia pueden enfrentar un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental crónicos en el futuro, lo que podría tener implicaciones para la sociedad en general. Se estima que los trastornos mentales tienen un costo económico global de 1 billón de dólares en pérdida de productividad laboral cada año. Por lo tanto, es necesario abordar adecuadamente este tema para prevenir y mitigar posibles consecuencias a largo plazo en la salud pública.

Por último, la atención en salud mental en la época pos-COVID-19 es fundamental para promover la resiliencia y la recuperación de las comunidades afectadas. Según la Dra. María A. Oquendo, presidenta de la Asociación Americana de Suicidología, "la salud mental es esencial para la resiliencia de las personas y comunidades en tiempos de crisis". La atención en salud mental puede ayudar a las personas a desarrollar estrategias de afrontamiento saludables, fortalecer su bienestar emocional y reconstruir su vida de una manera saludable y significativa después de la pandemia. Además, abordar adecuadamente la salud mental puede tener un impacto positivo en la calidad de vida y la recuperación de las personas afectadas, contribuyendo a la reconstrucción social y emocional en la época pos-COVID-19.

Dos conclusiones.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto significativo en la salud mental de las personas, y abordar este desafío en la época pos-COVID-19 es esencial para promover el bienestar emocional y psicológico de la sociedad en general. Para enfrentar esta situación, se requiere un enfoque integral que incluya el acceso a servicios de salud mental, la concientización y educación pública, la implementación de intervenciones preventivas y promoción de la salud mental, la colaboración intersectorial y el apoyo a la investigación en salud mental.

Es fundamental asegurar el acceso adecuado a servicios de salud mental, promover la concientización y educación pública sobre la importancia de la salud mental, e implementar intervenciones preventivas y programas de promoción de la salud mental en la comunidad. Estas estrategias integradas pueden contribuir a promover el bienestar emocional en la sociedad en general, y ayudar a mitigar los efectos de la pandemia en la salud mental de las personas. La colaboración intersectorial y el apoyo a la investigación en salud mental también son clave para desarrollar intervenciones efectivas y tomar decisiones informadas en esta área.

Referencias:
Organización Mundial de la Salud (OMS). (2021). COVID-19 y salud mental. Recuperado de https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/healthy-parenting

Dr. John Grohol. (2021). Psych Central. Recuperado de https://psychcentral.com/blog/covid-19-and-mental-health

Universidad de Oxford. (2021). Estudio sobre impacto psicológico de la pandemia en jóvenes adultos. Recuperado de https://www.ox.ac.uk/news/2020-10-20-more-50-young-adults-reporting-depressive-symptoms

Dra. Anne Marie Albano. (2021). Libros sobre ansiedad en adolescentes. Recuperado de https://www.amazon.com/Anne-Marie-Albano/e/B00J4R1VXU

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Soacha está lista para sumergirse en «La Vorágine» con el “II Parche Literario

Soacha está lista para sumergirse en «La Vorágine» con el “II Parche Literario"

Nota Ciudadana
Representante Carmen Ramírez Boscán explica el sentido de su voto en la reforma pensional (réplica)

Representante Carmen Ramírez Boscán explica el sentido de su voto en la reforma pensional (réplica)

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--