Fajardo, y su agridulce victoria en la Coalición Centro Esperanza

En un improvisado auditorio lo esperaron sus competidores de la consulta que no lograron disimular tensiones. Fajardo tendrá que unir una fuerza para las elecciones

Por:
marzo 14, 2022
Fajardo, y su agridulce victoria en la Coalición Centro Esperanza
Fotos: Leonel Cordero

A último minuto, el equipo de Fajardo se vio obligado a cambiar la casa esquinera en Teusaquillo en la que había hecho campaña para recibir los resultados en un auditorio más cómodo. Esta vez fue en el sector de Galerías que de inmediato se llenó con por lo menos 100 personas; simpatizantes del exgobernador de Antioquia, las juventudes fajardistas, concejales de la Alianza Verde y candidatos al Cámara y Congreso de la Coalición Centro Esperanza, esperaban con ansias a Fajardo. Contra todo pronóstico y a pesar de los roces al interior de la Coalición Centro Esperanza, los derrotados de la noche, Jorge Enrique Robledo, Alejandro Gaviria, Carlos Amaya y Juan Manuel Galán llegaron a lugar, tal como lo acordaron, para estrechar la mano de Fajardo, sellando una alianza que anunciaron iniciará la mañana siguiente.

En un pequeño salón, sencillo y un poco rústico, Sergio Fajardo celebró esa victoria que lo pone de nuevo en la carrera presidencial. Mientras, Petro hacía lo mismo en el Hyatt, el hotel más lujoso de Bogotá propiedad de los Sarmiento Ángulo, y Fico Gutiérrez en el hotel Dann Carlton, al norte de la capital. El arranque para recibir los resultados de la consulta fue en solitario, una especie de reflejo de lo que fue su campaña como coalición: cada uno de los precandidatos de Centro Esperanza decidió ver los resultados en su sede y al final de la jornada, cuando conocieron el veredicto final, se reunieron.

Tal como lo acordaron, los derrotados se trasladaron a donde se encontraba el ganador de la consulta

Jorge Enrique Robledo, a pesar de ser uno de los grandes electorales del Senado en las legislativas de 2018 y considerado el mejor congresista del país, cambió el Congreso por ser un precandidato presidencial más, fue el primero en llegar al lugar vestido de una chaqueta impermeable azul, igual a la que vestía Fajardo. A pesar de la derrota en la contienda, que lo catapultó en el quinto y último lugar con 161.176 votos que equivale al 7,46%, llegó cantando su respaldo a Fajardo, un apoyo que a partir de ese momento será duro y firme. No escatimó en gastos a la hora de advertir que vencerían a Petro y al candidato de Uribe y el Centro Democrático, Fico Gutiérrez.

Con Robledo llegó el cabeza de lista al Senado de la Coalición Centro Esperanza, Humberto de la Calle, que sacó más de 187 mil votos. De la Calle quedó relegado a un segundo lugar por un nombre poco conocido: se trata del youtuber santandereano Jonathan Ferney Pulido, el mayor elector de la Coalición Centro Esperanza, que alcanzó 189.291 votos.

A las 7 de la noche llegó Fajardo al recinto cogido de la mano de la exministra de Relaciones Exteriores, María Andrea Holguín. Antes de subirse a la tarima se reunió en el balcón del segundo piso para hablar con los precandidatos, el jefe de debate Juan Fernando Cristo y hasta Carlos Fernando Galán se coló. Susurraron, el rostro de los hermanos Galán mostraba una expresión de resignación, no era para menos. El Nuevo Liberalismo que tomó la decisión de irse solo con una lista cerrada al Senado, alejada de la Coalición Centro Esperanza y en donde la periodista Mabel Lara fue cabeza de lista, solo les dio para una curul: la de la representante a la Cámara Julia Miranda que alcanzó 39 mil votos.

Media hora después, Amaya, Robledo, Cristo, Gaviria y los hermanos Galán fueron recibidos en el auditorio al mejor estilo de una alfombra roja invisible que fue ordenada por la jefa de prensa de Fajardo. Pedía a gritos a los asistentes que no pusieran un pie en el centro del salón, no sin antes ordenar que no se les hiciera preguntas. La presencia que más generó comentarios en el público fue la de Alejandro Gaviria, quien llegó en compañía de su esposa y gerente de campaña, Carolina Soto, su jefe de debate, María Isabel Nieto y Camilo Quiroz, Director de Espacio Urbano y Territorial del Ministerio de Vivienda que le hizo una campaña fallida a Gaviria en su ciudad natal, Valledupar. El exrector de la Universidad de los Andes estaba acalorado, con sus cachetes rojos, nunca sonrió durante su estadía en el auditorio, se rehusó a responder preguntas e ignoró a un periodista de W Radio que le preguntó cómo recibía la victoria de Fajardo. El Gaviria animado que aceptaba a miembros de otros partidos políticos tradicionales en su equipo, no era el mismo Gaviria que se paró en la tarima a escuchar el discurso triunfal de Fajardo, su expresión denotaba un aire de nostalgia mientras sus cachetes se ponían más rojos de lo que se le pusieron cuando hizo sus recorridos en La Guajira y el Cesar.

Carlos Amaya, la revelación de la consulta de la Coalición Centro Esperanza

En tarima Fajardo tomó el micrófono y preguntó en donde se encontraba María Andrea Holguín, quien pasó desapercibida revuelta con el público. A diferencia de Daniela Assis, exreina de belleza y esposa de Carlos Amaya, que se montó en la tarima y estuvo al lado de Juan Fernando Cristo. El exgobernador de Boyacá fue la gran revelación de la noche, obtuvo la tercera votación más alta de la coalición con 430.194, siendo superado por una diferencia de 15 mil votos por Galán que logró 445.114 sufragios. La gran incógnita de la noche fue sí Fajardo escogería a Amaya como fórmula vicepresidencial. Eso se preguntaron en reiteradas ocasiones mientras el público animado gritaba Amaya vicepresidente.

Ya en el calor de la conversación, Fajardo agradeció el apoyo que hizo posible su victoria, a pesar de que solo se anotó 723 mil votos, muchos menos de los que consiguió en el 2018 en primera vuelta. Invitó a que los 8 millones de colombianos que no salieron ayer, lo hicieran en mayo. “Colombia nos está esperando para unirla y curarla de tantas heridas, de tantas rabias acumuladas” anunció, pero no sin antes lanzar un puntillazo final: a partir de ese momento la Coalición Centro Esperanza regresaría a sus orígenes hace dos años, actuaría en oposición al gobierno Duque y a las maquinarias políticas tradicionales.

Discurso de Fajardo, atrás de él se congregaron Juan Fernando Cristo, Humberto de la Calle, Jorge Enrique Robledo, Juan Manuel Galán, Alejandro Gaviria y Carlos Amaya

Fajardo se abstuvo de nombrar a sus opositores, no habló de uribismo ni petrismo, solo de acabar con la polarización y los extremos, y la única forma de hacerlo era con él, el autoproclamado verdadero Cambio.

Le podría interesar:

Fico, el cansón del colegio los Alcázares que unió a la derecha colombiana

Cinco horas de fiesta en el Hotel Gran Hyatt, la celebración del Pacto Histórico en Bogotá

 

-.
0
4700

"Los diálogos con el ELN no deben empezar de cero sino retomar lo avanzado"

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus